Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
retrovisor

Así fue el congreso más amargo de Rajoy

El cónclave que celebró el PP en 2008 permitió al presidente del PP zafarse del aznarismo, pero no sin el previo desplante y ninguneo

El cónclave que celebró el PP en 2008 en Valencia fue una dura prueba para el hoy presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Llegó al congreso en la más absoluta soledad, sufrió el desplante y ninguneo de la vieja guardia del partido, encabezada por la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, y el expresidente José María Aznar, y vio como hasta el último momento trataban de disputarle la presidencia del partido. Pero logró, con el apoyo decisivo del PP valenciano, dejar atrás el aznarismo, nombrar al frente del partido a un equipo de su absoluta confianza, colocando como secretaria general a una candidata de consenso, Dolores de Cospedal, antigua consejera de Aguirre, y dejar fuera a los críticos. La vieja guardia se retiró a los cuarteles de invierno a esperar mejores momentos. Cuatro años después, Rajoy llega a Sevilla como líder indiscutible gracias a sus resultados electorales, los mejores logrados por el PP en toda su historia.

FOTOGALERÍA: Y Rajoy dejó atrás el aznarismo

El congreso de Sevilla en imágenes: la soledad del líder, la irrupción de Aznar aclamado por los militantes, el cambio de la dirección...

Aguirre amaga con presentarse

La presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, amaga con presentar su candidatura al congreso con un duro discurso, en presencia de Mariano Rajoy, en el que critica la deriva del partido en el que machaca con un estribillo: "No me resigno".

El PP, en vilo

Hasta casi el último momento, la presidenta madrileña busca apoyos para apuntalar su candidatura. Rajoy la lleva a comer para limar diferencias y, finalmente, firman la paz en la recepción del Dos de Mayo, fiesta de la Comunidad de Madrid.

Rajoy exhibe su poder, sin Aguirre ni San Gil

El líder popular elige Valladolid, cuna del aznarismo, para hacerse una foto de familia con los líderes que lo apoyan: casi todos los barones territoriales y, en especial, Valencia. No figuran ni Esperanza Aguirre, ni María San Gil.

El otro posible candidato, Juan Costa

Hasta el último minuto, Juan Costa se piensa también si disputar a Mariano Rajoy la presidencia del partido.

Rajoy deja fuera de la dirección a los críticos

El nuevo presidente del PP se rodea de su equipo de confianza, con dos mujeres al frente: Dolores de Cospedal como secretaria general y Soraya Sáenz de Santamaría al frente del grupo parlamentario.

La oposición a Rajoy se acuartela y espera

Además de la ruptura de Rajoy con el aznarismo, evidenciada por una dirección del PP confeccionada a su antojo, se desvela un grupo opositor dentro del partido, encabezado por Esperanza Aguirre.