Política
LA INVESTIGACIÓN DEL ‘CASO GÜRTEL’ ACLARA LA CONTABILIDAD SECRETA

Bárcenas cobró 600.000 euros de un constructor y anotó solo 144.000 al PP

La policía le atribuye pagos de Constructora Hispánica en 2002 y 2003

En el mismo periodo el extesorero apunta donaciones de la empresa al partido

La investigación del caso Gürtel, una trama de corrupción vinculada al PP y a una decena de Administraciones gobernadas por este partido, incluye algunos hallazgos que constituyen fuertes indicios de delito directamente vinculados a la contabilidad secreta que llevó durante 18 años Luis Bárcenas, primero gerente y luego tesorero nacional de la formación conservadora.

Bárcenas figura en el sumario del caso Gürtel como la segunda persona más beneficiada, detrás del cabecilla de la trama, Francisco Correa, por el supuesto pago de comisiones ilegales a cambio de contratos públicos que hizo entre febrero de 2002 y julio de 2004 (cerca de cinco millones de euros) el empresario Alfonso García Pozuelo, dueño de Constructora Hispánica.

La documentación incautada a los responsables de la trama corrupta de Gürtel acreditaría, según los informes policiales que figuran en la causa, que “L. B.”, al que los investigadores identifican como Luis Bárcenas, cobró en este periodo de tiempo 600.000 euros procedentes de fondos de Constructora Hispánica: 270.000 euros en febrero de 2002 y 330.000 en diciembre de 2003.

En ese mismo periodo de tiempo, Bárcenas anotó en su cuaderno hasta cuatro donaciones de esta empresa al Partido Popular: dos de ellas por 30.000 euros cada una; otra por 60.000 y otra más por 24.000, en total 144.000 euros, menos del 25% de lo que supuestamente recibió el extesorero.

Correa intermediaba

Bárcenas, según la investigación policial, cobraba estas comisiones ilegales a través de Francisco Correa, el jefe de la red Gürtel y supuesto intermediario para que Constructora Hispánica lograra contratos públicos de Administraciones gobernadas por el PP.

En los 18 años de entradas y salidas de dinero que registra el cuaderno de Bárcenas, Constructora Hispánica hizo nueve donaciones de dinero, de las que cuatro se concentraron en el mismo periodo de dos años en que, según la investigación del caso Gürtel, el extesorero del PP cobró de esa empresa 600.000 euros.

Bárcenas carecía de competencias para adjudicar contratos pues tan solo llegó a ser senador por Cantabria. Su relación con las obras públicas surge de un comentario que Francisco Correa hace a uno de sus colaboradores, el exconcejal del PP José Peñas, que le grabó en secreto: “Le he llevado a Bárcenas 1.000 millones de pesetas. Se lo he llevado a Génova [sede del PP] y a su casa. Todo de adjudicación de obras de Fomento, cuando estaba Cascos, 1.000 kilos. Sé dónde los tiene, cómo los saca de España y el paraíso fiscal”, se oye decir a Correa en esa grabación.

Constructora Hispánica consiguió adjudicaciones de tramos del AVE por valor de 99,1 millones de euros durante el mandato de Francisco Álvarez-Cascos (mayo de 2000 a marzo de 2004) al frente del Ministerio de Fomento. Antes de ese momento y unos meses después de que el PP perdiera las elecciones, Constructora Hispánica también había conseguido contratos del AVE.

La investigación del caso Gürtel no ha logrado acreditar a qué correspondían muchas de las comisiones ilegales que pagó supuestamente Constructora Hispánica por la adjudicación de obras públicas.

Ni siquiera hay abierta una línea de investigación relacionada con la adjudicación de obras públicas desde el Ministerio de Fomento a la empresa Constructora Hispánica.

Un informe de la Agencia Tributaria que solicitó en su día el Tribunal Supremo señala que más de un millón de euros en billetes de 500 salieron de Constructora Hispánica para defraudar al fisco o pagar cohechos. “Desconocemos”, escribieron los inspectores en su informe, “cuál ha podido ser el destino real de estos importantes flujos de tesorería que ficticiamente se declaran pagados a personas vinculadas con la cadena intermedia de sociedades. Podrían haber acabado en otros contribuyentes, en ellos mismos o en terceros (posibles cohechos)”.

Cuando estalló el caso Gürtel y tras la imputación decidida por el juez, el dueño de Constructora Hispánica decidió vender su empresa y regularizar su situación con el fisco pagando 20 millones de euros para saldar su deuda por operaciones no declaradas, como las que descubrió el Supremo durante su investigación del entonces senador Luis Bárcenas.

Estos hechos recogidos en el sumario, investigados y acreditados durante varios años de investigación policial y judicial del caso Gürtel, vuelven a validar algunos de los apuntes de los papeles de Bárcenas.

La contabilidad manuscrita del extesorero, que anota supuestos pagos periódicos a la cúpula del PP y al actual presidente del Gobierno Mariano Rajoy, contiene datos que han sido avalados por las declaraciones de algunos altos cargos, como Pío García Escudero, presidente del Senado; o el exdiputado nacional Jaime Ignacio del Burgo, junto a otros que han sido desmentidos por los supuestos beneficiarios de los pagos, como toda la cúpula del PP y las exministras Ana Palacio y Pilar del Castillo.

Hay algún apunte que ha sido confirmado por la documentación existente en el sumario del caso Gürtel. Por ejemplo, en una de las carpetas referidas a Pablo Crespo, el número dos de la trama, figura una contabilidad de pagos “sin recibo” hechos supuestamente por el PP de Galicia.

Entre esos pagos figura uno de mayo de 1999 “a la sede nacional” del PP de 21 millones de pesetas que tiene su reflejo exacto en la contabilidad de Bárcenas, que registra ese ingreso por esa cantidad en la misma fecha.

Fondos opacos al fisco

Los investigadores del caso Gürtel sostienen que esos fondos del PP gallego no fueron declarados al fisco y, por tanto, sugieren una financiación ilegal del partido. Por el tiempo pasado —los documentos se descubrieron a mediados de 2009— el delito habría prescrito.

El PSOE, que está personado en la causa abierta en la Audiencia Nacional por el caso Gürtel, ha solicitado que se investiguen los supuestos pagos del extesorero a los miembros de la cúpula del PP.

La Fiscalía Anticorrupción ha abierto una investigación sobre la posible existencia de una caja B del PP, el origen de los fondos y el destino de los mismos. “Si surgiera conexión con los hechos objeto del caso Gürtel se procedería de forma inmediata a la remisión al juzgado [de la Audiencia Nacional que lleva la causa]”, explica la Fiscalía en un escrito fechado el pasado 1 de febrero.

De aquella frase de Francisco Correa a un colaborador sobre lo que había cobrado Bárcenas, en la sede del partido y en su casa, por obras del Ministerio de Fomento, y sobre el destino del dinero a paraísos fiscales, no queda nada en el sumario ni nadie ha investigado en profundidad los contratos de Constructora Hispánica con el departamento que dirigía Francisco Álvarez Cascos.

Sin embargo, algunas de las afirmaciones que allí se hacían, como la existencia de dinero opaco de Bárcenas en una cuenta extranjera, se han demostrado ciertas con el paso del tiempo y el avance de la instrucción judicial.

Una investigación en Suiza ordenada por la Audiencia Nacional ha descubierto una cuenta secreta de Bárcenas en la que llegó a acumular 22 millones de euros que, según el extesorero nacional del PP, era en realidad la suma de los ahorros de una serie de amigos que él gestionaba en un fondo de inversiones en valores bursátiles.

Certezas y sombras de un cuaderno peculiar

El cuaderno manuscrito en el que Luis Bárcenas apuntó entradas y salidas de dinero entre 1990 y 2008 relacionadas con la actividad ordinaria y extraordinaria del Partido Popular presenta tantas certezas como sombras.

Hay anotaciones que corresponden con servicios habituales que contratan los partidos políticos, como elaboración de encuestas (los apuntes correspondientes a Pedro Arriola), encargo de dictámenes jurídicos (Federico Trillo) o incluso el pago de las obras de rehabilitación de la sede. Otros apuntes se refieren a gastos extraordinarios (la ayuda a víctimas del terrorismo que militan en el PP; el préstamo de dinero a un dirigente) que nadie ha negado y que supuestamente forman parte de la contabilidad oficial del partido.

Y hay dos tipos de apuntes que las personas o empresas a los que se atribuye ese pago o ese cobro niegan con rotundidad. Se trata de las donaciones empresariales —no ha habido ni una confirmación de que las entregas de dinero al partido apuntadas por Bárcenas se hayan producido— y de las retribuciones periódicas o circunstanciales supuestamente pagadas a la cúpula del PP o a algunos cargos públicos del partido.

En ambos casos, la confirmación de los apuntes provocaría problemas mayores a las personas implicadas. Sería el caso de los políticos que supuestamente recibieron esa percepción anotada por Bárcenas, porque en muchos casos era incompatible desde el punto de vista legal con sus cargos (muchos de ellos eran ministros); y el caso de los empresarios, porque la cantidad donada en numerosas ocasiones superaba el límite legal que permite la Ley de Financiación de Partidos Políticos.

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

La Zona Franca de Cádiz prevé 500 empleos con la compra de Altadis

Tres empresas están interesadas en instalarse en los terrenos de la tabaquera

Corrupción institucional

Se da por bueno que lo que no se puede hacer en términos jurídicos, se puede conseguir políticamente por vías soterradas

La carta que plasma el hartazgo de los magistrados

Un magistrado se quejó en el último pleno de las presiones del Ejecutivo

El portal de transparencia recibe menos de 48 preguntas al día

El farragoso sistema desanima al ciudadano en la primera semana de la ley

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana