Política

El juez a la asistente de Urdangarin: “O dice la verdad o la imputo”

Tenso interrogatorio a la persona que llevaba la agenda empresarial y personal del duque de Palma

Julita Cuquerella, derecha, acompañada de una amiga, a su llegada en abril al juzgado de Barcelona. / ALEJANDRO GARCÍA (EFE)

Julita Cuquerella Gamboa llevaba la agenda personal del yerno del Rey Iñaki Urdangarin. Sus conversaciones por correo electrónico con el duque de Palma, intervenidas por orden judicial, revelan actuaciones supuestamente irregulares. El juez y el fiscal del caso quisieron aclarar en un interrogatorio especialmente tenso a qué se referían exactamente esos correos electrónicos.

La supuesta estrategia de las empresas de Urdangarin de contratar a empleados fantasma para acumular Seguridad Social y pagar menos impuestos motivó numerosas preguntas del juez y del fiscal a la asistente personal del duque de Palma.

En un momento del interrogatorio y ante la versión que Cuquerella estaba dando de lo que decían los correos electrónicos que se cruzó con su jefe, el duque de Palma, el juez llegó a recordar a la asistente personal del yerno del Rey que estaba bajo juramento de decir la verdad y que podía suspender la declaración para imputarla. Lo que sigue es un extracto de ese interrogatorio.

Fiscal. ¿Pero también tenían empleados que solo los contrataban para la Seguridad Social, no?

Asistente de Urdangarin. Que yo sepa no.

Fiscal. ¿No buscó usted personas para acumular Seguridad Social?

Asistente. Esto se ha dicho en la prensa y es uno de los temas que más me han desquiciado; no busco personas para acumular Seguridad Social. El señor Urdangarin, en septiembre de 2007, me dice que si tengo una persona de confianza que tenga nivel más o menos elevado de estudios, que sea universitario, que haya terminado; que lo ideal es que sea un ama de casa, que le interese cotizar en la Seguridad Social porque no van a ser muchas horas de trabajo y el sueldo no va a ser mucho el trabajo para desarrollar [pero] necesita que tenga ordenador en casa y [me dice] que lo que busca es alguien que le haga informes para la propia lectura del señor Urdangarin. El señor Urdangarin, como le he dicho, estaba en varios consejos de varias cosas y le gustaba estar informado y entonces pedía gente que le hiciera informes, que elaborara informes sobre estas cosas. Me pidió este perfil. Encontré a una amiga mía y le propuse le elaboración del contrato. Yo le di el contrato y desde ahí yo no sé cómo iba enlazando los informes con el señor Urdangarin, pero sé que lo hacía. Después, posteriormente, ya el señor Marco Tejeiro, como ya sabían el perfil, pues me mandó un correo electrónico, 'puedes por favor'... no me acuerdo exactamente [qué decía].

Fiscal. [Lee el correo] ¿Sabes de alguien que le pueda interesar que le contratemos para acumular la Seguridad Social?

Asistente. Claro, esto.

Fiscal. Esto sí.

Asistente. Vale, entre amigos, yo no sé [qué hace] el resto de las personas, pero hay veces que mando un e-mail cuando ya sabemos de hechos anteriores [y] no pongo el texto completo. ¿sabes algún ama de casa…?

Fiscal. No admite muchas interpretaciones.

Asistente. Pues usted me dirá las interpretaciones que quiera, pero es así.

Fiscal. Usted hace elucubraciones mentales para…

Asistente. No son elucubraciones, [las elucubraciones] las está haciendo usted.

Fiscal. [Sigue leyendo el e-mail] ¿Sabe de alguien que le pueda interesar lo que hacemos para acumular Seguridad Social; sería para lo que queda de año y para el siguiente?

Asistente. Sí.

Juez. El ministerio Fiscal, cuando lee esto, no está elucubrando.

Asistente. Sí.

Juez. Usted, cuando da una interpretación que no se ajusta a la lógica, sí está [elucubrando].

Asistente. Bueno, le estoy dando no una interpretación; le estoy diciendo lo que pasó y lo que pasó es que en octubre el señor Marco Tejeiro me manda un e-mail poniéndome esto; de acuerdo, ya habíamos hablado tiempo antes, 'oye pues va a hacer falta otra persona, tal cual interesada; una persona que le interese pues eso, estar dado de algo en la Seguridad Social; nos hará falta porque Iñaki quiere una persona que le haga unos informes'. Ahora me parece que era esa vez sobre (…)

Fiscal. [Lee otro correo electrónico] Hemos buscado y creo que la podemos poner como codificadora; y no explica dónde tiene su residencia; necesitamos que me mande el DNI, el número de la Seguridad Social, ninguna sabe de quién es la empresa, creen que es de un amigo mío, lo digo por si las llamas, un abrazo…

Asistente. Sí, esto es por razones de discreción.

Fiscal. ¿Discreción respecto a qué?

Asistente. Al señor Urdangarin.

Juez. Señora Cuquerella, está usted bajo juramento. En cualquier momento podemos dar por finalizada esta declaración y pasarla a imputada. Así que le digo por favor... En principio, contra usted no va nada pero sí que podría ir si usted no dice la verdad.

Asistente. De acuerdo.

Juez. Así que reconsidere su postura.

Asistente. Sí señoría.

Fiscal. Además, es tan genérica la contratación, es decir, [contratar a] alguien para hacer informes para que el señor Urdangarin tenga para leer...

Asistente. Porque ya sabíamos el perfil antes, porque ya habíamos hablado.

Fiscal. Dígame el perfil que tenía que tener la persona que contrataba usted.

Asistente. Pues tenía que ser una persona con una carrera universitaria, preferiblemente una persona que tuviera tiempo libre; tampoco hacía falta una persona con una disponibilidad completa, [sino] que pudiera trabajar horas sueltas en su casa y que no le interesase tanto el sueldo en sí porque no iba a ser un sueldo muy elevado, sino [que le interesase] el hecho de estar dada de alta en la Seguridad Social —esto a las amas de casa les suele interesar— y que tuviera la suficiente capacidad para buscar informes sobre ciertos temas en Internet, buscar información, reestructurarla.

Fiscal. ¿En Internet?

Asistente. Sí.

Fiscal. ¿Qué información?

Asistente. Pues yo el trabajo que hacían exactamente no lo sé, señor fiscal. Sé por mi hermana, porque mi hermana me lo ha contado, que a ella le encomendaron buscar información sobre fundaciones deportivas, la labor que desarrollaban, acuerdos con otras empresas, pero yo la labor exacta que realizaba esta gente no la sé.

Fiscal. Mire, de los correos electrónicos que le he leído y lo que me ha explicado, lo único que parece es que sacaban dinero mediante este sistema; esto se llama ennegrecer.

Asistente. Yo le cuento la historia como yo la veía.

Fiscal. O sea, sacaban dinero en efectivo, lo metían en la caja y ya no lo tenía y no había nada de contratado y, encima, tenían desgravaciones por el hecho de tener gente contratada dentro y dada de alta en la Seguridad Social.

Asistente. Señor fiscal, le vuelvo a decir que le cuento la historia tal y como pasó, como yo la vi o como a mí me la contaron…

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Mañana de paseo para el Madrid

El conjunto de Laso, liderado por Llull y Nocioni, supera con comodidad a un timorato Obradoiro (91-73)

El Villarreal gana como quiere

El equipo de Marcelino solventa sin gran intensidad, con Vietto nuevamente goleador, a un Depor sin alma

Cuenta atrás para Martinsa

EP

La compañía se reúne este lunes con los bancos para evitar su liquidación

Iglesias: “Nunca me veréis abrazar ni a Rajoy ni a Mas”

El líder de Podemos defiende en Barcelona una España como "país de países"

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana