Política
hacia el final de la banda terrorista

Detenido el jefe del aparato militar de ETA, según Interior

Junto a Oroitz Gurruchaga también fue detenido su lugarteniente, Xabier Aramburu

Ambos iban armados y circulaban en un coche robado

Mientras circulaban en un coche robado, con matrículas falsas, y portando un revolver y una pistola, fueron detenidos ayer a mediodía en el sur de Francia (Cauna, Aquitania) Oroitz Gurruchaga y Xabier Aramburu; el primero, según el Ministerio del Interior, actual jefe del aparato militar de ETA; el segundo, también según el ministerio, su lugarteniente. Las detenciones se produjeron gracias a una investigación conjunta de la Comisaría General de Información del Cuerpo Nacional de Policía y la Subdirección Antiterrorista de la Policía Judicial francesa (SDAT). A última hora de la noche los detenidos prestaron declaración en la comisaría de Bayona. Son las primeras detenciones de etarras en Francia tras la toma de posesión de François Hollande como presidente de la República, después de que este se comprometiera con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el pasado día 23, a mantener la cooperación en la lucha antiterrorista.

Oroitz Gurruchaga Gogorza y Xabier Aramburu.

Los arrestos coinciden, además, con dos próximos acontecimientos. Por un lado, el Grupo Internacional de Contacto liderado por el abogado sudafricano Brian Currin —al que el Gobierno español niega cualquier legitimidad para intervenir en el proceso de gestión de fin del terrorismo— llega al País Vasco mañana para una visita de dos días en la que uno de sus miembros, Alberto Spektorowski, comparecerá ante la Ponencia de Paz y Convivencia del Parlamento vasco. Por otro lado, el nuevo ministro del Interior francés, Manuel Valls, se reunirá en Madrid con su homólogo español, Jorge Fernández Díaz, el próximo martes.

Con los arrestos de ayer son 15 los detenidos desde el alto el fuego de ETA, el 20 de octubre de 2011: 11 en Francia, dos en España y dos en Bélgica.

Por la situación de ETA en estos momentos, Gurruchaga no es un “jefe militar” con el papel que han tenido los anteriores —el último gran general de ETA, Mikel Kabikoitz Carrera, Ata, fue detenido el 20 de mayo de 2010, hace ahora dos años, y la última operación contra la cúpula militar se produjo en marzo de 2011 con los arrestos de Alejandro Zobaran, Xarla, y Mikel Oroz, Peru—, sino que se trata de un mando que no está ya preparando atentados inminentes y ejecutándolos.

El Ministerio del Interior le atribuye estar al cargo de las captaciones y asegura que en estos momentos se ocupaba de “reclutar nuevos miembros para reforzar las filas de la banda terrorista”. Supuestamente, Gurruchaga trabajaría estrechamente con uno de los actuales jefes de ETA, David Pla, líder de la organización junto a Iratxe Sorzabal e Izaskun Lesaka.

A Gurruchaga (Errenteria, 1981) se le ha relacionado en algunos momentos con el atentado de Calvià (Mallorca), en el que ETA mató a dos guardias civiles, Carlos Sáenz de Tejada y Diego Salvá, en julio de 2009, pero las únicas causas que tiene pendientes en España son por kale borroka. En 2008 huyó a Francia, tras una operación policial contra la ilegalizada Segi en abril de 2008 y ordenada por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska. Se trataba de un miembro muy destacado de la violencia callejera, pero hasta ese momento llevaba a cabo sus acciones sin haberse integrado en ETA y sin cometer delitos de sangre.

El jefe terrorista tiene 30 años y huyó a Francia en 2008

En diciembre de 2008 se integró en la banda. Y no lo hizo de cualquier manera, sino que hizo un anuncio público, junto a otros compañeros, al diario Gara, en el que aseguraba que se había visto “obligado” a tomar esta decisión por la presión de las fuerzas y cuerpos de seguridad, decisión que tomó en un momento en el que la banda terrorista estaba ya muy debilitada y acosada policialmente.

Un hermano de Gurruchaga, Egoitz, había sido miembro de la organización, pero falleció en septiembre de 2002 tras estallarle en Bilbao una bomba que llevaba encima y que estaba preparada para cometer un atentado. Oroitz tenía en esos momentos 21 años y ya había cometido algún acto de kale borroka.

El otro arrestado es Xabier Aramburu (Bilbao, 1979), presunto responsable de haber participado en la colocación de diversos artefactos explosivos en Gipuzkoa y Bizkaia en 2008; entre ellos un coche bomba contra las instalaciones de la Ertzaintza en Ondarroa (Bizkaia), que provocó múltiples heridos. Aramburu, presunto número dos de Gurruchaga para la captación de nuevos miembros de ETA, según el Ministerio del Interior, llevaba huido de España desde 2010. Se marchó a Francia tras la desarticulación, ese año, del talde ilegal Tontor.

En España solo tiene pendientes causas por ‘kale borroka’

La izquierda abertzale, tras los arrestos de ayer, hizo público un comunicado en el que enmarcaba dentro de las “estériles medidas represivas de siempre” la operación policial, expresaba su “solidaridad” con los detenidos y con sus allegados y llamaba a participar en las movilizaciones que se organicen para denunciar las detenciones. Señalaban, también, que los arrestos se han llevado a cabo dos semanas después de que ETA mostrase su disposición a “abrir un diálogo directo con los Gobiernos de España y Francia”, e incluso nombrar una delegación con este fin.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana