Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cuñado del Rey puede elegir entre 82 cárceles

Interior puede decidir su traslado a otro centro por cuestiones de seguridad

Iñaki Urdangarín abandona el Tribunal de Justicia de Palma.
Iñaki Urdangarín abandona el Tribunal de Justicia de Palma. Getty Images

Iñaki Urdangarin podrá presentarse antes del próximo martes en cualquiera de los centros penitenciarios de España para cumplir condena: los 69 dependientes del Ministerio del Interior o los 13 de la Generalitat de Cataluña, además de los cerca de 70 Centros de Inserción Social (CIS) destinados principalmente a reclusos en régimen abierto. Sus responsables están obligados a admitir su ingreso. Otra cuestión es si finalmente cumplirá la pena en el centro elegido, señalan fuentes penitenciarias. “Interior puede decidir su traslado a otro centro por cuestiones de seguridad”, coinciden. No todas las cárceles son apropiadas para un preso de sus características, con el que se intentará evitar a toda costa incidentes con otros reos.

Desde el ministerio que dirige Fernando Grande-Marlaska se insistía este miércoles en que “no se ha recomendado” ninguna prisión para el ingreso del marido de la infanta Cristina. Sin embargo, diferentes fuentes penitenciarias señalan cinco cárceles y un CIS como los más adecuados para Urdangarin. Uno es el Centro Penitenciario de Madrid VI, en Aranjuez, en el que ingresó este miércoles otro de los condenados en el caso Nóos, Jaume Matas, y en el que cumplió condena el dirigente del PP Carlos Fabra. Es un centro moderno, sin presos conflictivos y bien comunicado, lo que facilita las visitas familiares, un elemento que podría pesar en la decisión de Urdangarin.

La estancia de Roldán

Los expertos también apuntan a la cárcel de mujeres de Brieva (Ávila), donde estuvo el ex director general de la Guardia Civil Luis Roldán. Como ocurrió entonces, se utilizaría el módulo de hombres, actualmente sin reclusos y que necesita obras de reparación. Recientemente se renovó el sistema de calefacción.

Más modernas —y también con módulos vacíos— son las cárceles de Zaballa (Álava), Pamplona y Mahón. Las dos primeras tienen la desventaja de un hipotético acercamiento de presos de ETA. La segunda —pequeña y con reclusos poco conflictivos— tiene unas comunicaciones limitadas con el resto de España. Las fuentes también incluyen el CIS Victoria Kent, en la ciudad de Madrid, destinado para presos en semilibertad pero que puede acoger reclusos en régimen cerrado.

Una séptima cárcel que se ha barajado es la de Badajoz por su cercanía con Portugal, donde diversas fuentes creen que se trasladará a vivir la infanta Cristina con sus hijos. Sin embargo, fuentes penitenciarios coinciden en señalar que su conflictividad la convierte en “poco recomendable”.

Más información