Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Segundo bebé con salmonela en España tras consumir leche de Lactalis

El presidente del grupo lácteo francés pide disculpas por vender leche contaminada

Fábrica de Lactalis en Craon (Francia), el foco de la infección.
Fábrica de Lactalis en Craon (Francia), el foco de la infección. AFP

El Departamento de Salud del Gobierno Vasco ha confirmado este sábado un segundo caso de un bebé lactante afectado por salmonela y que había consumido leche elaborada por el grupo francés Lactalis. En un comunicado, el departamento de Salud del Gobierno Vasco ha informado de que el bebé fue atendido en el Hospital Universitario Basurto (Bilbao) y su estado de salud es bueno, no se encuentra hospitalizado y está bajo control y seguimiento médico.

La confirmación de la infección por salmonela ha sido comunicada a la Consejería vasca desde el Instituto de Salud Carlos III de Majadahonda (Madrid). Se trata del segundo caso de un bebé afectado en España por la leche francesa contaminada por salmonela, después de que el pasado 12 de diciembre se diera a conocer el caso de un bebé, también vasco, que fue atendido en el hospital de Cruces (Barakaldo). Se llama Marcos, tiene cinco meses  y tuvo que ser hospitalizado dos veces con fiebres altas y diarreas.

Fue la propia compañía Lactalis la que, en un comunicado, confirmó que este caso estaba "relacionado con el mismo tipo de cepa de los casos aparecidos en Francia" vinculados al consumo de su leche infantil. Desde el Departamento de Salud y Osakidetza han anunciado que mantienen una vigilancia epidemiológica "activa y exhaustiva" de todos los casos sospechosos que puedan presentarse.

El presidente de Lactalis, Emmanuel Besnier, pidió ayer viernes disculpas en una carta abierta publicada este viernes, dos meses después de que estallara el escándalo. "A las familias afectadas y a nuestros consumidores les pido mis sinceras disculpas", escribe el presidente en una carta difundida en la web del grupo. "Disculparse sin reconocer responsabilidad no sirve para nada", ha contestado Quentin Guillemain, presidente de una asociación de familias de víctimas.

El pasado 8 de diciembre Lactalis tuvo que detener su producción de leche infantil tras el descubrimiento de salmonela en sus marcas Picot y Milumel. Tras varias semanas de crisis, el grupo decidió a mediados de enero retirar de la venta toda la leche infantil producida en su fábrica de Craon (al oeste de Francia), cerca de 12 millones de latas, para evitar cualquier tipo de contaminación.

En España, tras la alerta remitida por parte del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad a todas las comunidades autónomas y siguiendo el procedimiento habitual, se procedió a la inmovilización de la leche artificial fabricada por el grupo francés el 12 de diciembre.

Lactalis anunció el 18 de enero la retirada del mercado español de todos los productos de 37 de sus referencias bajo las marcas de alimentación infantil Sanutri, Damira y Puleva Bebé que habían sido producidos en Craon. Se trata de leche en polvo de Damira, Sanutri y Puleva Bebé, así como de papillas de la marca Puleva Bebé, leche en polvo para metabolopatías de Taranis Nophenyl y de un módulo de nutrición de Matodextridine.

Según el instituto científico francés Pasteur, la salmonela detectada en los productos Lactalis provocó dos olas de contaminaciones. La primera, en 2005, afectó a 146 bebés en Francia y la segunda, en 2017, a otros 37 bebés en Francia en 2017, además de un caso en España —al que se suma ahora un segundo— y de otro caso probable en Grecia. 

Más información