Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El único bebé con salmonela por la leche Lactalis

Marcos, un menor bilbaíno de casi cinco meses, ha sido hospitalizado en dos ocasiones con fiebres altas y diarreas

Sede central de la empresa Lactalis en Laval (Francia).
Sede central de la empresa Lactalis en Laval (Francia). REUTERS

Marcos está a punto de cumplir cinco meses y es de Bilbao. Este bebé, hospitalizado dos veces con fiebres altas y diarreas, es el único caso confirmado en España que está afectado por salmonela agona, el mismo serotipo que en Francia ha causado una crisis alimentaria por el consumo de leche en polvo contaminada del fabricante Lactalis. Marcos, que nació el 22 de agosto, tomó leche en polvo de la marca Damira el día 10 de octubre y tres días después ingresó en el Hospital Basurto de Bilbao con fiebre muy alta y descomposición. Los análisis microbiológicos han confirmado que el lactante sigue siendo portador de la bacteria infecciosa, asegura a EL PAÍS su madre, Paula U.

“Hoy mismo [por ayer] me han asegurado en la Dirección Territorial de Salud de Osakidetza que el de mi hijo es el único caso en España de salmonela agona. Las muestras se han enviado a Francia para que nos confirmen que se corresponde con la misma cepa que ha producido las infecciones de Lactalis”, explica la madre.

Francia ha ordenado la retirada del mercado de todos los lotes procedentes de la planta de Lactalis en Craon, foco de la contaminación. Lactalis Nutrición Iberia había retirado del mercado español el 11 de diciembre productos de Puleva Bebé, Damira, Diarical y Sanutri. Científicos del Instituto Pasteur de París aseguraron que, además de los 37 casos confirmados en Francia, hay otros dos afectados: uno en España y se sospecha que otro en Grecia.

Marcos tomó leche en polvo Damira que le proporcionó su pediatra en el ambulatorio. Tres días después ingresó en Urgencias de Basurto con cólicos y fiebre. Le realizaron analíticas y fue dado de alta el 16 de octubre tras diagnosticársele una “infección respiratoria de vías altas por rhinovirus”, un agente causante de los resfriados comunes. “Días después me llamaron de epidemiología para preguntarme qué leche le dábamos al niño y si en casa tenemos tortugas o serpientes”, relata la madre.

A mediados de noviembre volvió a ser hospitalizado con un pico febril de 40,2 y vómitos, “mal estado general y mal color”, dice su historial clínico. Marcos presentaba en esa ocasión una “sepsis en la sangre”, por lo que los médicos decidieron ampliar los cultivos por ser “posible portador de salmonela”, recoge el informe. “El niño llegó medio muerto al hospital y nos dijeron que estaba inmunodeprimido”, explica su madre.

Las heces de Marcos han sido sometidas a exámenes bacteriológicos por el Centro Nacional de Microbiología, en el Instituto Carlos III de Majadahonda (Madrid), y concluyen que está afectado por salmonela del tipo infeccioso agona. “Este pasado viernes han vuelto a llamarme de epidemiología y los análisis siguen dando salmonela”, asegura Paula.

Ese mismo día, el Instituto Pasteur confirmó que existía al menos un bebé con salmonela en España. El Ministerio de Sanidad comunicó que ese caso había sido atendido en el Hospital de Cruces y dado de alta tras resolverse su situación “satisfactoriamente”. Osakidetza indicó al día siguiente que los estudios realizados al niño no han podido determinar que exista una “relación directa e inequívoca” con la leche contaminada. Fuentes de la Sanidad vasca confirmaron ayer a este diario que “solo hay un caso” en Euskadi con salmonela agona y fue tratado en Basurto, y no en Cruces. “Es Marcos; es mi hijo”, insiste su madre.

Lactalis se puso ayer en contacto con ella para “interesarse por la salud del bebé y ofrecerle la ayuda necesaria”, asegura un portavoz de la compañía en España. “Si se confirma que está infectado por el consumo de nuestra leche, asumiremos la responsabilidad, por supuesto”, agregó esta fuente. Emmanuel Besnier, responsable en Francia de uno de los mayores grupos lácteos del mundo, sostuvo este pasado fin de semana que “no hay casos nuevos desde el 8 de diciembre”, cuando se ordenó la primera retirada de lotes de leche en polvo. Besnier también garantizó que Lactalis indemnizará a todas las familias afectadas

Lactalis España asegura que en este país se han “bloqueado” 550.000 unidades de leche en polvo desde que el 11 de diciembre se anunció la primera retirada de todos los lotes fabricados en la misma línea de producción que pudo provocar la contaminación alimentaria en Francia. El mismo procedimiento se ha seguido en 83 países, precisó Besnier.

Marcos se encuentra ahora “muy bien”. El día 29 de enero le volverán a tomar muestras para ver cómo evoluciona el contagio.

Más información