Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Forn, Sànchez y Cuixart explican en el Supremo su papel en el ‘procés’

El exconsejero de Interior y los líderes de ANC y Òmnium están citados este jueves ante el juez Llarena

Jordi Cuixart, izquierda, y Jordi Sánchez llegan a la Audiencia Nacional. VÍDEO: EPV

El exconseller catalán de Interior, Joaquim Forn, y los líderes de la ANC y Òmnium Cultural, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, se someten este jueves por primera vez a un interrogatorio a fondo sobre los delitos de rebelión, sedición y malversación que el Tribunal Supremo les atribuye por su papel en el procès. El magistrado Pablo Llarena les ha citado a los tres a las 9.30 a petición de sus defensas, que habían solicitado estas comparecencias después de que Llarena rechazara dejarles en libertad bajo fianza en diciembre pasado.

Forn, Sànchez y Cuixart son, junto a Junqueras, los tres únicos líderes independentistas investigados que continúan en prisión preventiva. En el caso de Sànchez y Cuixart, están en la prisión madrileña de Soto del Real desde el 16 de octubre, mientras que Forn llegó a la cárcel de Estremera el 2 de noviembre. Los tres ingresaron en prisión incondicional sin fianza por orden de la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, que entonces instruía parte de la causa por rebelión y sedición, y ante la que se negaron a contestar a las preguntas de las acusaciones.

Después de que el Supremo asumiera el caso, los tres declararon en el alto tribunal el pasado 1 de diciembre. Pero esas comparecencias, que apenas duraron 15 minutos, se centraron en las medidas cautelares impuestas a los investigados por la Audiencia Nacional y no entraron en el fondo de los delitos ni hubo un interrogatorio de la fiscalía sobre los hechos de los que les acusa. Después de que el instructor dejara en libertad bajo fianza a seis exconsellers pero mantuviera la prisión incondicional para Forn, Sánchez, Cuixart y Junqueras al apreciar riesgo de reincidencia delictiva, las defensas de los tres primeros solicitaron que se les citara para una declaración más amplia, que es la que se celebrará este jueves.

Forn y Sànchez concurrieron a las elecciones del 21 de diciembre en la lista del expresident Carles Puigdemont y obtuvieron escaño, mientras que Cuixart renunció a ir en ninguna lista, por lo que es el único de los cuatro encarcelados que no es diputado electo.

Para comparecer este jueves en el Supremo, el exconsejero de Interior y los líderes de ANC y Òmnium serán trasladados a primera hora de la mañana desde la cárcel hasta los calabozos de la Audiencia Nacional y desde allí serán llevados al Supremo, cuando se acerque la hora de las comparecencias, ya que el alto tribunal no tiene sala de custodia de detenidos. En principio, no está prevista la celebración de una vistilla tras las declaraciones para valorar un cambio en la situación de prisión de los investigados, aunque las defensas de los tres han adelantado que lo pedirán durante la sesión de este jueves.

En el auto en el que Llarena rechazó dejarles la libertad, el instructor basó su decisión en que las aportaciones de Junqueras, Forn, Sànchez y Cuixart al procès están directamente vinculadas “a una explosión violenta que, de reiterarse, no deja margen de corrección o de satisfacción a quienes se vean alcanzados por ella”, por lo que las consecuencias de que reincidieran en sus delitos serían “más graves” que en el caso de otros investigados. En su escrito, Llarena recuerdó varias actuaciones como el "asedio" por decenas de miles de personas a una comisión judicial que registraba la Consejería catalana de Economía, unos hechos en los que el juez implica directamente a estos cuatro líderes independentistas: a Sànchez y Cuixart porque sus asociaciones impulsaron las movilizaciones "sabiendo" que, aunque la mayor parte de los ciudadanos estaban comprometidos con evitar situaciones violentas, "se iban a infiltrar necesariamente comportamientos agresivos". Respecto a Junqueras y Forn, el magistrado destacó que el primero "acudió" a estos "hechos violentos" ante la sede de su Consejería y que el segundo era el responsable de los Mossos, que "favorecieron o no desplegaron ninguna actuación que pudiera poner término" a lo que estaba sucediendo.

Más información