Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 155 también se bebe

Un empresario saca a la venta un licor que alude al artículo que el Gobierno aplicará en Cataluña

Rubén Lavandera, creador de 'Artículo 155', muestra el licor ante su furgoneta de reparto.
Rubén Lavandera, creador de 'Artículo 155', muestra el licor ante su furgoneta de reparto.

La vida son contrastes. Mientras el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunciaba este sábado con tono solemne la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña, Rubén Lavandera, un empresario asturiano de 55 años, terminaba de cerrar sus últimos pedidos con una sonrisa reveladora. No es para menos: su última creación, un licor con sabor a crema catalana que salió a la venta el viernes, ya se ha agotado. Se llama Artículo 155 y el nombre ha creado cierta polémica. Sin embargo, ha servido para el propósito que perseguía Lavandera: vender el mayor número de botellas. “Está siendo todo un bombazo”, insiste su creador.

El modelo de negocio de Lavandera no es nuevo. Creó su primer licor en 2002 y lo llamó Hijoputa. “Tienes que llamar la atención de alguna manera, ir con los tiempos. No es lo mismo un nombre así que otro que, por ejemplo, utiliza un amigo mío y habla de una virgen. No vende nada”. Lo suyo es la polémica, porque con ella, afirma, el éxito está garantizado. Hace unos años sacó al mercado unas galletas con forma de pene. Las llamó Dulces Orgías para hombres, mujeres y viceversa, pero se encontró un obstáculo. “Había un programa de televisión que se quejó y me lo prohibieron. Luego apelé, solicité la marca a nivel europeo y me la dieron”. Hasta llegó a promocionar un licor de fabada llamado Don Pedo, pero no llegó a salir al mercado.

El nuevo Artículo 155 es una más de sus explosivas ocurrencias. Hace unos años, comenzó a trabajar sobre su licor estrella, el orujo Hijoputa, con la intención de ofrecer nuevos sabores. Lavandera realiza pruebas y, cuando considera que ha conseguido un producto interesante, lo manda a una destilería que le produce el nuevo licor. Son ya 20 los sabores que pueden encontrarse en su gama de licores. Desde hace año y medio, este gijonés cuenta con uno de crema catalana que ha sido mejorado en los últimos días hasta dar con el Artículo 155. “La idea me surge en la furgoneta, porque estoy todo el día repartiendo. Llevo la radio puesta y no dejo de escuchar el artículo de la Constitución. Quería adelantarme a Rajoy, así que el miércoles llamé al que me hace las etiquetas y aquella misma noche ya salieron las primeras botellas”, explica Lavandera.

Un nombre polémico

“Al principio, mi mujer no quería que lo llamara así, pero la intención era darle a todo un poco de humor. Ahora está muy sorprendida de que funcione la idea y no deja de llamarme porque llegan nuevos pedidos”, señala el autor de la ya afamada bebida. El producto está disponible en dos formatos, uno más pequeño, de 20 centilitros, por 6,75 euros, y otro más grande, de un litro, que se vende por 15,40 euros. Ambos están disponibles en la página web de la empresa y se mandan, por unidades, a todos los rincones de España. “No esperaba este boom”, reconoce Lavandera, que no revela qué ingredientes lleva el licor. Sí avanza que ya está preparando el desembarco con otros licores, que suponen el 90% de su facturación (que no concreta).

Lavandera está feliz. Lleva 30 años como comercial y nunca había tenido tanto éxito, aunque la fama le reporte a veces algunos insultos. “Hubo uno que me llamó retrasado mental en las redes sociales. Otros, de forma despectiva, dicen que igual vendo el producto”. No le preocupa nada de eso y explica entusiasmado que las zonas que más pedidos de su producto han realizado son Madrid y Barcelona. “El nombre no busca molestar, sino darle un toque de humor. Lo importante es el licor, que sabe a crema catalana. Es un orusco con sabor a postre, muy dulce y muy rico”. Mientras más de 1.200 empresas han abandonado Cataluña en las dos últimas semanas, Lavandera ya ha tenido que realizar su segundo pedido a la destilería en cuestión de días. Por él habría muchos artículos 155.

Síguenos en Twitter y en Flipboard