Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiscalía confirma que hay indicios de que el incendio de Pontevedra pudo ser intencionado

“Si hubo o no una organización criminal detrás, se sabrá”, aseguró el fiscal jefe Juan Carlos Aladro

Una vivienda rodeada por el fuego en el municipio de Nigrán (Ourense). En vídeo, declaraciones de Núñez Feijóo. Brais Lorenzo

El incendio principal que desató la alarma en la tarde del domingo en el sur de Pontevedra, con un frente de fuego de cuatro kilómetros, pudo ser provocado, según confirmó el fiscal jefe de Pontevedra Juan Carlos Aladro. Este foco se inició en Padrones (Ponteareas) y en su trayectoria alcanzó los municipios de Pazos de Borbén y Redondela hasta Sotomayor.

Esta es la primera de las investigaciones preliminares abiertas en la provincia que apunta a unos indicios de intencionalidad aunque hay otras decenas de pesquisas iniciadas por los equipos policiales desplegados en la zona de los que todavía se desconocen resultados.

En declaraciones a El País, Aladro adelantó que es pronto para saber si hay una organización criminal detrás de estos fuegos y se ha mostrado cauto sobre los efectos de las investigaciones. “Por el momento hablamos de conjeturas pero todo se va a investigar, una supuesta trama organizada o cualquier forma de conspiración a las que apuntan las redes sociales”, insistió el fiscal jefe, que resaltó el elevado número de efectivos que están dedicados a analizar el origen de los fuegos en la provincia de Pontevedra.

El fiscal también incidió en el hecho de que hasta la mañana del lunes las fuerzas de seguridad estaban dedicadas a la extinción de incendios, por lo que no se pudo abrir ningún frente de investigación. “No ha habido tiempo humano ni material para abordar otras cuestiones que no fuera el control del fuego para salvar las vidas humanas”, señaló Aladro.

La Guardia Civil, a través del Seprona y la Unidad de Investigación de la Naturaleza, coordina las investigaciones sobre el terreno con los protocolos y estrategias de trabajo establecidos en la Operación Verano que se activa todos los años desde 2006, cuando los incendios asolaron este territorio como no se recordaba hasta entonces.

“Una reflexión ante tanta adversidad”

También el fiscal delegado de Medio Ambiente en Galicia, Álvaro García Ortíz, ha afirmado este lunes que en Galicia hay que analizar qué esta fallando en la estrategia para combatir los incendios y pidió prudencia a la hora de valorar las causas. “Que la espectacularidad de las llamas y el pánico colectivo que se ha desatado no nos cieguen, porque primero hay que llegar al punto de inicio, analizar las causas meteorológicas que han acelerado y multiplicado este desastre y luego ya se verá si en realidad había unas almas detrás que han montado todo esto, porque hay muchos factores que no podemos controlar aunque queramos, pero los incendiarios sí”, subrayó el fiscal. La Policía ha asegurado sin embargo a Europa Press que hay indicios de que muchos de los fuegos son intencionados.

“El momento de buscar culpables no es este porque la gran pregunta de la ciudadanía no va a tener una respuesta rápida”, afirmó Álvaro García Ortíz refiriéndose a un supuesto terrorismo incendiario al que aludió el propio presidente de la Xunta Alberto Núñez Feijóo y otros altos cargos de su Gobierno como el principal detonante de los fuegos.

“Estamos muy en caliente y no debemos precipitarnos con las valoraciones pero es evidente que todos tenemos que hacer una reflexión y ver en qué podemos mejorar este problema inmenso, pluridimensional que no se soluciona cuando se dan tantos factores adversos y con tanta intensidad que el hombre no puede controlarlos, sobre todo por lo caótico de la ocupación y distribución del territorio en Galicia”, incidió García Ortíz.

“Claro que los incendiarios es un asunto muy preocupante pero con matices, porque tenemos que bajar al fenómeno y no hacer de un problema local algo global”, insistió el fiscal. “Es difícil pensar que el mismo fenómeno de criminalidad organizada se produzca en el norte de Portugal, Galicia y Asturias de una manera coordinada, por eso es necesario buscar certezas y no hacer especulaciones, aunque sea innegable que hay gente que incendia los montes”, añadió.

Más información