Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez e Iglesias reanudan el diálogo con el propósito de acordar iniciativas conjuntas

El líder socialista explicará la Declaración de Barcelona firmada este sabádo con el PSC

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, durante su reunión. Vídeo: Atlas

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, líderes del PSOE y Podemos respectivamente, se reúnen por segunda vez en tres semanas con el ánimo de que esta vez sí empiece el proceso de colaboración en el Parlamento. El parón de este tiempo, por resquemores fundamentalmente del PSOE, se palió la pasada semana con varias conversaciones entre ambos políticos que condujeron a la reunión de la tarde de este lunes. La reforma constitucional para un mayor encaje de Cataluña en España, con el reconocimiento de la plurinacionalidad, es el asunto fundamental que Sánchez lleva en la agenda para la reunión —que se celebrá a las cinco de la tarde en el Congreso—, junto a iniciativas socioeconómicas muy similares a las que presentará Podemos.

Dos amplias representaciones parlamentarias del PSOE y de Podemos acompañarán hoy lunes a Sánchez e Iglesias en esta reunión. La anterior, celebrada el 27 de junio —16 meses después de no relacionarse— fue mano a mano y acordaron formar cinco grupos de trabajo, que organizarían las portavoces parlamentarias Margarita Robles e Irene Montero, respectivamente. Nada de eso se hizo y es a partir de hoy cuando empezará a organizarse el trabajo. La aprobación el pasado sábado de la llamada Declaración de Barcelona por el PSOE y el PSC va a determinar el contenido de esta reunión ya que Pedro Sánchez quiere hacer partícipe a Iglesias de su contenido y de poner en marcha cuanto antes las conversaciones con todas las fuerzas políticas.

La receptividad de Podemos será absoluta para encarar este trascendente proceso. Junto a ello los socialistas llevan a la reunión su propuesta de establecer una renta mínima, un plan de rescate para jóvenes y para mayores de 50 años, el pacto salarial ahora en plena discusión de patronal y sindicatos y el desbloqueo de una iniciativa legislativa popular presentada por los sindicatos que sigue parada en el Congreso.

Es muy probable que haya identidad de criterios sobre esos asuntos aunque la presentación que hace cada uno es diferente. "Estamos satisfechos de poder tener una relación diferente con el PSOE que creo que se está sensatamente acercando a nosotros y sensatamente alejándose del PP y de Ciudadanos", señaló el pasado viernes Pablo Iglesias tras reunirse con la dirección de UGT. El PSOE, por su parte, niega que esté cerca del PP y que tenga intención de alejarse de Ciudadanos con quien también se reunirá en los próximos días para hablar de la reforma de la Constitución. Las objeciones las pone el partido de Albert Rivera al estar en desacuerdo con la reforma federal para España que quiere impulsar el PSOE.

El líder socialista ha decidido lanzar sus propuestas de reforma de manera inmediata sin esperar a después del 1 de octubre para comprobar si las fuerzas políticas independentistas han llevado adelante la convocatoria del referéndum que el gobierno, y también el PSOE y Podemos, considera ilegal. Con el ánimo de no romper el diálogo con Ciudadanos los socialistas han propuesto abrir una subcomisión, u otro órgano parlamentario, dentro de próximo periodo de sesiones, que va entre septiembre y diciembre. El partido de Rivera estima la conveniencia de que los pasos que vayan a darse sean después del 1 de octubre.

Más información