Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alicante obligará a la protectora de animales a pasear los perros dos veces al día

El Ayuntamiento fija una cuota máxima de 75 euros por la adopción de mascotas

Perros acogidos en un Centro de Protección Animal.
Perros acogidos en un Centro de Protección Animal.

El Ayuntamiento de Alicante va a obligar al próximo adjudicatario del contrato de la protectora de animales de la ciudad a pasear al menos dos veces al día a los perros que estén bajo su custodia. Este es uno de los requisitos que incluye el pliego del contrato que ha sido aprobado por la junta local de gobierno a propuesta de la concejal de Protección Animal, Marisol Moreno.

Además, el Consistorio ha fijado una tarifa máxima de 75 euros más IVA para la adopción de cualquier mascota, después de las denuncias de irregularidades que ha recibido en relación a estos cobros contra el actual gestor del servicio. Este precio único incluye la colocación de un microchip de identificación, así como la esterilización, vacunación y desparasitación tanto interna como externa de cada ejemplar.

“El objetivo principal de la Concejalía de Protección Animal es garantizar el bienestar de los animales y fomentar la concienciación ciudadana al respecto”, han explicado fuentes municipales. En este objetivo se enmarca el nuevo plan de voluntariado que se incluye en el pliego de condiciones y a través del cual se establece la obligatoriedad del paseo diario de los canes.

Otra cláusula exige el uso de transportines adecuados al tamaño del animal para su traslado, a fin de garantizar su seguridad “y acabar con las malas prácticas que hasta el momento podían venir desarrollándose como llevarlos sueltos o enganchados al chasis ”, según se recoge en un comunicado emitido por el gobierno local, formado por un tripartito de izquierdas (PSPV-PSOE, Compromís y Guanyar Alacant).

La Concejalía de Protección Animal también apuesta por el llamado “sacrificio cero”, que impide causar la muerte de los animales abandonados que hayan sido trasladados a las dependencias públicas salvo que razones de enfermedad, avanzada edad o extrema peligrosidad lo hagan inevitable, y siempre por “medios incruentos” y bajo criterio y control veterinario

Las mascotas dadas en adopción serán objeto, asimismo, de un exhaustivo seguimiento. El administrador del servicio de recogida y custodia de animales deberá hacer un informe completo de cada una de ellas donde se haga constar el número de microchip, una fotografía y el número de teléfono y domicilio de la persona adoptante.

Las asociaciones, organizaciones y empresas que cuenten con licencia de núcleo zoológico podrán concurrir a la licitación siempre y cuando sus instalaciones no disten más de 40 kilómetros de la ciudad.

Otra de las condiciones que estipula el contrato, que tiene un importe total de 116.740 euros, IVA incluido, y una duración máxima de dos años, es la referida al denominado proyecto CES (captura, esterilización y suelta de felinos), por el que el licitador tendrá que hacerse cargo de al menos un centenar de gatos.

Hasta ahora la gestión del servicio se prestaba en un albergue ubicado en la pedanía de Bacarot a través de la Sociedad Protectora de Animales y Plantas (SPAP) de Alicante. Su máximo responsable, Raúl Mérida, también administraba un servicio para la recogida y cuidado de animales exóticos denominada El Arca de Noé, que el Ayuntamiento rechazó renovar el pasado mes de diciembre.

En los últimos años, Mérida y su equipo ha recibido numerosas críticas y denuncias por parte de los colectivos animalistas de la ciudad, que le acusan de “maltratar” a los animales y de realizar “cobros irregulares” a los usuarios, algo que él niega tajantemente. El contrato de este servicio vence este mes de julio y el equipo de gobierno municipal ha decidido tramitar por el procedimiento de urgencia el nuevo pliego de prescripciones técnicas y condiciones del servicio.

Síguenos en Twitter y en Flipboard