Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rivera pacta con Rajoy que los trabajadores que ganen menos de 14.000 euros no paguen IRPF

La rebaja fiscal también beneficiará a las personas con hijos discapacitados a cargo

Albert Rivera, en una imagen de archivo.

La rebaja fiscal de 2.000 millones que ha pactado Ciudadanos con el PP a cambio de su apoyo al techo de gasto para 2018 incluye que los trabajadores que ganen menos de 14.000 euros queden exentos de pagar el IRPF. Así lo ha asegurado Albert Rivera este jueves durante un desayuno informativo organizado por la Agencia EFE. Hasta ahora, el límite que permitía no pagar este impuesto estaba en los 12.000 euros. En total, la rebaja de impuesto supondrá unos 2.000 millones de euros, según la Oficina económica de Ciudadanos.

"En vez de 12.000 euros de exención, se eleva el umbral al 14.000", ha dicho el presidente de Ciudadanos. "Quien cobra menos de 14.000 euros no tendrá que hacer declaración. En el tramo de 14.000 a 17.500 euros también habrá una reducción", ha añadido sobre una rebaja que los economistas de su partido calculan en 700 euros anuales de media. "La medida beneficia a tres millones y medio de familias. En la segunda parte de la legislatura seguiremos peleando. Creemos que el dinero en el bolsillo de los ciudadanos renta más, porque reactiva la economía", ha seguido. "La segunda parte de la rebaja afecta a 700.000 familias", ha añadido sobre una devolución a través de la declaración de unos 1.200 euros que afectará a aquellos con cónyuge con discapacidad a cargo, ascendiente a cargo anciano (falta que las partes decidan la edad) y familias numerosas (se plantea una deducción adicional al cuarto hijo).

"Se ha alcanzado un acuerdo político que ahora hace falta detallar y concretar", han asegurado fuentes de la negociación. "Se benefician las rentas bajas, que son las que más han sufrido con la crisis, y se eleva la protección a colectivos vulnerables", ha añadido. "Todo se concretará en septiembre, porque esto es algo que irá en el proyecto de Presupuestos de 2018".

El equipo de economistas de Ciudadanos, que encabeza Luis Garicano y coordina Toni Roldán, calcula que las tres medidas podrán beneficiar a unos 3,5 millones de contribuyentes. Al tiempo, la dirección del partido interpreta la reforma como una victoria política de primer orden.

Cristóbal Montoro, el ministro de Hacienda, anunció a mediados de mayo que no había "margen" para una rebaja fiscal en 2017. Ciudadanos se levantó de la mesa de negociaciones tras la primera cita entre ambas partes. Como el PSOE anunció hace semanas su oposición a apoyar el techo de gasto, Rivera se vio reforzado en su posición: o Ciudadanos apoyaba el techo de gasto, o el proyecto del Ejecutivo no saldría hacia adelante. En consecuencia, las dos partes alcanzaron un acuerdo este miércoles que subraya la dinámica que está marcando la aplicación del pacto de investidura que une al PP con Ciudadanos: no hay problemas para llegar a acuerdos económicos y fiscales y solo la lucha contra la corrupción provoca tensiones.

"Para hacer política en Cataluña hay que tener delante a políticos, no a bomberos pirómanos"

Tras escuchar cómo Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero pedían una solución política para el reto independentista en Cataluña, Albert Rivera ha pedido que haya un cambio de interlocutores entre los políticos soberanistas.

"Para hacer política hay que tener delante a políticos, no a bomberos pirómanos", ha ironizado, apostando por un adelanto electoral que permita un cambio de Gobierno en Cataluña. "No respetan ni el reglamento de Parlament, ¿cómo van a respetar la Constitución?", se ha preguntado, insistiendo en su propuesta de abrir una mesa de negociación para reformar el Texto Fundamental. "Tiene que haber un cambio de interlocutor", ha añadido. Y ha lamentado: "Se han ido al monte (...) Yo trabajo cada día para que no haya que aplicar el artículo 155".

Rivera también ha defendido que "negociar y ceder" es la mejor estrategia para llegar a acuerdos con el resto de líderes políticos en un Congreso fragmentado. "Mi relación con Rajoy es absolutamente necesaria", ha dicho el presidente de Ciudadanos sobre su socio de investidura.

Más información