Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Susana Díaz se ofrece a “coser” y “conciliar” el PSOE

La dirigente defiende un congreso y primarias que no respondan a intereses personales

La secretaria general de los socialistas andaluces, la federación que lidera el sector contrario a la continuidad de Pedro Sánchez al frente del partido, ha defendido la celebración de primarias y de un congreso, pero sin prisas y sin que respondan a intereses personales. “Primero, el interés de España”, ha afirmado. También ha replicado a Sánchez que en el PSOE no hay “bandos ni bandas” y se ha ofrecido a “coser” y “conciliar” el partido en su crisis más dura.

Susana Díaz, este jueves, ante ell comité del PSOE andaluz.

Susana Díaz ha admitido que la situación del PSOE, con la dimisión de 17 miembros de la ejecutiva y un enfrentamiento abierto, es “crítica” y “grave”, pero se ha ofrecido a “restituir la fraternidad socialista” y a luchar por convertir al PSOE en un “partido ganador” ante los 300 miembros de su comité director, el máximo órgano entre congresos.

Díaz ha sido especialmente crítica con Pedro Sánchez, a quien, sin nombrarlo, ha acusado de buscar sus propios intereses. Ante la propuesta de celebrar primarias en octubre y un congreso el 12 y 13 de noviembre, la secretaria general ha defendido que “es un derecho de los militantes”, pero que no se puede utilizar aprisa y corriendo porque alguien, en alusión a Sánchez, esté pensando que es importante para sus “intereses personales”. Díaz ha ratificado así su propuesta de que el PSOE afronte su futuro después de que se haya formado Gobierno en España y rechazado que el nuevo rumbo sea responsabilidad exclusiva de los miembros del partido: “El PSOE no solo es patrimonio de sus militantes, sino también de los ciudadanos que le han votado”.

También ha criticado que Sánchez le haya instado a decir si está en el bando de Felipe González, quien ha abogado por la abstención para dejar gobernar a Rajoy. “En el PSOE no hay bandos ni el PSOE es una banda”, ha replicado Díaz.

Díaz ha contrapuesto sus críticas al secretario general con alabanzas a los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero y Felipe González, de quienes ha destacado que hicieron lo que creían mejor para el país, pese al coste.

En la línea de su rechazo a la gestión actual socialista, la presidenta de la Junta de Andalucía ha atribuido la situación actual del PSOE a la pérdida de comicios electorales desde que este está al frente del partido. “Tenemos un problema. La cadena de derrotas es una consecuencia de habernos desconectado de la sociedad. Nos miran y no nos identifican. La gente, si no te vota, es porque no confía en ti”, ha afirmado.

Frente a ese balance de la gestión de Sánchez, Díaz ha conjugado una intervención conciliadora ante la división evidente del socialismo. “Tenemos una gran responsabilidad. Somos el PSOE de Andalucía y es muy importante para el conjunto de España. Es importante que hablemos y reflexionemos ante un momento crítico y grave”, ha asegurado.

En este sentido, la presidenta andaluza ha justificado la convocatoria de su comité director: “Es necesario que realicemos un análisis compartido de los acontecimientos, de cómo se ha llegado hasta aquí y cómo vamos a afrontar el futuro”. El segundo objetivo ha sido lanzar un mensaje de confianza. “Vamos a estar a la altura, a poner de nuestra parte para construir y coser, para restituir la fraternidad en el socialismo”.

Javier Fernández

En varias ocasiones, Díaz ha alabado la figura del presidente de Asturias, Javier Fernández, a quienes muchos entre los críticos ven como una persona de consenso apta para sacar al PSOE del caos actual.

La dirigente andaluza ha admitido la dificultad de encontrar una salida que satisfaga a la mayoría. “Si hay diversidad de opiniones en el partido es porque todas las soluciones son malas y hemos llegado a un punto en el que ningún camino nos gusta”. En este sentido, ha abogado por “recuperar la unidad y el consenso”. “Si empezamos a comprender que el momento es complicado y no situamos a nadie en bandos, quizás los ciudadanos nos vean de otra manera”, ha advertido.

Díaz ha reivindicado su gestión en Andalucía, donde alardeó de haber “ganado las elecciones y bien”. Por el contrario, se ha mostrado dolida con quienes acusan al sector crítico de ser “subalternos del PP”. La secretaria general andaluza no ha respondido al reto de Sánchez para que aclare finalmente si va a optar al cargo nacional en primarias, pero sí ha liderado la actuación del sector crítico a través de la responsable del partido en Sevilla, Verónica Pérez, y los miembros andaluces de la ejecutiva.

“Podemos no nos hará lo que ha hecho a IU”

La presidenta andaluza dedicó parte de su intervención ante el comité director socialista a otros partidos y, en especial, a Podemos, formación a la que acusó de “injerencias descaradas” y a la que dedicó un mensaje que cierra el paso a cualquier acuerdo: “Lo que han hecho con Izquierda Unida no lo van a hacer con el PSOE, hagan lo que hagan”. También cargó contra quienes aspiran a esta posibilidad, aquellos que se “han cegado con los fogonazos de los partidos nuevos y han perdido la perspectiva”

La dirigente andaluza, además, se mostró muy crítica con el PP, partido que, según afirmó, “donde menos daño hace es en la oposición”. “El PSOE andaluz nunca querría que gobierne la derecha”, sentenció.

Más información