Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Amplio rechazo de los críticos a Sánchez a su propuesta de celebrar un congreso

Madina cuestiona el "hundimiento electoral inmenso". "Deben asumir sus responsabilidades"

Susana Díaz durante un evento en Córdoba.

El PSOE andaluz, la federación socialista más poderosa, los presidentes autonómicos de Extremadura y la Comunidad Valenciana y referentes del partido como su último presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el diputado Eduardo Madina mostraron este lunes su rechazo a la intención de Pedro Sánchez de convocar un congreso federal con primarias en octubre. Tampoco agradó que, de forma explícita, el secretario general del PSOE afirmase que los partidarios de la abstención lo son, por extensión, de un PSOE “subalterno” del PP.

"Sería una torpeza increíble celebrarlo el mismo mes de la posible convocatoria de nuevas elecciones. Daríamos el mensaje de que hemos tirado la toalla y que ya estamos decididos a unas terceras elecciones", ha señalado el secretario de Organización en Andalucía, Juan Cornejo, que ha criticado los "resultados nefastos" que el partido obtuvo en Galicia y el País Vasco.

El número dos del PSOE andaluz ha recordado que en febrero se decidió aplazar el congreso hasta que hubiera Gobierno. Cornejo no ha aclarado si votarán en contra de su celebración, al no estar oficialmente propuesto. "La dirección del partido trata de esconderse detrás de un congreso exprés para no hablar de lo que se tendría que hablar: los resultados nefastos en Galicia y País Vasco", ha añadido. Preguntado si Pedro Sánchez debe dimitir, el socialista ha asegurado que "no es momento de celebrar un congreso sino de asumir responsabilidades políticas". Para Cornejo, la dirección del partido “trata de esconderse detrás de un congreso exprés para no hablar de lo que se tendría que hablar: los resultados nefastos en Galicia y País Vasco”. Llegado el momento, el responsable de Organización del PSOE-A subrayó la necesidad de celebrar un congreso de “refundación”. “Debemos replantearnos absolutamente todo”, zanjó.

Cornejo no ha aclarado si el PSOE andaluz pedirá la dimisión de Sánchez y se ha limitado a reiterar que "es el momento de asumir responsabilidades políticas". Punto y seguido ha recordado las dimisiones tanto de Joaquín Almunia y Alfredo Pérez Rubalcaba tras su derrota en unas elecciones generales. "Creo que con estas palabras estamos siendo muy claros. Almunia, ¿convocó un congreso? Rubalcaba, ¿convocó un congreso? Si se tiene unos resultados que son inasumibles ya no es cuestión de una persona ni de un líder, sino una cuestión de partido. Cuando lo que está en juego es ni más ni menos que el PSOE, las decisiones se tienen que producir desde la generosidad hacia el partido, desde la solidaridad hacia el partido y desde el interés general del partido. No desde la búsqueda de soluciones para situaciones personales de sea quien sea", ha señalado Cornejo.

El secretario de Política Federal del PSOE, Antonio Pradas, miembro de la Permanente y hombre de confianza de Susana Díaz, defendió “el cambio de rumbo” en el partido. También pidió hacer “autocrítica y no poner paños calientes”. La presidenta de Andalucía y secretaria general del PSOE-A convocó el jueves, a 48 horas del Comité Federal, a la Ejecutiva y el Comité Director de la mayor federación socialista.

Guillermo Fernández Vara y Ximo Puig rechazaron el planteamiento de un congreso, previa celebración de primarias, para dirimir la posición política de los socialistas. “Es falso, en el PSOE no existe un debate ideológico, no hay los que son de izquierdas y los que no son de izquierdas. Que vengan aquí a Extremadura y verán lo que es una política de izquierdas”, afirmó Fernández Vara en declaraciones a EL PAÍS.

“Lo que hay es un debate creado por Sánchez en torno a su propia supervivencia, y para ello lo ha reducido a la militancia. Gana militantes a costa de perder votantes. Quiere vencer al PP radicalizándonos como Podemos... Yo también quiero sacar al PP del poder, pero para eso hay que ganarle las elecciones. Lo que no puede ser es que como no se le pueda ganar, se intente de otro modo”, sostuvo el dirigente extremeño.

“En absoluto se trata de un debate ideológico, es más bien un debate sobre cómo debe gobernarse una organización, en busca de un liderazgo inclusivo y que entienda la división territorial del poder. ¿Izquierda y derecha? En absoluto”, expresó Puig. “¿Quién me puede reprochar a mí que no me acerque a la izquierda, si hasta me prohibieron acordar listas conjuntas al Senado con Podemos y Compromís? Yo apoyaría una alternativa de izquierdas, pero es que es una falacia decir que esa alternativa existe. La ha negado Ciudadanos, la ha negado el propio Urkullu”, planteó el presidente valenciano, en alusión a la postura del futuro lehendakari sobre los potenciales pactos para formar Gobierno.

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero también ha valorado los resultados y ha dicho que "es absolutamente imprescindible una reflexión política". "El PSOE necesita un rumbo distinto porque los ciudadanos han hablado y a esa voz hay que escucharla ante todo", ha dicho en una entrevista en W Radio. En Twitter, el exministro y exsecretario de Organización José Blanco se ha mostrado "desolado" por los resultados: "Qué más tiene que pasar para que el PSOE reflexione".

"Hundimiento electoral inmenso. Deben asumir sus responsabilidades y el PSOE cambiar el rumbo. Un congreso ahora nos lleva a otras elecciones", ha señalado el diputado socialista Eduardo Madina en su cuenta en Twitter. Soraya Rodríguez, diputada por Valladolid, se declaró contraria, en la misma red social, a un Ejecutivo alternativo al de Mariano Rajoy con la antigua Convergència o con Podemos: “Ni rehenes de la derecha independentista ni subalternos del populismo de izquierdas. El PSOE debe ganar para ser alternativa al PP. No hay atajos”. El Comité Federal del sábado decidirá si el 39º Congreso, con un reparto de fuerzas equilibrado según los distintos bandos, se celebra o pospone.

La vicesecretaria general y portavoz de los socialistas manchegos, Cristina Maestre, advirtió de que “no se puede esconder” la responsabilidad por unos resultados electorales “tan negativos”. Maestre recordó que los resultados del domingo en las elecciones autonómicas no es el primero en contra que tiene el PSOE, que el 20-D, y seis meses después en las del 26-J, obtuvo sus peores registros en unas elecciones generales.

Más información