Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podemos confirma en un documental que prioriza la estrategia

'Política, manual de instrucciones' disecciona la evolución de la formación de Iglesias

Podemos arranca la campaña con un documental sobre los hitos del partido desde su asamblea fundacional, celebrada en octubre de 2014. Política, manual de instrucciones, de Fernando León de Aranoa, confirma que la formación ha centrado su proyecto en la estrategia política, primando el tacticismo para captar votos de amplios sectores y con una prioridad: polarizar la pugna con el PP e ignorar al PSOE. El filme da cuenta de las crisis atravesadas por el partido, el choque entre Íñigo Errejón y Juan Carlos Monedero y el control de daños ante las críticas.

Pablo Iglesias con el primer ministro griego, Alexis Tsipras, en el documental de Fernando León de Aranoa.
Pablo Iglesias con el primer ministro griego, Alexis Tsipras, en el documental de Fernando León de Aranoa.

El documental, que se estrena mañana, repasa la génesis de la organización, sus antecedentes en el 15-M, el discurso utilizado para competir con el PSOE y los choques entre sus dirigentes. El elevado nivel de acercamiento a Pablo Iglesias, Íñigo Errejón, Juan Carlos Monedero o Carolina Bescansa, las principales voces del metraje, y el acceso a muchas reuniones muestran el entusiasmo de sus cuadros pero también que el camino de Podemos ha estado marcado esencialmente por la estrategia y las encuestas. Irene Montero, jefa de gabinete de Iglesias, defiende lo que considera como ejercicio de transparencia. “No tenemos nada que ocultar. Creo que ningún partido dejaría que se grabe como se nos ha grabado a nosotros. Hay muchos elementos de autenticidad. No hemos controlado nada”, asegura.

Ni república ni maltrato animal. Queda demostrado en las más de dos horas de película que el equipo fundador de Podemos trata de aplicar esquemas teóricos académicos, primero para fortalecer su poder interno —frente a las que fueron figuras críticas como la de Pablo Echenique, ahora hombre de confianza de Iglesias, o la líder de la formación en Andalucía, Teresa Rodríguez— y en segundo lugar para convertirse en maquinaria electoral. El hecho de que el nacimiento del partido sea “resultado del fracaso del régimen” da pie a una estrategia que busca desmarcarse de la izquierda tradicional. Eso obliga a la dirección a hacer equilibrios constantes incluso con sus propios principios: “No queremos discutir sobre el maltrato animal”, afirma Iglesias en una reunión del consejo ciudadano; equilibrios que se extienden a la opción entre monarquía o república. “Tratamos de elegir un escenario en el que podemos ganar. Si hablamos de desahucios, ganamos”, mantiene. Montero, no obstante, asegura a este períódico que la estrategia no choca con el programa. “Claro que tenemos debates políticos, claro que Podemos tiene teoría y estrategia, no vamos a lo loco. Pero no es incompatible con el programa”.

Matar al padre

Podemos existe porque existe el PSOE y porque los socialistas se han visto debilitados por la crisis del bipartidismo. Pablo Iglesias lo expresa a las claras en el documental de Fernando León de Aranoa: “El PSOE es la piedra angular de nuestra estrategia. Mano tendida, pero no hay que nombrarle. Lo fundamental es confrontar con el PP, porque nos interesa una simplificación política”. 

Pese a que las encuestas previas al 20-D reflejaban una caída de Podemos, su responsable de análisis, Carolina Bescansa, destaca del CIS preelectoral que “Pedro Sánchez se ha muerto”. E Íñigo Errejón recurre al psicoanálisis para explicar que para “hacer una revolución” hay que “matar al padre”.

América Latina. ¿Dónde se ha inspirado la cúpula de Podemos? Sus principales dirigentes han sido criticados por los vínculos mantenidos en el pasado con los Gobiernos de Venezuela, Ecuador y Bolivia. “En América Latina aprendimos que se puede ganar”, asegura Iglesias, poniendo el acento en que esas relaciones fueron esencialmente académicas y tuvieron que ver con la superación de la dialéctica entre la izquierda y la derecha. León de Aranoa sigue a Iglesias hasta Ecuador y presencia un encuentro con el expresidente uruguayo José Mujica. La identificación con el universo latinoamericano no gusta en Podemos; como tampoco gustan ahora las comparaciones con el primer ministro griego, Alexis Tsipras, otra de las voces del documental. Por eso, en el partido reconocen ante las cámaras: “La inspiración de los modelos latinoamericanos se nos ha ido de las manos”.

Choques internos. El documental refleja las diferencias que existen entre distintos sectores del partido, la rebelión de varios líderes territoriales por el sistema de primarias y el pulso sobre el proyecto, mantenido sobre todo entre Errejón y Monedero, quien reconoce “diferencias radicales”. En el filme, que culmina el 20-D, no queda reflejada la posterior disputa entre las corrientes partidarias del líder y su número dos.

Más información