Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
ALBERT RIVERA

“Queremos construir un proyecto de mayorías, más allá de unas siglas”

El líder de Ciudadanos cree que debe gobernar la mayoría social, no la lista más votada

Albert Rivera, en el Parlament el viernes pasado.
Albert Rivera, en el Parlament el viernes pasado.

Albert Rivera, barcelonés, 35 años, de padre catalán y madre malagueña, diputado en el Parlamento de Cataluña, ha dado el salto de la política catalana a la nacional al frente de Ciudadanos. “Quiero promover un proyecto para España que vaya más allá de una legislatura y más allá de unas siglas; un proyecto grande”, dice.

Pregunta. ¿Qué le llevó a dar el salto y salir del ámbito catalán?

Respuesta. Desde 2013, grupos y colectivos de toda España me invitaban a charlas y conferencias y cristalizó en octubre de ese año un manifiesto que presenté con el exministro socialista Antoni Asunción y el periodista Juan Carlos Girauta [hoy eurodiputado]. Nos desbordó. En pocos días tuvimos 10.000 firmas y en menos de un año 70.000 inscritos. Tenemos una red de voluntarios por toda España y ya hemos abierto 225 agrupaciones. Y nos animó que en las elecciones europeas 500.000 personas votaran a Ciudadanos; 350.000 fuera de Cataluña.

"PP y PSOE han de decidir si nos apoyan frente a CiU y ERC"

P. Su forma de crecer, con adhesiones de partidos pequeños locales, fue uno de los motivos por los que UPyD no consideró idóneo su proyecto, además de que ustedes les presentaran un ultimátum para firmar ya un acuerdo para las elecciones municipales y autonómicas.

R. Después de siete años de tratar de convencer a Rosa Díez de que participara en un proyecto grande y, después de cuatro intentos, en los que les ofrecimos la fórmula que quisieran, dijeron que no. Esos partidos se han disuelto y a Ciudadanos han entrado algunas de esas personas. Hacemos primarias para los cinco primeros puestos de cada lista; ellos solo del cabeza. Pero bueno, este proyecto va creciendo y hay bastantes personas de UPyD que se están sumando a la tercera vía española. Los que pensamos igual deberíamos ir juntos y eso va a pasar, porque no se pueden trazar rayas en el agua.

P. Tercera vía para España. ¿Cuál es la primera y la segunda?

"Muchos españoles no quieren rojos ni azules; es tiempo de nuevos partidos"

R. PP y PSOE, por un lado, y Podemos, por otro. Aunque lo relevante es que en España hay que entrar en otra fase después de que hubo una primera con Adolfo Suárez; la segunda, de modernización de España, que representó Felipe González; hubo una tercera que protagonizó Alianza Popular al pasar a ser Partido Popular pero ni Rodríguez Zapatero ni Rajoy han sabido hacer un proyecto de país, de Estado. Nosotros, con mucha más gente, lo queremos hacer; no estamos interesados en un pelotazo político o en una ocurrencia sino en un proyecto para España que va más allá de una legislatura y de unas siglas. Habrá que cambiar la cultura política de nuestro país para construir mayorías que requieren pactos estables y partidos responsables dispuestos a hacerlos.

P. ¿Las siglas no importan para construir esa mayoría, tampoco las ideologías?

R. A los Demócratas Liberales, que es el grupo donde estamos en el Parlamento Europeo, los socialistas siempre nos han querido empujar a la derecha y los conservadores a la izquierda. Muchos españoles no quieren escoger entre economía de mercado y Estado de bienestar. Hay que buscar el equilibrio sin criminalizar al empresariado ni aplaudir los recortes que es lo que se ha hecho en la política europea en vez de reformas. En esa línea de equilibrio trabajamos y en primavera presentaremos nuestra propuesta socioeconómica.

"Podemos es venganza, Ciudadanos, justicia"

P. Usted se define progresista.

R. Y demócrata y constitucionalista, como figura en el documento de Ciudadanos.

P. ¿Así pueden dirigirse a todo el mundo?

R. Con exclusión de todos los radicalismos. Matteo Renzi, en Italia, y Manuel Valls, en Francia, son la prueba de que no hay compartimentos cerrados; unos cogen de otros. ¿Sólo es importante cuadrar las cuentas? ¿La austeridad por encima de todo? No, y tampoco el gasto sin límite. El país necesita diferentes partidos, diferentes personas, ni rojos ni azules, gente que escuche mucho. El eclecticismo tiene que estar también en política.

P. Usted dice eclecticismo y Podemos, para no situarse en espacio cerrado, se dice transversal.

R. No sé qué defiende Podemos, porque cambia el programa según avanza en las encuestas. Los españoles ya tienen bastante con los engaños de Mariano Rajoy por incumplimiento de su programa para que ahora…

P. Usted dice que Podemos quiere engañar a los españoles.

R. Digo que están cambiando propuestas y otras son inviables, como las rentas que piden para todo el mundo, la edad de jubilación. Podemos estar de acuerdo en el diagnóstico, pero lo difícil son las soluciones y esas no las dan. Podemos es venganza; Ciudadanos es justicia.

P. ¿Y el PP y el PSOE?

R. Ninguno de los dos es capaz de afrontar la nueva etapa que requiere España. Con respeto a Pedro Sánchez y a su partido, el PSOE no está en condiciones por sus problemas internos y por hechos de su pasado.

P. Usted propugna la construcción de mayorías y la superación de siglas, pero no considera a ningún partido actual. Tras las municipales y autonómicas ¿habrá que hacer pactos, o no?

R. Sí, pactos con condiciones de transparencia, de limpieza y con proyectos. Pero ¿pactos con el PP de la Operación Púnica o con el PSOE de los ERE? Habrá que mirarlo mucho.

P. Pocos meses después de las municipales llegarán las generales que, al contrario de las primeras, siempre ha gobernado la lista más votada. ¿Usted respetará ese criterio?

R. En un sistema democrático debe gobernar la mayoría social, no la lista más votada, que puede ser con un 20% o quien tenga un voto más. Por respeto institucional hay que escuchar a quien más votos haya obtenido, pero no hay que descartar nada. Un proyecto de reformas tendría nuestro apoyo, pero tiene que reflejarse la mayoría social. Y no vamos a esquivar nuestra responsabilidad y aunque seremos muy exigentes no nos temblará el pulso para comprometernos; sin negociar reparto de poder sino proyecto.

P. ¿Y usted encabezará la lista de Ciudadanos al Congreso?

R. No he tomado esa decisión; la tomaré en 2016. Si hay elecciones en Cataluña en los próximos meses yo me presentaré a las primarias del partido. Las elecciones catalanas son muy importantes para la estabilidad de España porque lo que ocurre aquí es un problema español, que se estabilice Cataluña es clave.

P. Su tesis de construcción de mayorías ¿la aplica también para Cataluña?

R. Nosotros podemos liderar la alternativa a CiU y ERC, al ser la lista más votada. Mi propuesta es ganadora y PP y PSOE deben decidir si apoyan una alternativa a la propuesta de independencia. Es algo muy serio porque Artur Mas se da 18 meses para iniciar el proceso de independencia.