Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Voy todo de subidón. Le tiré una piedra en la cabeza cuando estaba en suelo”

El auto de prisión de un joven por los disturbios del 22-M refleja sus supuestas declaraciones

CONCENTRACIONES DE ANTIDISTURBIOS A MEDIODÍA.  Policías antidisturbios se están concentrando desde el mediodía de este miércoles en Madrid, Sevilla y Zaragoza, donde están las tres grandes sedes de los antidisturbios, en protesta por el operativo de la Marcha de la Dignidad. ATLAS

"Voy todo de subidón porque en las cargas de Recoletos fuimos capaces de rodear a un policía y yo le tiré una piedra en la cabeza cuando estaba en el suelo. Mañana lo veréis en las noticias, quedó inconsciente, se lo tuvieron que llevar arrastrao". Esos fueron los comentarios que, supuestamente, hizo Miguel M. S., el detenido que se encuentra en prisión provisional desde el lunes por la tarde tras pasar a disposición judicial. Así lo ha recogido el titular del Juzgado de Instrucción número 30 de Madrid, Francisco Javier Teijeiro Dacal, que estaba en funciones de guardia para detenidos. La policía le imputó un delito de homicidio en grado de tentativa. Junto a Miguel M. S. fueron detenidas otras 23 personas (tres de ellas menores de edad) acusadas de participar en los disturbios en que degeneró la manifestación de las marchas por la dignidad del pasado 22-M.

El magistrado ordenó su ingreso en prisión comunicada y sin fianza porque existen indicios suficientes y racionales de que fue el arrestado el que agredió al policía nacional con número de placa 106.032 y que tuvo que ser atendido de una brecha de grandes dimensiones en la cabeza. Necesitó que le pusieran 11 grapas para suturar la herida. 

Según el relato de hechos del magistrado, Miguel M. S se encontraba junto con otros individuos en los alrededores de la plaza de Colón, en la capital. Durante la manifestación del pasado sábado se le vio como cogía "varios adoquines de la calle, fracturándolos y distribuyéndolos entre sus acompañantes". A continuación los lanzó los agentes uniformados. "Cuando se encontraba a la altura del paseo de Recoletos, aprovechando que uno de los agentes se encontraba desprovisto de casco, tras coger una piedra de granito de grandes dimensiones, le golpea con ella en la cabeza, ocasionándole al funcionario un traumatismo craneoencefálico y lesión en la región parieto-occipital derecha", recoge el auto de ingreso en prisión. Se estima que necesitará unos 15 días para poder volver a sus ocupaciones habituales y otro periodo similar para recibir el alta médica. 

El imputado se dirigió a continuación por el paseo del Prado hacia la glorieta de Carlos V (Atocha), manifestando que estaba de "subidón". Tras contactar con otro detenido, Víctor M. C, junto con otros individuos no identificados, formaron "una barricada para impedir el paso a los vehículos policiales", según el auto. Lanzaron contra ellos diversos objetos. Ambos fueron detenidos una vez que habían cesado los incidentes.

El juez entiende que los hechos por los que ha sido imputado Miguel M. S. (lesiones, atentado y desórdenes públicos) están castigados con elevadas penas privativas de libertad (cárcel) y que existe el riesgo de fuga derivado de tal circunstancia, además de una eventual reiteración delictiva. Francisco Javier Teijeiro se ha basado en su decisión en las declaraciones y las pruebas presentadas en el atestado así como el informe médico de policía herido. "A la vista de las diligencias practicadas, se infiere la presencia del imputado en el lugar de los hechos y su participación en ellos, con el resultado conocido", destaca el auto judicial.

Miguel M.M., madrileño de 20 años de edad y sin antecedentes policiales, declaró ayer ante el magistrado, al igual que otros tantos, tras ser detenidos la noche del pasado sábado por los disturbios posteriores a la manifestación de las Marchas de la Dignidad del 22-M.

Más información