Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido un hombre que durmió en 13 hoteles de lujo y se fue sin pagar

Todos los establecimientos en los que pernoctó el estafador, de 58 años, eran de cinco estrellas y están ubicados en el centro de Madrid

Habitación en un hotel de lujo de Madrid. Ampliar foto
Habitación en un hotel de lujo de Madrid.

Juan Carlos V. G., de 58 años, siempre actuaba de la misma manera. Entraba en un hotel de lujo de Madrid y pedía una habitación. Iba sin equipaje y su estancia no pasaba de una o dos noches. Cuando llegaba la hora de pagar, su tarjeta siempre daba error y, con la excusa de ir a un cajero, se marchaba sin pagar.

Los agentes de la comisaría del distrito de Retiro recibieron varias denuncias de hoteles de la capital que habían sufrido la estafa de un hombre que se llegaba y pedía una habitación, sin tener reserva previa. Para ello, exhibía una tarjeta de crédito a su nombre con la que, presuntamente, garantizaba el pago de su estancia.

A la mañana siguiente, cuando hacía la salida del hotel, entregaba de nuevo la tarjeta de crédito. Cuando la pasaban por el datáfono, siempre daba error. Y eso pese a intentarlo en varias ocasiones. Ante esa eventualidad y como no llevaba equipaje, preguntaba por el cajero automático más cercano para poder sacar dinero. Pero su verdadero fin era muy distinto: marcharse sin pagar, según ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

Los establecimientos denunciaron en comisaría y los agentes de Policía Judicial alertaron a los hoteles en los que no había estado para que no aceptaran su estancia. Además, pusieron vigilancia en la zona centro. Eso les permitió ser alertado por un establecimiento en el que supuestamente quería hospedarse. Fue detenido en el acto acusado de haber estafado al menos a 13 hoteles de lujo. La policía ha calculado que el montante de su estafa puede superar los 7.000 euros.

Los agentes le decomisaron cinco tarjetas de crédito a su nombre, que eran las utilizadas para cometer la estafa.