Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Galicia, en alerta naranja por nieve

Caída notable de las temperaturas en toda la Península, con valores más bajos de lo habitual para esta época del año, y con la cota de nieve en 300 metros

Así es la primavera que nos espera, según la Aemet. ATLAS

Aunque la primavera va a ser más calurosa de lo habitual en España, según el pronóstico de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), nada más inaugurarla se esperan dos días con valores bajos para esta época del año en toda la Península. La culpa la tiene la entrada de una baja atlántica procedente del noroeste de Irlanda, que este miércoles se sitúa sobre el mar Cantábrico. Este frente frío está provocando un descenso generalizado de las temperaturas en toda la península Ibérica y Baleares, con nieve en cotas de 300 metros. La Aemet ha puesto en alerta a 12 provincias de ocho comunidades por intensas nevadas y por olas que alcanzarán los seis metros.

El nuevo frente frío durará dos días. Este miércoles se espera un descenso térmico generalizado de las temperaturas, del que solo se libra el área mediterránea y el cantábrico oriental, con una bajada notable de las temperaturas en Extremadura y las comunidades de Madrid y de Castilla-La Mancha. También se registrarán heladas en la mitad septentrional de la Península, que serán más intensas en zonas de montaña del extremo norte. Mañana jueves continuará la caída de los termómetros, que llegará a ser localmente notable en el interior de las zonas oriental y sur de la Península.

Estará nuboso en toda la península, con precipitaciones que podrán ir acompañadas de tormentas y que se prevén localmente persistentes en Galicia. Afectarán el miércoles a la vertiente atlántica peninsular, Pirineos y Cataluña, y se extenderán el jueves a toda la Península, aunque en general serán más débiles y dispersas cuanto más hacia el este, salvo el área pirenaica. Durante este episodio se esperan nevadas significativas en Galicia, Asturias, zonas limítrofes de Castilla y León, y Pirineos. Así, la cota de nieve experimentará un descenso paulatino y se situará al final del miércoles entre los 300 y los 600 metros en la Cordillera Cantábrica, Sistema Central y oeste del Ibérico, y en torno a los 400 y los 800 metros en Pirineos Occidentales y Central.

La aproximación de la baja atlántica provocará durante ambos días la entrada de vientos de componente oeste, que soplarán con intervalos de intensidad fuerte en la Cordillera Cantábrica, y litorales gallego y cantábrico. El viernes, lo más probable es que se intensifiquen las precipitaciones en el norte de la Comunidad Valenciana, en Cataluña y Baleares, debido al posible desarrollo de una borrasca en la zona. De cara al sábado, las temperaturas comenzarán a recuperarse lentamente, aunque de forma desigual según las zonas.

En cuanto a las alertas, la situación más llamativa se encuentra en Galicia, donde hay alerta naranja (riesgo importante, el segundo escalón de tres) por nieve en todas sus provincias. Se espera una acumulación de nieve de cinco centímetros de espesor en una cota de 500 metros. En altitudes superiores, advierte la Aemet, es muy probable que la acumulación sea mayor. En A Coruña hay además alerta naranja por mar combinada del noroeste con olas que alcanzarán de cinco a seis metros, mientras que en Lugo y Pontevedra el aviso es amarillo (riesgo, el primero de una escala de tres) por el mismo motivo, con olas de cuatro metros.

Navarra tiene alerta amarilla por nevadas que dejarán cinco centímetros de espesor en una cota por encima de los 1.200 metros, mientras que en una altitud entre los 800/900 metros se prevén nevadas de dos centímetros. En Asturias está activada la alerta amarilla por nieve en la suroccidental asturiana con una acumulación de ocho centímetros a partir de los 500 metros, y alerta amarilla por mar combinada del noroeste con olas de cuatro metros. 

Cantabria está en alerta amarilla por nieve en zonas del centro de la comunidad y en el valle de Villaverde, y por mar combinada del noroeste con olas de cuatro metros. Las provincias Huesca (Aragón), Lleida (Cataluña) y León y Zamora (Castilla y León) tienen aviso amarillo por nieve, mientras que en Almería (Andalucía) están en alerta por viento del oeste con fuerza siete y olas de tres metros.

La alerta naranja supone un riesgo meteorológico importante, fenómenos meteorológicos no habituales y con cierto grado de peligro para las actividades usuales, mientras que con la amarilla no existe riesgo meteorológico para la población en general, aunque sí para alguna actividad.

Más información