Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La gestora del PSOE quiere controlar las donaciones a los candidatos

Díaz, Sánchez y López tendrán dos cuentas para consignar la identificación de los donantes y otra de gastos con los cargos que origine el proceso

Javier Fernández (i) junto a Mario Jiménez.

La gestora del PSOE tomará el control de la financiación de las campañas de Susana Díaz, Pedro Sánchez y Patxi López a las primarias. Ya les ha abierto una cuenta de ingresos y otra de gastos a cada uno, cuya titularidad compartirán con un representante del partido para saber quiénes son los donantes y en qué gasta lo recibido. Díaz y López aceptan y Sánchez no ha respondido aún, pero expresa “dudas jurídicas” para el trasvase de las donaciones a una cuenta bancaria.

La campaña de crowdfunding (financiación colectiva) puesta en marcha por Pedro Sánchez y Patxi López tendrá que reconducirse. Ambos empezaron la carrera por la secretaría general en enero y decidieron, hace un par de semanas, proveerse de fondos para su campaña con aportaciones de sus seguidores. La gestora quiere extremar el cumplimiento de la ley sobre financiación de partidos y se ha dirigido por carta a los tres aspirantes, Díaz, Sánchez y López, para comunicarles las directrices a través del gerente del PSOE, Gregorio Martínez.

“Conocida tu voluntad de presentar candidatura a la secretaría general, es preciso articular un mecanismo común que fije las reglas de financiación en el período previo a la proclamación de candidaturas”, se lee en la carta. Les recuerda que ha habido un cambio en la ley 3/2015 de 30 de marzo de control de la actividad económico-financiera de los partidos políticos. “Cualquier proceso interno que afecte al PSOE puede ser considerado financiación del mismo y sujeto a la normativa correspondiente, lo que puede implicar una serie de responsabilidades y obligaciones para nuestro partido”. Desde la gerencia federal se pondrá a disposición de cada uno de los precandidatos “los mecanismos necesarios para asegurar la transparencia de la campaña, así como para garantizar que las aportaciones recibidas cumplen con la normativa relativa a la financiación de partidos”.

Esa gerencia ya ha dado los pasos necesarios con la apertura de dos cuentas corrientes para cada uno. “Una de ingresos, en la que debéis hacer constar la identidad de los donantes (nombre completo y DNI) y que deberá ser la única cuenta existente de canalización de la captación de fondos de tu candidatura”, dice la misiva. Y otra de gastos, contra la que se efectuarán los cargos que origine el proceso. En ambas cuentas la titularidad será compartida entre el PSOE como persona jurídica y la persona designada por la candidatura. Hasta ahora, Sánchez ha recibido en la cuenta que abrió su equipo casi 80.000 euros mediante aportaciones de 10 a 300 euros. Cada donante da su nombre y DNI y al hacer la aportación recibe un correo electrónico de recepción de la misma.

"Dudas" de Sánchez

El equipo de Díaz acepta que se controlen las donaciones. Sánchez no ha respondido al requerimiento de la gestora a la espera de la reunión programada para el próximo martes. Santos Cerdán, miembro del equipo del ex secretario general que coordina Adriana Lastra, aseguró a EL PAÍS la “voluntad de llegar a acuerdos”, pero abogados consultados por la candidatura expresan “dudas y dificultades jurídicas” para el trasvase de las donaciones a una cuenta corriente. Sánchez, según Cerdán, ha recibido el apoyo de más de 3.000 donantes. Sí quieren que en la reunión del martes con la gestora se hable de “financiación, del censo y del voto telemático”, señala Cerdán. La dirección interina no es partidaria del voto telemático porque no figura en el reglamento de primarias. “Si se ha cambiado el todo, como fue la elección del secretario general por primarias, ¿cómo no se va a poder articular el voto telemático?”, se pregunta Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, del equipo de estrategia de Sánchez.

El equipo del López nada tiene que objetar a las cuentas corrientes abiertas por el partido y pide a la gestora que organice debates entre los candidatos.

Más información