Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez prohíbe circular al autobús contra los transexuales de Hazte Oír

El magistrado cree que la campaña busca atentar contra la dignidad del colectivo

El autobús de Hazte Oír, inmovilizado en un aparcamiento de Coslada, este miércoles. En vídeo, Ignacio Arsuaga, Presidente de Hazte Oir. Foto: Víctor Sainz / Vídeo: EFE

Frenazo judicial a Hazte Oír. El magistrado de Instrucción número 42 de Madrid ha ordenado que se prohíba la circulación del autobús contra los transexuales fletado por esta organización ultracatólica, que a principios de semana recorrió las calles de Madrid y que tenía previsto iniciar una ruta por varias ciudades de España. El juez, que considera que esta campaña se dirige a personas con una orientación sexual "distinta" para lesionar su "dignidad", ha adoptado esta medida con carácter cautelar para evitar una "perpetuación" de un posible delito y ha dictado que el autocar no puede salir a la vía pública hasta que no retire los mensajes contra la transexualidad que luce en sus costados.

"Hazte Oír no se limita a exponer el ideario que pueda tener respecto a la sexualidad. Sino que, extralimitándose de dicho ideario, parece dirigirse a las personas con una orientación distinta, negándosela y lesionando de esta manera su dignidad", argumenta el magistrado en un auto fechado este miércoles, al que ha tenido acceso EL PAÍS. En ese mismo escrito, el instructor afirma que tomó declaración como investigado al presidente del colectivo, Ignacio Arsuaga, que ha afirmado este jueves que taparán los mensajes actuales que luce el autobús, pero que pondrán otros en su lugar y el vehículo saldrá a la calle de nuevo. Además, fletarán un segundo autocar, ha remachado.

Durante su comparecencia ante el magistrado, el líder del grupo ultracatólico admitió que la campaña "puede ser provocadora"; pero, según él, no supone "en modo alguno" un ataque a los derechos de los homosexuales y transexuales. Una tesis que rechaza el juez. El magistrado subraya que, aunque "del tenor literal de la publicidad" no se infiere racionalmente que se esté públicamente fomentando el odio contra un grupo, sí cabe apreciar que supone un menosprecio a los transexuales.

Posteriormente, en una rueda de prensa convocada este jueves, Arsuaga ha arremetido otra vez contra el colectivo LGTBI —"Lamento que la Inquisición gay haya impuesto su dictadura"— y se ha presentado como la víctima de los ataques del "establishment, los partidos políticos, el dogma homosexual y los medios de comunicación". "Pero no nos vamos a amedrentar", ha añadido el presidente de este grupo ultracatólico.

"Retirarle la declaración de utilidad pública"

Unidos Podemos y el PSOE han instado al Gobierno a que retire a Hazte Oír la declaración de organización de "utilidad pública", una condición que le concedió Jorge Fernández Díaz, exministro de Interior, y que le permite acogerse a beneficios fiscales. "Esta organización ha estado muchos años al servicio del PP, convocando manifestaciones contra las políticas del PSOE", ha denunciado Ángeles Álvarez, portavoz socialista de Igualdad. "Fue declarada de utilidad pública por tener el respaldo institucional del anterior Gobierno. Hay que retirársela urgentemente", ha insistido Ione Belarra, portavoz adjunta de Podemos en el Parlamento.

La fiscalía de Madrid abrió el miércoles una investigación contra la campaña contra los transexuales y pidió al juez que prohibiese circular al autocar hasta que se retirasen "los mensajes discriminatorios que exhibe". El martes, el Ayuntamiento de Madrid ya procedió a la inmovilización del mencionado vehículo, que pretendía recorrer las calles de la ciudad con el mensaje: "Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Que no te engañen. Si naces hombre, eres hombre. Si eres mujer, seguirás siéndolo".

La organización ultracatólica ha denunciado públicamente el "secuestro" del autocar este martes por parte del Consistorio y anunció, antes de conocerse la decisión de la fiscalía, que el vehículo continuaría su ruta este miércoles, pese a que la Policía Municipal de la capital lo había inmovilizado y multado la noche anterior. Según informó el Consistorio, el autocar se encontraba "custodiado" por los agentes en una cochera de Hazte Oír y se había determinado que no circulase por la ciudad "a la espera de que la Fiscalía se pronuncie sobre un posible delito de LGTBIfobia".

Más información