Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El PSOE celebrará primarias en mayo y el congreso en junio

Los socialistas tendrán un nuevo secretario cuando ratifiquen la votación del elegido en las primarias

Ampliar foto
La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz tras visitar la exposición "Velázquez, Murillo, Sevilla" en el Hospital de los Venerables.

El PSOE tendrá un nuevo secretario general a mediados del próximo mes de junio, cuando los delegados ratifiquen en el congreso del partido la votación del elegido por los militantes en las elecciones primarias que se celebrarán a finales del mes de mayo. Esta es la propuesta que maneja la comisión gestora y que hará pública su presidente, Javier Fernández, en el comité federal del próximo sábado.

La discusión sobre las fechas del congreso quedará zanjada el próximo sábado ante una mayoría clara que aprobará el calendario propuesto.
Antes de que empiece el verano de 2017 el PSOE celebrará su congreso. Fue la previsión de la comisión gestora cuando se hizo cargo del partido el pasado 1 de octubre y nada ni nadie les ha hecho cambiar de opinión. Los interlocutores consultados sitúan “a mediados del mes de junio” la fecha del 39 congreso del partido, por lo que podría celebrarse el fin de semana del 17 y 18 de junio, según las fuentes consultadas.

La fecha exacta se cerrará en las próximas horas ya que el presidente de la comisión gestora, Javier Fernández, la propondrá el próximo sábado a los miembros del comité federal. En este órgano de dirección del PSOE se discutirán las fechas que proponga el presidente asturiano, que incluye la celebración de elecciones primarias para elegir al secretario general en una votación universal y secreta de todos los militantes. Esta elección se producirá en torno a tres semanas antes del congreso de junio, aunque en principio el presidente de la gestora solo ofrecerá la fecha del congreso. Esta será la segunda vez que los militantes socialistas eligen directamente a su secretario general tras la primera experiencia en julio de 2014, cuando resultó elegido Pedro Sánchez frente a Eduardo Madina y a José Antonio Pérez Tapias.

Jiménez espera que se acate el calendario

Habrá congreso y habrá primarias, como se pondrá de manifiesto en el comité federal del PSOE del próximo sábado. Estas son todavía las reivindicaciones de las plataformas de críticos creadas en todas las federaciones socialistas que tendrán respuesta en la reunión de este sábado aunque las fechas no serán de su agrado. “Congreso ya”, ha sido su petición constante pero se encontrarán con la decisión del máximo órgano de dirección de su partido. A esta realidad próxima aludió este martes el portavoz de la gestora, Mario Jiménez: “Espero que una vez que el comité federal apruebe democráticamente el calendario político y fije la fecha del próximo congreso federal, esa decisión sea acatada por toda la organización”.
Las plataformas críticas entrarán en una fase de reorientación de su tarea aún por discutir a la espera de que surjan los candidatos.

La mitad en contra

La propuesta de Javier Fernández no sorprenderá a los secretarios generales de las federaciones socialistas, ni al primer secretario del PSC, Miquel Iceta, toda vez que ya ha hablado con todos ellos. Sin concretar la fecha exacta, sí les dio argumentos para celebrar el congreso no antes de cinco meses, en torno a la necesidad de centrarse en el debate para la “renovación del proyecto socialista”. Más de la mitad de los barones territoriales expresaron a Fernández su criterio contrario a celebrarlo en esas fechas y contrapusieron la propuesta de antes del verano a comienzos de la primavera. El mes de abril fue el mencionado por varios de estos dirigentes, de los que solo Francina Armengol, presidenta de Baleares, tiene responsabilidades de gobierno; el resto son líderes de la oposición en sus regiones.

Los demás presidentes autonómicos están de acuerdo en aguardar hasta últimos de mayo para las primarias y mediados de junio para el congreso. No habrá lugar para las sorpresas en la reunión del comité federal del sábado, ya que la propuesta saldrá adelante por una amplísima mayoría en el supuesto de que se someta a votación.

Esa mayoría de secretarios generales críticos con la gestora no se corresponde numéricamente con la mayoría que esta tiene en el conjunto del comité federal. Las dos últimas votaciones de ese órgano así lo pusieron de manifiesto: el 1 de octubre, cuando Pedro Sánchez sometió a su escrutinio la celebración de un congreso de manera inmediata, y el día 23 de ese mes, cuando se votó por la abstención ante la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno. Desde entonces, la correlación de fuerzas entre críticos y oficialistas ha podido variar a favor de los segundos, según criterio de líderes territoriales afines a la gestora. El pasado 1 de octubre los partidarios de la propuesta del anterior secretario general sumaron 107 votos frente a los 132 que rechazaron la celebración de un congreso.

En el siguiente, el 23 de octubre, 139 miembros del comité federal votaron a favor de abstenerse en la investidura de Mariano Rajoy frente a 96 que apostaron por el no. La correlación de fuerzas dentro del comité federal no se conocerá a no ser que este sábado los partidarios de adelantar el congreso al mes de abril propongan una votación con fechas enfrentadas. No hay una decisión común al respeto, pero la mayoría se inclina por defender sus posiciones pero sin provocar un nuevo encontronazo que, además, se saldaría con su derrota.

Después de este comité federal en el que el camino hacia el congreso quedará trazado y aprobado, la discusión sobre las fechas del congreso utilizado por las plataformas críticas tocará a su fin. 

Más información