Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy: “Ahora a reflexionar, a votar y a hacer amigos, que es como se gana”

El líder del PP reafirma "con absoluta seguridad" su compromiso contra los extremistas y radicales

Mariano Rajoy y Alberto Núñez Feijóo en un acto de campaña en Galicia. Ampliar foto
Alberto Núñez Feijóo, candidato del PP a presidente de la Xunta, junto a Mariano Rajoy.

Mariano Rajoy utilizó su última bala electoral en el mitin de cierre de campaña este viernes en Vigo para pedir una gran movilización de voto a favor de sus candidatos el 25-S en Galicia y en Euskadi "para dar la batalla con total y absoluta seguridad para que no haya gobierno de los extremistas y radicales". Se refirió así a los posibles peligros políticos que acechan según su criterio en esas dos comunidades pero también en España, con la nueva propuesta del líder del PSOE, Pedro Sánchez, de intentar formar un Gobierno alternativo al del PP con Podemos y Ciudadanos y otras fuerzas no muy bien especificadas. No hubo más alusiones a ese nuevo órdago de Sánchez.

Rajoy se centró sobre todo en pedir el voto y reclamó actividad al partido hasta el último segundo: "Y mañana a reflexionar y a hacer amigos, y el domingo a votar y a hacer amigos, que es como se gana".

El líder nacional del PP puso los dos ejemplos de las coaliciones que se presentan en Galicia para contraponer lo que entiende que es una alianza por un lado de su partido "con los gallegos, que es la buena" y, por otro, la coalición del PSOE o PSdeG con otras 42 o 44 fuerzas, según cuenten las Mareas y confluencias gallegas de Podemos el aspirante popular Alberto Núñez Feijóo y sus partidarios. El PP gallego difundió así al mismo tiempo un vídeo de dibujos animados de Feijóo en el que ya no oculta las siglas y el logo de su partido sino que lo contrapone a la amalgama de sus contrincantes. Rajoy defiende que a la alternativa al PP solo le une su afán por "atizar inmisericordemente" a Feijóo, al que presentó "como el mejor y el que tiene ideas".

Rajoy se sumó anoche en Vigo, en un teatro García Barbón lleno con 1.000 simpatizantes de la ciudad más poblada de Galicia donde gobierna el PSOE con mayoría absoluta, a la estrategia de Feijóo y sus estrategas de pedir el voto moderado, tranquilo, sensato y a favor de la estabilidad de España y su modelo constitucional de los electores que otras veces se han decantado por los socialistas o por Ciudadanos.

El PP tiene como un mantra en cada acto el recuerdo de que en las elecciones generales del 26-J casi 134.000 gallegos votaron a Ciudadanos y ese partido no obtuvo ningún representante en el Congreso de los Diputados. Feijóo se dirigió este viernes otra vez a todos ellos y les prometió: "Quiero ser vuestro presidente, os respeto". Lo mismo les dijo a los votantes desencantados del PSOE que creen en la unidad de España. Rajoy no fue menos: "Esos 133.000 votos son absolutamente respetables y democráticos pero no sirvieron para nada". Y luego llamó a respaldar ahora a Feijóo a esos gallegos razonables que creen en el sentido común.

Las últimas encuestas internas del PP situaban a esta formación este viernes en los 40 escaños, dos por encima de la mayoría absoluta. Pero el PP, Feijóo y su equipo constatan que los dos o tres últimos diputados se dilucidarán en Galicia por muy pocos votos en los restos y pueden dejarles en 37 actas y arrebatarles la actual mayoría o auparles a 42 y reforzar el actual poderío del presidente gallego como el único dirigente autonómico en España con mayoría absoluta después de tres elecciones.

Más información