Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Solo el 0,4% de las denuncias por violencia machista son falsas

Un informe del Poder Judicial detalla que cuatro de cada cinco mujeres asesinadas no había denunciado previamente

Una adolescente con su móvil, uno de los medios por la que sufren acoso las mujeres. ATLAS

Un informe del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) determina que solo el 0,4% de las denuncias por violencia machista son falsas. Ángeles Carmona, presidenta del Observatorio, asegura que estas cifras evidencian "la inconsistencia de la alegación de que las mujeres denuncian en falso".

Las denuncias por malos tratos se han convertido en uno de los caballos de batalla de algunas asociaciones que afirman que las mujeres lo hacen solo para beneficiarse en los procesos judiciales. Según sus argumentos, la ley contra la violencia de género, aprobada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en 2004, está pensada para incriminar a los hombres.

En una guía del CGPJ de 2013, el organismo precisaba que los agresores aludían a las denuncias falsas como una estrategia procesal con demasiada frecuencia. "Estas afirmaciones carecen del mínimo fundamento", argumenta el Poder Judicial en el informe.

De las 500 sentencias estudiadas por el Consejo entre 2012 y 2014, solo en dos de ellas se abrió un proceso de falso testimonio contra dos mujeres que dijeron que no habían sido maltratadas; aunque en uno de los casos los agentes habían presenciado las agresiones. "La mujer supuestamente mintió para proteger al agresor", ha explicado Carmona, quien ha destacado que con estos datos se puede "desterrar el mito de las denuncias falsas".

Varios expertos han pedido una reforma legal aplicar la libertad vigilada a los agresores desde el momento en que una mujer denuncia malos tratos. Es el momento de mayor riesgo debido a que es cuando pueden tomar las mayores represalias. La ley prevé que se pueda adoptar cuando hay una condena, pero no con anterioridad.

Sensibilizar a la sociedad

Tal y como expone el Observatorio, cuatro de cada cinco mujeres asesinadas por violencia machista no habían denunciado previamente. Según este organismo, estos datos evidencian la necesidad de "continuar sensibilizando a la sociedad de que se trata de un asunto público y no de algo meramente privado".

Este dato aportado por el CGPJ contrasta con el último que publicó la semana pasada. Según su informe anual de 2015, las denuncias por malos tratos con respecto a 2014 habían repuntado levemente, un 1,9% hasta situarse en un total de 129.123; es decir, 347 al día.

Este año ya han perdido la vida 14 mujeres por violencia machista, la última de ellas, de 34 años, el lunes pasado en Gijón. Precisamente, esta edad coincide con la edad media de las víctimas. Tal y como señala el estudio, casi el 70% de las víctimas tiene menos de 45 años. Este perfil es idéntico en el caso de los asesinos.

Sin testigos

Los datos del informe revelan que la violencia machista se ejerce sin testigos, en un ambiente de intimidad. En el 76,6% de las sentencias estudiadas, nadie presenció los malos tratos. De esta forma, es muy complicado que nadie pueda interceder para evitar los asesinatos. "Se refuerza la tesis de que el autor de estos crímenes busca situaciones que excluyan la posibilidad de ayuda a la víctima por parte de terceras personas", afirma el Poder Judicial.

El lugar habitual de los crímenes, tal y como expone el Observatorio, es el domicilio común tanto del maltratador como de la asesinada con un 55% de los casos. El Poder Judicial, que revela que solo el 15% de los crímenes se comete en un espacio público, argumenta que el patrón que siguen los asesinos es el mismo que el evitar que haya testigos. Es decir, buscan lugares con mucho "aislamiento y en los que disminuyen las posibilidades de defensa por parte de la propia víctima".