123.275 mujeres denunciaron en 2015 ser víctimas de violencia machista

Los datos anuales del Poder Judicial revelan un aumento de las denuncias, las órdenes de protección y las condenas a maltratadores

Manifestación en Madrid contra la Violencia Machista S.Sánchez / EL PAÍS VÍDEO

123.725 mujeres denunciaron el año pasado ser víctimas de violencia de género. Algunas denunciaron más de una vez, lo que eleva a 129.123 el número de denuncias que llegaron a los juzgados, una media de 353 denuncias al día, según los datos extraídos del informe anual de 2015 del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), publicado este viernes.

Los datos confirman el discreto pero constante aumento en el número de denuncias por violencia de género que ya se reflejaba en los últimos informes trimestrales del Observatorio. En el saldo anual, las denuncias se han incrementado un 1,9% respecto a 2014, cuando la media de denuncias diarias fue de 347. Los datos confirman también un aumento en el número de condenas a maltratadores impuestas por los jueces y en el de órdenes de protección concedidas.

La presidenta del Observatorio, Ángeles Carmona, saca una lectura “positiva” de estos datos. “El incremento de denuncias y de solicitudes de órdenes de protección evidencia que la mujer víctima ya no se resigna al silencio de otras épocas y que decide poner los hechos en conocimiento de las instituciones del Estado”, afirma Carmona. “El aumento también de las condenas a los maltratadores, de las órdenes de protección otorgadas y, muy especialmente, de las medidas civiles de protección a los menores, creo que habla bien a las claras de unas acertadas reformas legales y de una mayor implicación y formación del personal judicial”, sostiene Carmona, que admite que, con todo, “falta mucho camino por recorrer”. “Echo de menos una mayor implicación de familiares y amigos a la hora de denunciar casos de violencia machista. Y me preocupa el repunte, aunque sea ligero, de los menores enjuiciados por violencia de género”, afirma.

Según los datos del CGPJ, 162 menores de edad fueron juzgados el año pasado por delitos de violencia contra la mujer. Son 31 menores más que el año anterior (131). En el 90,1% de los casos juzgados, los jueces impusieron medidas a los acusados.

En las más de 129.000 denuncias presentadas, casi un 70% de las víctimas (86.464) eran mujeres españolas. El 68,8% de las denuncias fueron presentadas por las propias afectadas, mientras que un 15,5% se derivó de la intervención directa de la policía y un 11,3%, a partir de un parte médico de lesiones. Solo en el 2,4% de los casos las denuncias fueron presentadas por familiares, un porcentaje muy similar (2%) al de los casos que llegaron a los juzgados gracias a la intervención de los servicios asistenciales.

Las Comunidades con una mayor tasa de víctimas de violencia de género son Baleares, con 82,5 víctimas por cada 10.000 mujeres; Canarias, con 71,1; Murcia con 66,3, Comunidad Valenciana; con 64,5; y Andalucía con 61,5, según figuran en las denuncias presentadas en los órganos judiciales. Galicia, con una tasa del 35,4, y Castilla y León y Navarra, con tasas en torno al 36,3, son las autonomías con una menor tasa de mujeres víctimas de violencia de género.

Alrededor de un 12% de las víctimas que llegan a los juzgados acaba acogiéndose a la dispensa de la obligación legal de declarar, un derecho que, según los expertos, genera casi siempre un efecto no deseado porque la víctima puede verse presionada por su familia o el agresor para que no declare en su contra. Como en muchas ocasiones su testimonio es la única prueba del delito, los juzgados no pueden seguir adelante con la denuncia. En 2015, fueron 15.321 las víctimas de violencia que se acogieron a este derecho. En 2014 ocurrió en 15.721 casos, un 12,4% del número total de las denuncias que se presentaron aquel año.

Órdenes de protección

El pasado año se dictaron 24.679 órdenes de protección de las 41.757 que se solicitaron, lo que representa un 59,1%, algo más de un punto de incremento sobre el año anterior. Del total de órdenes de protección solicitadas en 2015, 36.292 fueron presentadas en los juzgados de violencia sobre la mujer, lo que supuso un 9% de incremento sobre las solicitadas en 2014, que fueron 33.167. Se acordaron 20.827, un 57% de las solicitadas, exactamente la misma proporción que el año anterior. En los juzgados de guardia se solicitaron 5.465 órdenes de protección, de las que se acordaron 3.852, un 70%.

En un 54% de los casos la relación de pareja (cónyuge o relación afectiva) se mantenía en el momento de la solicitud de la orden. Un 2% de las mujeres víctimas que solicitaron orden de protección fueron mujeres menores de edad. Además, derivadas de las órdenes de protección y medidas cautelares se adoptaron 57.366 medidas penales, entre las que destacan la orden de alejamiento (acordada en el 76,1% de los casos), la prohibición de comunicación (adoptada en un 75,8%), la suspensión de la tenencia y uso de armas (acordada en el 14,4%) y la prohibición de volver al lugar en que se cometió la agresión (fijada en el 8,7% de los hechos).

También se dictaron 15.037 medidas civiles cautelares mientras se resolvía el proceso penal. Dentro de estas, subieron significativamente durante 2015 las medidas de protección a los menores, relativas a la suspensión del régimen de visitas del padre agresor (728 medidas frente a las 565 del año anterior), a la suspensión de la patria potestad (adoptada en 84 casos frente a los 56 de 2014) y a la suspensión de la guarda y custodia (acordada en 1.223 procesos frente a 1.078 del año anterior).

Durante 2015, los órganos judiciales españoles dictaron un total de 46.075 sentencias penales en el ámbito de la violencia de género, de las que el 62,7% (28.870) fueron condenatorias, lo que supone un incremento de un 1,5% respecto a las condenas de 2014. El mayor porcentaje de sentencias condenatorias se produjo en los juzgados de violencia sobre la mujer, con un 77,2%, seguido por las Audiencias Provinciales, con un 76%. Un 52,3% de las sentencias dictadas por los juzgados de lo penal también fueron condenatorias.

Más información