Alberto Aza niega que la Casa del Rey supervisara las actividades privadas de Urdangarin

El exjefe de la Casa del Rey vio "irrelevante" que la Infanta estuviese en la dirección de Nóos

El exjefe de la Casa del Rey Alberto Aza. FOTO: MARISCAL (EFE) / VÍDEO: ATLAS

Alberto Aza, exjefe de la Casa del Rey, ha negado este miércoles en el juicio del caso Nóos que la jefatura del Estado supervisase las actividades del Instituto Nóos, tal y como mantienen Iñaki Urdangarin, Cristina de Borbón y Diego Torres. Respecto a la presencia de la Infanta en la junta directiva del instituto, Aza ha asegurado que lo consideró "irrelevante" y ha recordado que las competencias de la Casa del Rey se limitan a la actividad pública de sus miembros.

Aza ha negado haberse reunido con el secretario de las Infantas Carlos García Revenga para hablar de las actividades del instituto y ha recalcado que la instrucción que le dio a José Manuel Romero, conde de Fontao y asesor de Juan Carlos I, fue que Urdangarin se desvinculase de toda actividad mercantil, no porque observase nada irregular, sino para que no dañase la imagen de la Casa del Rey.

"La instrucción que tenía el señor Romero era que Urdangarin se desvinculara de toda actividad mercantil que pudiese dañar la imagen de la Casa Real", ha explicado Aza, que ha insistido en que el exduque de Palma nunca pudo actuar de forma institucional porque "era solo el marido de la Infanta".

Durante su declaración, Aza ha argumentado que si García Revenga asesoró o auxilió a Urdangarin fue solo a título privado y por la relación que mantenía con el esposo de Cristina de Borbón. "Era un tema privado. No era competencia de la Casa Real", ha insistido Aza, que también ha repetido: "No había ningún motivo para pensar en que estaban incurriendo en hechos ilícitos".

Durante el interrogatorio, el exjefe de la Casa del Rey ha afirmado que nunca se reunió con Urdangarin en su despacho. "Yo no despachaba con el señor Urdangarin. De haber despachado con alguien, sería con Revenga en función de sus relaciones personales", ha argumentado Aza, que también ha dicho que nunca asistió a ninguna reunión sobre la celebración de los Valencia Summit con motivo de las regatas de la Copa del América. Aza ha indicado que solo acudió a una reunión en La Zarzuela, que estuvo presidida por el Rey, y en la que participaron todas las administraciones y los tenedores de los derechos para hablar de la organización de la Copa del América en Valencia.

Según el exjefe de la Casa del Rey, que también ha negado tener relación con el asesor fiscal que realizaba las declaraciones de renta de la familia real Federico Rubio, la decisión de que Urdangarin abandonase las actividades mercantiles se adoptó en 2006 y fue José Manuel Romero, asesor externo del rey Juan Carlos y conde de Fontao, el encargado de transmitirle la decisión al marido de la Infanta y su socio. "Tras haber decidido la separación [de Nóos], daba por hecho que Urdangarin había cumplido con lo que se le pedía", recalcó Aza.

Rodrigo Rato

Durante la misma sesión, el tribunal ha tomado declaración al exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato, que solo ha respondido preguntas durante nueve minutos. Rato ha negado cualquier reunión con los responsables de Nóos para preparar las jornadas Valencia Summit.

"Si lo que usted me pregunta es si yo he tenido reuniones con el señor Urdangarin, la contestación es: que yo recuerde, ninguna", ha respondido el exvicepresidente, que sí ha admitido "dos o tres reuniones" en su despacho de Madrid con el entonces presidente valenciano Francisco Camps y con la alcaldesa Rita Barberà.

"Me reuní con ambos a raíz de cuál iba a ser la posición de la Administración del Estado respecto a posibles incentivos o utilización de terrenos, me parece, por parte de los organizadores de la Copa del América, pero no recuerdo haber participado en ninguna reunión formal del consorcio", ha precisado.