Las claves del debate de investidura de Pedro Sánchez

Cómo se desarrollará el intento del candidato socialista para ser nombrado presidente del Gobierno por el Congreso

Pedro Sánchez este lunes en la reunión del comité federal del PSOE. REUTERS

Pedro Sánchez, el candidato propuesto por el Rey el pasado 2 de febrero para intentar formar Gobierno, afronta a partir de este martes una sesión de investidura en el Congreso de los Diputados sin un pronóstico claro. Pese al acuerdo con Ciudadanos, el líder socialista está todavía muy lejos de alcanzar los 176 votos favorables que requeriría en una primera votación —o una mayoría simple en la segunda— para llegar hasta La Moncloa. Para que no se pierda nada, le ofrecemos las claves sobre cómo se desarrollará la investidura de Sánchez.

Martes 1

La sesión arranca a las 16.30 con la lectura, por uno de los secretarios de la Mesa, de la propuesta de candidato firmada por el Rey. Una vez finalizado este trámite legal, Pedro Sánchez expondrá, sin límite de tiempo, el programa político del Gobierno y solicitará la confianza de la Cámara. Según explicó el presidente del Congreso, Patxi López, el martes solo intervendrá el candidato socialista.

Miércoles 2

Es el turno de los grupos parlamentarios, que, de mayor a menor representación en la Cámara baja y a partir de las 9.00, tendrán 30 minutos para fijar y explicar su postura. Una vez que todos los representantes hayan concluido, Pedro Sánchez podrá hacer uso de la palabra cuantas veces lo solicite. Cuando conteste individualmente a los otros intervinientes, el líder socialista tendrá derecho de réplica por 10 minutos. Si el candidato contestara en forma global a los representantes de los grupos, estos tendrán derecho a una réplica también de 10 minutos. Una vez terminado el turno de réplicas, el presidente del Congreso llamará uno por uno a los diputados para que voten a favor, en contra o se abstengan. Si Sánchez lograra la mayoría absoluta —176 síes—, sería investido presidente.

Viernes 4

De no alcanzarse la mayoría absoluta, se someterá la propuesta de Pedro Sánchez nuevamente a votación 48 horas después; es decir, este viernes. La diferencia con respecto a la primera sesión es que, en este segundo intento, el candidato socialista solo necesitará la mayoría simple —contar con más síes que noes—. Antes de proceder a esta votación, Sánchez podrá intervenir por un tiempo máximo de 10 minutos y los grupos parlamentarios por cinco minutos cada uno para fijar su posición.

Si efectuadas las dos votaciones Pedro Sánchez no obtuviera la confianza del Congreso, el resto de candidatos que, a propuesta del Rey, se sometan a la investidura, tendrán que cumplir con el mismo procedimiento. Si antes del 2 de mayo nadie hubiera logrado el apoyo de la Cámara baja, se disolverán las Cortes y el 26 de junio habría nuevas elecciones.

Más información