Investigada una residencia en Cádiz por la muerte de una anciana

Un médico y seis enfermeros no siguieron el tratamiento dado por un hospital a la mujer

La Guardia Civil ha puesto a disposición judicial al médico y a seis enfermeros de la residencia Novo Sancti Petri, en Chiclana (Cádiz), por la supuesta mala atención dada a una anciana, quien falleció a los dos días de ingresar grave en un centro hospitalario. Los investigados están acusados de un delito de lesiones por imprudencia.

Según fuentes de la Guardia Civil, la anciana fue trasladada al hospital de Puerto Real con la recomendación del médico del geriátrico de que se le amputara una pierna. Sin embargo, los facultativos del hospital decidieron prescribirle un tratamiento con antibióticos y curas diarias.

Tras volver a la residencia, el médico cambió la medicación de manera “consciente” y dio instrucciones al personal sanitario para que las curas se realizaran de una forma “mucho más espaciada en el tiempo”. A pesar de que los enfermeros conocían la prescripción del hospital, optaron por seguir las indicaciones de su compañero. Incluso, como apuntan los investigadores, cuando el personal realizaba las curas no cambiaba todos los apósitos, sino únicamente los superficiales.

Durante una cura, ante el mal olor en la zona afectada, una enfermera destapó la herida y pudo ver “miles de gusanos”, según una de las trabajadoras. La anciana fue trasladada de nuevo al hospital, donde murió dos días después.

Debido a las condiciones en las que ingresó la paciente, los médicos de la Inspección Provincial de Servicios Sanitarios de la Junta de Andalucía realizaron un informe por las presuntas irregularidades observadas en relación con el tratamiento seguido por los trabajadores de la residencia.

Asimismo, los familiares de la víctima pusieron una reclamación. La investigación trata de confirmar si la falta de atención fue la causa directa del fallecimiento de la mujer. La dirección de la residencia prefiere, por el momento, no hacer declaraciones.

Más información