Selecciona Edición
Iniciar sesión

Sortu apela a un cambio en Madrid para activar “el proceso de paz”

El abogado Brian Currin dice que ese proceso es un "preso político del Gobierno central"

A la izquierda abertzale le conviene un cambio de Gobierno en Madrid. Pese al bajón de representación en el Congreso de los Diputados, al pasar de siete escaños -incluido el de Navarra-, a dos, el portavoz de Sortu, Pernando Barrena, ha dejado caer esta mañana en Gernika, Bizkaia, que la composición del próximo Gobierno del Estado juega podría reactivar el proceso de paz porque "el papel" que juega es "importante en su devenir". Un proceso, que, según denuncia también el PNV, no ha avanzado ni un ápice durante los cuatro años de Gobierno de mayoría absoluta del PP, ni en la vertiente del desarme de la banda ni en la del acercamiento de los presos de ETA a cárceles próximas a Euskadi.  Barrena ha asistido al encuentro del Foro Social, cuya tercera edición se celebra en Gernika (Bizkaia).

El Foro Social reúne a los miembros del denominado Grupo Internacional de Contacto en el que son parte activa el abogado surafricano Brian Currin y el facilitador uruguayo-israelí, Alberto Spektorowsky, con el objetivo de defender la implicación social e institucional vasca en la entrega de armas de ETA. Hasta la fecha el principal logro del grupo fue la grabación del polémico y criticado vídeo en el que dos encapuchados hacían entrega de una caja con armas a miembros del denominado grupo de contacto. En el foro participan unas 150 personas del PNV, EH Bildu -coalición integrada por Sortu, Alternatiba, Eusko Alkartasuna y Aralar- y Podemos. Además de Barrena, han asistido al foro el miembro de la dirección nacional del PNV, Joseba Aurrekoetxea, el presidente de Sortu, Hasier Arraiz, el secretario general de Eusko Alkartasuna, Peio Urizar, el secretario general de Podemos Bilbao, Lander Martínez, o el que fuera dirigente de Gestoras pro Amnistía, Juan María Olano, entre otros.

La sociedad vasca tiene que tomar el protagonismo"

En ese contexto, Brian Currin, ha afirmado que el proceso de paz en Euskadi es "un preso político del Estado español", y ha abogado por que la sociedad vasca sea "proactiva" para desbloquear la situación. Además, cree que el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, "ha fallado a la sociedad vasca y española", y que, si no hay un cambio en el Gobierno, sería "el peor de los escenarios". No obstante, ha emplazado a la ciudadanía y a las instituciones de Euskadi a "no rendirse".  

Barrena ha ahondado en esa tesis. Primero ha asegurado que un gobierno de izquierdas en Madrid, coordinado con agentes internacionales, podría dar un nuevo impulso a esos dos frentes para mejorar el "devenir del proceso", aunque, como Currin, cree que el protagonismo debe de ser de la sociedad. "La sociedad vasca tiene que liderar el proceso de resolución hasta las últimas consecuencias" frente a quienes quieren "llevarlo a la ruina", ha dicho en relación al PP. "Todos los que componemos la sociedad vasca tenemos que ser conscientes de que tenemos que ser protagonistas de nuestro futuro. Somos los que tenemos esta responsabilidad, ya que nadie va a venir de fuera para sacar adelante el proceso de resolución", ha indicado.

Alberto Spektorowsky, que ha ofrecido una de las conferencias del foro, ha defendido la aplicación de una justicia transicional en el proceso de paz en Euskadi, de forma que se pueda tratar "como presos políticos en su totalidad" a los reclusos de ETA "y poder liberarlos". Además, ha asegurado que "el fin de la violencia" por parte de la banda es "creíble" y se debería proceder al acercamiento de los presos "sin problemas".