Selecciona Edición
Iniciar sesión

El 61% de los españoles quiere que los partidos pacten y eviten elecciones

Según Metroscopia, si se repitieran los comicios los resultados no cambiarían mucho

El PP volvería a ser primera fuerza, aunque Podemos sobrepasaría al PSOE

pulsa en la foto

Los españoles no quieren que se repitan las elecciones y prefieren que los partidos hagan un esfuerzo por alcanzar acuerdos que conduzcan a la formación de un Gobierno. Un 61% de los consultados por Metroscopia aboga por el entendimiento y quedan en un 33% quienes prefieren ir de nuevo a las urnas. Entre estos últimos destacan, a gran distancia del resto, los votantes de Podemos. Poco cambiaría el resultado si se celebraran ahora nuevos comicios. El PP volvería a ser primera fuerza, aunque Podemos sobrepasaría al PSOE por algo más de un punto. Ciudadanos saldría reforzado con casi tres puntos más.

No son los ciudadanos, sino los dirigentes de las fuerzas políticas los que ponen líneas rojas y condiciones para los acuerdos. Los ciudadanos muestran una amplitud de miras notable con tal de que no tengan que repetirse las elecciones; además, las cosas no cambiarían sustancialmente, según el estudio de Metroscopia cuyo trabajo de campo se desarrolló entre el 12 y el 14 de enero.

En esas fechas, los ciudadanos eran ya muy conscientes de la dificultad de los acuerdos entre partidos, a la vista de la toma de posición de cada uno de ellos desde la noche electoral del 20 de diciembre. Muy poco o nada han variado sus pronunciamientos, pero sí han transmitido juicios de valor sobre cómo les iría a cada uno de ellos si volvieran a repetirse las elecciones. La encuesta de Metroscopia, elaborada cuando ya se había producido la constitución del Congreso y el Senado, muestra que no habría grandes variaciones si se repitieran los comicios.

El PP volvería a ganar lejos de la mayoría y con un resultado casi idéntico. El 28,7% que obtuvo el partido que lidera Mariano Rajoy hace menos de un mes subiría tres décimas, seguido ahora por Podemos y no por el PSOE. El partido liderado por Pablo Iglesias obtendría un 22,5% de los votos, casi dos puntos más que el 20 de diciembre, y sacaría algo más de un punto al PSOE, que bajaría del 22% al 21,1%. Ciudadanos es el partido que más crece con respecto a las pasadas elecciones, al pasar del 13,9% al 16,6%, en tanto que Unidad Popular (Izquierda Unida) se queda casi igual, con unas décimas menos.

Con este resultado del estudio, finalizado hace 48 horas, una repetición de las elecciones volvería a colocar a los partidos en la tesitura de tener que establecer pactos. Así lo quiere un 61% de los consultados y, una vez diferenciados por el partido al que hayan votado, se desprende que, a excepción de los que han apoyado a Podemos, el resto no desea volver a las urnas de inmediato.

‘No’ a la mayoría absoluta

A los ciudadanos no les importa que ningún partido haya obtenido mayoría absoluta en las elecciones del 20-D. Lejos de sentirse preocupados, un 61% de los consultados prefiere que no haya dominios fuertes en el Congreso. Solo un 14% considera negativa esta situación.

Los votantes de Podemos, con un 85%, son los más satisfechos. Un 69% de los votantes del PSOE y un 52% de quienes apoyaron a Ciudadanos comparten la opinión favorable a la ausencia de mayorías.

Los afines al Partido Popular son los menos entusiastas. Un 34% se declara satisfecho y un 64% declara que “es malo” que ningún partido tenga mayoría absoluta.

Los votantes del PP son a quienes más indeseable se le hace una repetición electoral. Un 72% aboga por que los partidos lleguen a algún acuerdo que haga posible la formación de un Gobierno. Ese es también el sentir del 69% de los que declaran haber votado a Ciudadanos y un 65% al PSOE.

No es desdeñable el 47% de votantes de Podemos que no quieren nuevas elecciones, pero sí se alejan del resto de los consultados de otros partidos, mucho más proclives a la negociación. Además, son un poco más los seguidores del partido de Iglesias que prefieren elecciones respecto a los que abogan por un acuerdo con otras fuerzas políticas: un 48% frente a un 47%, respectivamente.

Solo en el caso de Podemos habría cierta relación entre lo que opinan sus votantes y los análisis políticos que sitúan a este partido como el más interesado en repetir las elecciones; supuestamente abarcaría un espacio mayor en la izquierda.

La confianza de los ciudadanos en los partidos a los que han votado es altísima. Un 70% prefiere que pacten lo que consideren más conveniente, antes que pronunciarse por cualquier combinación concreta. Después, con un 58%, se apuesta por un Gobierno en solitario del partido más votado “pactando todas sus decisiones con otros partidos”. No es extraño que este planteamiento sea apoyado por el 89% de los votantes del PP, partido que ganó las elecciones, y por el 73% de quienes apoyaron a Ciudadanos, cuyo líder, Albert Rivera, defiende esa tesis, al menos de entrada.

Una coalición entre PP y Ciudadanos, así como un acuerdo entre los dos con la suma del PSOE, son opciones que empatan con un 40% de apoyos. Muy de cerca, con un 39%, están los partidarios de que los socialistas formen coalición con Podemos, y dos puntos por debajo quienes verían de buen grado en el mismo gobierno al partido que lidera Pedro Sánchez y a la joven fuerza que preside Albert Rivera.

La negativa del PSOE a facilitar que gobierne el PP y, por tanto, mucho menos a coaligarse con el partido de Mariano Rajoy, se corresponde con el exiguo 27% favorable a esa unión entre los votantes socialistas, en contraste con el 69% de los votantes del PP que sí querría esa gran coalición. No obstante, la opción que Rajoy defenderá con ahínco, como ayer mismo hizo, es la que suma 250 diputados: PP, PSOE y Ciudadanos. Los tres grupos, sentenció el presidente del Gobierno en funciones, están de acuerdo “en los temas fundamentales, porque lo demás es contra natura”.

Más información