Docentes, padres y alumnos piden al Congreso derogar la ley educativa

Cinco colectivos reclaman que se cumpla el compromiso que firmó la oposición

Distintos colectivos educativos (sindicatos de profesores, la federación de padres de la escuela pública y una asociación de estudiantes) han iniciado ya su propia ofensiva para la derogación de la polémica reforma educativa del PP, la conocida como ley Wert, después de que el PSOE presentara el pasado miércoles una solicitud para su derogación. Piden que se deje de aplicar ya este curso, en el que se ha extendido a los cursos impares de secundaria y bachillerato y en el que hay previsto, a partir de mayo, un examen de evaluación de 6º de primaria al que se deben someter todos los alumnos de 12 años.

Los socialistas presentaron el miércoles, como una de sus primeras iniciativas de la XI legislatura, una Proposición no de Ley (PNL) que insta a la derogación de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) y reclama un “acuerdo político y social” para acordar una nueva ley básica de educación. El PSOE considera que la enseñanza pública ha estado sometida durante el anterior gobierno del PP “a un proceso de fuerte desprestigio en el que se pretendió deslegitimar todo lo preexistente” con un nuevo modelo “ideologizado y regresivo”.

La Lomce fue recibida con huelgas, manifestaciones y concentraciones. Cinco entidades que participaron en aquellas movilizaciones se unen ahora y han formalizado juntos otra PNL dirigida al nuevo presidente del Congreso de los Diputados, el socialista Patxi López. Son los sindicatos de docentes CC OO, STES y FETE UGT, la federación de estudiantes progresistas FAEST y la confederación de padres de alumnos CEAPA.

En su escrito, las entidades reclaman que se cumpla con el compromiso firmado hace dos años y medio por los partidos de la oposición para derogar la Lomce en el primer periodo de sesiones. Todas las formaciones que tenían entonces representación parlamentaria —excepto UPyD, UPN y Foro Asturiano— acordaron en julio de 2013 que la suspenderían en la legislatura en el supuesto de sumar votos para hacerlo. Derogar una ley orgánica requiere una mayoría absoluta.

Y se comprometieron a "trabajarán para elaborar una ley que cuente con el máximo consenso parlamentario y de la comunidad educativa". Otros nuevos grupos que han obtenido representación en el Congreso —Podemos, en Comú Podem o En Marea son los que citan las organizaciones en su PNL— se han pronunciado también contra la reforma, aunque el partido de Pablo Iglesias no ha presentado en estos primeros días ninguna iniciativa sobre este particular.

Más información