Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La izquierda de Baleares “entierra” el trilingüismo y potencia el catalán

La presidenta anuncia la desactivación de las normas del TIL (inglés, castellano y catalán)

Francina Armengol, este viernes. Ampliar foto
Francina Armengol, este viernes. EFE

"Echamos atrás dos símbolos de una época que ha terminado: la de la imposición, la prepotencia y el autoritarismo". Con estas palabras, la presidenta de Baleares, Francina Armengol (PSOE), ha anunciado este viernes — tras el primer Consejo de Gobierno— la desactivación del entramado de leyes y decretos que el Gobierno de José Ramón Bauzá (2011-2015) dispuso para aplicar y proteger su modelo educativo trilingüe en 2013. El Tribunal Superior de Justicia de Baleares sentenció, en 2014, que el decreto de Tratamiento Integrado de Lenguas (TIL) era "nulo" y el Ejecutivo de Bauzá (PP) recurrió ante el Supremo para salvar y reactivar su ley. Ahora, el Gobierno Armengol desistirá de aquella apelación ante el alto tribunal y la anulación judicial del TIL será real.

La normativa del trilingüismo (inglés, castellano, catalán), aprobada y desarrollada sin negociar previamente con los profesores y padres), y la llamada ley de símbolos que el PP desplegó para intentar prohibir las protestas en escuelas y ayuntamientos han quedado "enterradas", según el portavoz Marc Pons. Se buscó, en vano, vetar el uso de banderas y lazos de cuatro barras, icono de la defensa de la lengua catalana. "Se hizo para perseguir a quien pensara distinto", ha opinado Armengol.

"Esta es una época del plurilingüismo en todo el mundo, pero será desde el consenso y la reflexión con la comunidad educativa", ha advertido el consejero de Educación, Martí March, catedrático de la Universidad UIB. La nueva mayoría de izquierda, conformada por el PSOE, Podemos y MÉS, ha querido subrayar que no rechaza la enseñanza del inglés y de otros idiomas.

Baleares pactará con la comunidad educativa el modelo lingüístico en la enseñanza pública y privada, el tradicional desde 1983, que protegía en las escuelas el uso de la lengua propia de las Baleares, el catalán, según el Estatuto de Autonomía. El PP, y ahora Ciudadanos, consideran que las izquierdas quieren imponer la inmersión lingüística, modelo que no figura en ninguna norma balear, ha resaltado Armengol.

Las regulaciones sobre símbolos y del decreto del TIL fueron, con los recortes, el motivo de las mareas verdes de protesta en la educación desde 2011 y la huelga indefinida de profesores en 2013. El nuevo Ejecutivo se manifiesta comprometido con la larga causa reivindicativa de los docentes, con 26 días de huelga en dos años.

"Estamos cumpliendo con la palabra dada", ha expresado Armengol. "Creo que es la demostración de una nueva forma de hacer política". El Gobierno aprobó un proyecto de ley de derogación de la Ley de Símbolos, muy breve, que se tramitará por procedimiento urgente en el Parlamento balear. Se contempla una amnistía sobre cualquier expediente sancionador abierto. Esa ley balear tuvo dos dictámenes desfavorables del Consejo Consultivo.

Más información