Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimiten Salvador Victoria y Lucía Figar para que el PP pacte en Madrid

Los consejeros de Presidencia y Justicia y Educación están implicados en el 'caso Púnica'

Lucía Figar, tras anunciar su dimisión. ATLAS / Luis Sevillano

La consejera de Educación de la Comunidad de Madrid, Lucía Figar, del Partido Popular, imputada en la operación Púnica, ha anunciado este jueves su dimisión para facilitar un pacto entre PP y Ciudadanos para que Cristina Cifuentes presida el Gobierno autonómico. El anuncio se ha producido minutos después de que también haya dimitido esta misma mañana el consejero de Presidencia y Justicia de la Comunidad de Madrid, Salvador Victoria.

Figar ha anunciado su decisión durante un desayuno con periodistas. "Habia dicho desde hace meses que renunciaría a la politica. No quiero que mi continuidad perjudique la creación de gobierno en Madrid. No tengo interés de hacer uso de mi privilegio de aforamiento, no quiero que se retrase un dia más mi comparecencia ante el juez. No tengo ningún apego, lo que no quiero es perjudicar lo más mínimo el Gobierno de Cifuentes", ha señalado a los medios. También se ha mostrado dispuesta a abandonar su cargo de secretaria de Comunicación del PP de Madrid. "Haré todo lo que haga falta" para facilitar un gobierno del PP, ha añadido.

"A día de hoy no sé por qué hechos concretos me imputan", ha señalado Figar, que asegura tener "la conciencia tranquilísima". La consejera sostiene que ningún responsable del partido le había pedido la dimisión, que ha anunciado apenas unos minutos después de que lo hiciera Salvador Victoria. "La decisión de dejar el Gobierno es mía", según Figar, que hace meses anunció ya su intención de no seguir en política tras esta legislatura. "No es plato de buen gusto dejar la política de esta manera", ha admitido al final de su comparecencia.

Su marcha se produce apenas dos días después de que el juez Eloy Velasco de la Audiencia Nacional les haya citado a declarar como imputados el próximo 26 de junio dentro de la operación Púnica, la trama de corrupción en la Comunidad de Madrid y en los Ayuntamientos de esta región. El juez había dispuesto que su declaración se pospusiera, si llegada esa fecha, tanto Victoria como Figar seguían siendo aforados.

El consejero de Presidencia, Salvador Victoria,  ha anunciado su intención de dimitir "para facilitar el pacto" entre PP y Ciudadanos para gobernar en la Comunidad de Madrid. También ha anunciado que abandona los cargos del PP de Madrid que ostenta. Victoria era, hasta este jueves, presidente del Comité Electoral del partido en Madrid.

La imputación de Victoria, junto con la de Figar, había comprometido las negociaciones de Cristina Cifuentes (PP) con Ciudadanos para formar Gobierno en la Comunidad de Madrid. El partido de Albert Rivera está siendo muy crítico con la sombra de la corrupción en el Partido Popular en esta y otras regiones. Tras conocerse la citación, Ciudadanos se había acercado a los planteamientos de Ángel Gabilondo, candidato del PSOE a esta Comunidad, con el que también se negocia un pacto.

Victoria ha cesado en el cargo tras conversar con el presidente de la Comunidad, Ignacio González. En la charla abordaron la posibilidad de presentar la dimisión, a pesar de que quedan muy pocos días para que concluya la actual legislatura. Fuentes del Gobierno regional interpretan el paso de Victoria como "un acto de generosidad con el Partido Popular". Figar lo ha hecho tras convocar un desayuno de trabajo con periodistas.

Los viceconsejeros Javier Herández y Manuel Pérez sustituirán a Victoria y a Figar al frente de las consejerias de Presidencia y Justicia, y Educacion, según han manifestado fuentes de la Comunidad de Madrid, informa Vicente G. Olaya. Tras hablar con los consejeros que han dimitido, el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Gonzalez, también ha conversado con los viceconsejeros para proponerles ocupar el cargo, que ostentantaran en funciones hasta que se constituya el nuevo Gobierno. El decreto tanto de cese como de nombramiento sera rubricado en breve, según estas mismas fuentes.

Contratos de reputación en red

El juez Eloy Velasco considera acreditado que se ha usado dinero público para mejorar la imagen de algunos de los consejeros del Gobierno del PP en la Comunidad de Madrid. Figar defiende que los contratos de su consejería se hicieron para canalizar y difundir en redes sociales como Twitter informaciones de Educación que no llegaba al público más joven y detectar convocatorias e informaciones que circulaban en las redes sociales sin que aparecieran necesariamente en los medios tradicionales. La dirigente popular mantiene que no se trataba de cuidar su imagen personal, como sostiene el juez, sino que ella figura en los informes mensuales por ser la cabeza visible de la consejería. En 2011, Educación contrató a las empresas de Alejandro de Pedro, uno de los imputados en la trama Púnica, porque era “muy prestigiosa y conocida en el sector”, según fuentes de la consejería. Se abonaron 80.000 euros entre 2011 y 2014. Según fuentes de Educación, los contratos se cancelaron en cuanto se conoció la imputación de De Pedro en la trama Púnica a finales del año pasado.

La empresa Eico creó una web de promoción de los estudios universitarios de la región (www.studyinmadrid.es) y Madiva, otra de las firmas de De Pedro, fue contratada para el seguimiento en redes sociales.

El departamento de Figar ha mostrado parte de la documentación relacionada con esos contratos que remitió al juez Velasco como muestra de la "plena transparencia" de su departamento, según la consejera. Entre ellos, una factura a la empresa Madiva, con las firmas del subdirector, interventor y secretario general de la consejería. Madiva elaboraba informes mensuales de "escucha activa en Internet". Uno de estos informes, de marzo de 2013, recoge algunos de los hastags (etiquetas) que se revisaban en las redes sociales (#luciafigar, #ppmadrid, #mareaverde, ...) y destaca tanto “hitos negativos” como “positivos” de informaciones que se movieron en Twitter durante ese mes. Entre otras, una petición de la plataforma change.org (que recoge firmas en internet) para que no se cerrara un centro escolar o una información en la que el exlíder del PSOE en Madrid, Tomás Gómez, criticó públicamente el cierre de un colegio público de Fuencarral. Entre los “hitos positivos”, destacaba que se movió en las redes el siguiente tema: “Lucía Figar apoya a Rouco Varela en su campaña para que la religión tenga más peso en la escuela pública”.

Más información