Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez se estrena con un 3,85 mientras Rajoy ahonda su desplome

Un 86% de los españoles no confía en el presidente y el Gobierno suspende

El líder del PSOE, aún poco conocido, es el segundo portavoz mejor valorado

Sánchez se estrena con un 3,85 mientras Rajoy ahonda su desplome

El Gobierno y el PP confiaban en empezar la recuperación electoral este otoño, con la mejoría económica, pero el CIS les recordó este miércoles que las cosas van en sentido contrario. La pésima valoración del presidente del Gobierno, en el que confían “poco o nada” un 86% de los encuestados, volverá a abrir el debate sobre el posible relevo. Mariano Rajoy frena la tímida recuperación de junio y vuelve a hundirse en la valoración ciudadana, con una nota media de 2,31 sobre 10. Es el tercero por la cola de todos los portavoces incluidos en la encuesta.

Pedro Sánchez, el líder del PSOE, se estrena en el CIS ya que en el último barómetro, en julio, aún no había sido elegido secretario general. Sánchez irrumpe con una valoración que no es positiva, muy lejos del aprobado (3,85) pero con una nota relativamente alta comparada con los demás portavoces (es el segundo solo por detrás de Uxue Barkos —4,12—, de Nafarroa Bai, muy poco conocida fuera de su comunidad). Sánchez tiene la ventaja de la novedad pero eso también pesa en su contra puesto que todavía es muy poco conocido. Mientras el 94,9% de los encuestados valora a Rajoy, solo un 64,7% de ellos se anima con Sánchez y el 18,2% admite no conocerlo.

En cuanto a la confianza en el líder del PSOE, los resultados tampoco son buenos aunque en todo caso mejores que los de Rajoy, que empezó muy abajo ya antes de llegar a La Moncloa y no se ha recuperado. Solo el 15,5% de los ciudadanos manifiesta tener “mucha” o “bastante” confianza en Sánchez, una cifra que en el caso de Rajoy cae al 11,7%. El 67,8% de los encuestados tiene “poca” o “ninguna” confianza en el líder del PSOE. El frenazo de UPyD se refleja también en la valoración de su portavoz, Rosa Díez, que al principio de la legislatura siempre estaba en cabeza y ahora se sitúa con un 3,63 por debajo de Sánchez. Cayo Lara, líder de IU, también cuestionado internamente ante la pujanza del diputado Alberto Garzón, obtiene una nota de 3,48 y mejora ligeramente la de julio.

Solo el 32% de los simpatizantes del PP dicen tener “bastante confianza” en Rajoy mientras casi el 58% tiene poca o ninguna

Un dato importante que siempre miran los estrategas de los partidos y se comenta internamente es la valoración de los propios votantes. Entre los que dicen haber apoyado al PP en las últimas elecciones, Rajoy mejora y llega hasta el 4,9%, rozando el aprobado, y Sánchez sube hasta el 5,54 entre los votantes socialistas. Sin embargo, solo el 32% de los simpatizantes del PP dicen tener “bastante confianza” en Rajoy mientras casi el 58% tiene poca o ninguna. Los que apoyaron al PSOE que dicen tener “bastante” confianza en Sánchez también son pocos: el 34,3%.

El CIS no incluye a Pablo Iglesias, líder de la gran revelación, Podemos, con el argumento de que su formación no tiene representación en el Congreso. Tampoco incluye, por ejemplo, a Albert Rivera, de Ciutadans. Sin embargo, sí estudia el crecimiento de estos dos partidos en intención directa y estimación de voto. En otras encuestas, como la de Metroscopia para EL PAÍS, donde sí se preguntaba por Iglesias, él era el único de los dirigentes políticos que obtenía un positivo, esto es más gente que aprobaba su gestión de la que la desaprobaba.

Ni un integrante del Ejecutivo logra el aprobado; casi el 69% cree que su gestión es “mala” o “muy mala”

Si el presidente está en una situación muy delicada en cuanto a la valoración de los ciudadanos, el resto de su Gobierno no está mucho mejor. Ni uno de los integrantes del Ejecutivo de Rajoy logra el aprobado, y casi el 69% de los encuestados cree que su gestión es “mala” o “muy mala”, el 22,9% la ve “regular” y solo un 5,6% la califica de “buena”.

El PP admite que los ciudadanos aún no sienten la recuperación económica lo suficiente como para cambiar de opinión sobre el Ejecutivo. Claro que la opinión que les merece la labor de oposición del PSOE de Sánchez no es mucho mejor. Casi el 64% la califica de “mala” o “muy mala” frente a un 28,1% de “regular” y solo un 3,9% de “buena”.

En el Gobierno, la máxima nota, un 2,90, la obtiene la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, a la que sigue el ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo, con un 2,73, y la de Fomento, Ana Pastor, con un 2,54. Entre los peor valorados está el responsable de Educación, José Ignacio Wert, que se queda en un 1,47, y el nuevo titular de Justicia, Rafael Catalá, que obtiene un 1,54. La ministra de Sanidad, Ana Mato se queda en un 1,78 en plena crisis del ébola.

Más información