Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Iberdrola analizará la continuidad de Acebes en su consejo

El exministro deberá poner su cargo a disposición del consejo de administración cuando se le comunique el auto

La imputación de Ángel Acebes puede suponer problemas para su continuidad como miembro del Consejo de Administración de Iberdrola, al que se incorporó en abril de 2012 y del que es miembro de la Comisión de Auditoría y Supervisión del Riesgo, puesto por el que cobra 253.000 euros anuales. Ante esa circunstancia, la eléctrica presidida por Ignacio Sánchez Galán analizará la permanencia del exministro en su máximo órgano de administración. Para ello esperará a que el propio Acebes comunique a la Comisión de Nombramientos y Retribuciones de la compañía el auto de imputación y, en todo caso, a la comparecencia prevista para el próximo martes en la Audiencia Nacional.

En ese sentido, según el artículo 16.2 del Reglamento del Consejo de Administración de Iberdrola enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) este mismo año, los consejeros deberán poner su cargo a disposición del Consejo de Administración y formalizar la correspondiente dimisión cuando, entre otros supuestos, “perdieran la honorabilidad, solvencia, competencia, disponibilidad o el compromiso con su función necesarios para ser consejero de la sociedad”. En el artículo siguiente del citado reglamento dice que “el Consejo de Administración requerirá al consejero para que dimita de su cargo y, en su caso, propondrá su separación de la Junta general de Accionistas”.

Queda, por tanto, a criterio del Consejo de Administración de Iberdrola el futuro de Acebes como miembro del mismo. Es decir, si considera que la imputación es motivo suficiente para que dimita o espera a que haya una sentencia condenatoria o queda eximido de cargos. Entre otras circunstancias, la entidad también tendrá en cuenta que los hechos por los que se le imputan son ajenos a su actividad en la eléctrica

Por otra parte, el Código Ético de la empresa para sus profesionales recoge que “es obligación de todos los profesionales del Grupo informar a la Unidad de Cumplimiento o a la unidad o dirección de cumplimiento de la sociedad subholding o cabecera de los negocios del Grupo que corresponda, que a su vez informará a la Unidad de Cumplimiento, acerca de la incoación, evolución y resultado de todo procedimiento judicial, penal o administrativo, de carácter sancionador, en el que un profesional sea parte imputada, inculpada o acusada y pueda afectarle en el ejercicio de sus funciones como profesional del Grupo o perjudicar la imagen o los intereses del Grupo”. “En caso de ser informada del inicio de un procedimiento de estas características, la Unidad de Cumplimiento o la unidad o dirección de cumplimiento de la sociedad subholding o cabecera de los negocios del Grupo que corresponda, actuará conforme al protocolo que se apruebe al efecto”, completa.

Acebes fue consejero de Banco Financiero y de Ahorros (BFA), matriz de Bankia. Precisamente, en la información de Iberdrola para justificar su nombramiento como consejero se subrayaba esta circunstancia: “Debido a ese cargo ha tenido exposición directa a participadas de BFA con actividad en el sector energético (la propia Iberdrola o el grupo Comsa Ente), así como en el industrial/tecnológico (Indra o Mecalux), empresas que en la mayoría de los casos cuentan con fuerte presencia internacional”.

Además, añadía, que “su amplia carrera política le reporta un conocimiento extenso en el ámbito regulatorio, así como sobre el funcionamiento de las instituciones públicas: ha ejercido durante más de un año como ministro de Administraciones Públicas, dos años como ministro de Justicia, dos años como ministro de Interior, siete años como senador y quince años como diputado nacional”.

Más información