Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El juez Ruz imputa a Ángel Acebes en la causa de los papeles de Bárcenas

Le cita por la compra de acciones de 'Libertad Digital' con fondos de la caja b del PP

El ex secretario general del PP Ángel Acebes, en una imagen de 2003.

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz elevó este martes el listón de la responsabilidad penal en el caso de los papeles de Bárcenas, sobre la contabilidad secreta del PP. En un auto —resolución razonada— emitido este martes, el magistrado citó como imputado a Ángel Acebes, secretario general del PP entre octubre de 2004 y junio de 2008. El juez sospecha que el antiguo número dos de la formación conservadora y exministro de Justicia e Interior autorizó el uso de 446.300 euros de la contabilidad b entre 2004 y 2005 para comprar acciones de Libertad Digital.

Acebes, el primer secretario general que tuvo Mariano Rajoy al acceder a la presidencia del PP en octubre de 2004, es el más alto cargo del PP imputado tanto por el caso Gürtel de corrupción como por los papeles de Bárcenas, investigación derivada de aquella. Sus antecesores en el puesto Javier Arenas y Francisco Álvarez-Cascos y su sucesora y actual secretaria general, Dolores de Cospedal, han comparecido también ante el juez, pero siempre como testigos.

Acebes, que deberá comparecer el próximo 28 de octubre ante el juez, está imputado por apropiación indebida por omisión. Supuestamente, con su actuación, el exsecretario general facilitó que los extesoreros del PP Luis Bárcenas, ahora en prisión, y Álvaro Lapuerta se quedaran con 149.600 y 209.500 euros respectivamente que debían haber retornado a la caja de la formación política.

Ruz atribuye a Acebes haber autorizado el uso de los fondos del PP opacos al fisco para salir en auxilio de Libertad Digital, grupo de medios liderado por Federico Jiménez Losantos y que creció al calor del ala más derechista del PP y de la teoría de la conspiración sobre los atentados islamistas del 11-M. El magistrado basa su imputación en las declaraciones prestadas por el extesorero del PP Luis Bárcenas el 15 de julio de 2013, dos semanas después de ingresar en prisión, y el pasado 10 de abril.

En aquellas comparecencias, el antiguo responsable de las finanzas del PP y encargado de la contabilidad paralela en la que se consignaron aportaciones de efectivo por valor de 7,5 millones de euros de empresarios de la construcción beneficiados por contratos públicos, apuntó a Acebes.

Según Bárcenas, el entonces presidente de Libertad Digital, Alberto Recarte, pidió a Acebes que le ayudase a buscar personas que suscribiesen la ampliación de capital de Libertad Digital. En octubre de 2004, Lapuerta expuso a Acebes la posibilidad de adquirir los títulos con fondos de la caja b. Bárcenas relató al juez Ruz que Lapuerta le trasladó la autorización de Acebes para disponer de los fondos ocultos.

Así lo contó Bárcenas al juez

El extesorero del PP Luis Bárcenas detalló el pasado abril ante el juez cómo participó el PP en la ampliación de capital de Libertad Digital, un medio de comunicación que presidía Alberto Recarte, que fue miembro del consejo de administración de Caja Madrid a propuesta del PP. “Según me cuenta Álvaro Lapuerta”, declaró Barcenas, “él recibe el encargo de Acebes para buscar empresarios que estuviesen dispuestos a echar una mano comprando acciones de Libertad Digital. Lapuerta se pone en contacto con los empresarios con los que él tiene relación habitualmente y empieza a haber aportaciones para suscribir acciones de Libertad Digital, pero llega un momento que estaba a punto de cerrar la ampliación de capital y no se cubrían las expectativas."

Según la declaración ante el juez de Bárcenas, entonces "Álvaro Lapuerta habló con el secretario general y le planteó la posibilidad de usar los fondos de la caja b del partido, para que se suscribiesen participaciones en Libertad Digital". "Y entonces Álvaro Lapuerta me plantea que tenemos que buscar personas de confianza para que se pongan las acciones, que se van a comprar con dinero del partido, a nombre de esas personas”, añadió.

Las salidas de fondos de la caja b para la compra de acciones de Libertad Digital figuran en nueve apuntes de la contabilidad de Bárcenas. El plan consistía en que personas de confianza de Bárcenas —como su amigo y testaferro Francisco Yáñez; su esposa, Rosalía Iglesias o el propio Lapuerta— recibían el dinero, suscribían las acciones y posteriormente las volvían a vender en el mercado reintegrando el dinero adelantado por el PP. Sin embargo, la mujer de Bárcenas se quedó con sus 149.000 euros, que sirvieron al matrimonio para financiar un chalé en Baqueira Beret.

Ruz, que en octubre y diciembre de 2013 rechazó imputar a Acebes, modifica su criterio inicial. Para ello, se acoge a los estatutos del PP vigentes en aquella época y que otorgaban al secretario general “la dirección de todos los servicios” de la formación. También aplica jurisprudencia reciente del Tribunal Supremo en la que se reconoce que el delito de apropiación indebida puede cometerse por omisión, al no vigilar la conducta de sus subordinados. El magistrado cita la "responsabilidad" de Acebes "respecto al eventual conocimiento y autorización de la operación", enmarcada en la ampliación de capital de Libertad Digital, y al hecho de que estos fondos acabaran "siendo detraídos por sus iniciales destinatarios aprovechando estos la opacidad de los mismos".

La imputación de Acebes le genera problemas para su continuidad como miembro del Consejo de Administración de Iberdrola, al que se incorporó en abril de 2012 y por el que cobra 253.000 euros anuales. La nueva circunstancia obliga a la eléctrica presidida por Ignacio Sánchez Galán a estudiar la continuidad del exministro en su máximo órgano.

El Reglamento del Consejo de Administración establece que los consejeros deberán poner su cargo a disposición y dimitir cuando, entre otros supuestos, “perdieran la honorabilidad, solvencia, competencia, disponibilidad o el compromiso con su función necesarios para ser consejero de la sociedad”.

Por otra parte, el Código Ético de la empresa para sus profesionales, que puede afectar también a los consejeros, obliga a notificar la apertura de cualquier procedimiento penal que pueda “perjudicar la imagen o los intereses del Grupo”, informa Miguel Ángel Noceda.

El juez también cita como testigos al expresidente de Libertad Digital Alberto Recarte; y a dos compradores de acciones de este grupo: el exdirector general del Ministerio de Justicia Alberto Dorrego y el empresario Borja García Nieto.

Cerco judicial al PP de Rajoy

El caso Bárcenas,la supuesta financiación ilegal del PP durante casi 20 años (1990-2009) a través de donativos en dinero b pagados por constructores, amenaza al corazón de la formación que preside Mariano Rajoy desde 2004. El juez Pablo Ruz ha decidido imputar ahora a Ángel Acebes, secretario general del partido de 2004 a 2008. Le atribuye un supuesto delito de apropiación indebida por omisión: Acebes no vigiló que el tesorero Álvaro Lapuerta y el gerente Luis Bárcenas detraían fondos de la caja b del PP para su lucro. La policía ha remitido un informe al juez en el que acredita la financiación ilegal del partido mediante un sistema de blanqueo de dinero negro a través de una cuenta para donativos anónimos; confirma el pago de la sede del partido en Bilbao con fondos de la caja b, y sostiene que la formación conservadora compró con medio millón de euros no declarados a Hacienda participaciones de la empresa de comunicación Libertad Digital.

Compra de participaciones con dinero b. El PP sacó fondos de su caja b (casi 500.000 euros) para comprar participaciones de Libertad Digital a través de tres personas: Francisco Yáñez, empleado del PP; Rosalía Iglesias, esposa de Bárcenas, y el tesorero Álvaro Lapuerta . Sólo Yáñez devolvió el dinero a la caja b al vender las participaciones, según la policía.

El mecanismo de financiación ilegal. La policía sostiene que Lapuerta y Bárcenas, responsables de las finanzas del PP entre 1990 y 2009, “recibían dinero en efectivo por personas físicas vinculadas a constructoras (...) Parte de este dinero tenía entrada en la caja b y se registraba en la contabilidad llevada por Bárcenas. Posteriormente, este dinero era ingresado fraccionando las cantidades para no superar los 60.000 euros, límite máximo establecido por la ley (...) El dinero que recibía el PP era introducido en el circuito económico financiero a través de ingresos en efectivo fraccionando previamente la cuantía total.

Sede del PP de Bilbao. “La hipoteca y el coste de las obras de reforma de la sede del PP de Bizkaia [sita en Bilbao] se pagaron con dinero del PP central, el cual procedía de las aportaciones anónimas recibidas en efectivo en Génova”, la sede central del partido.

Más información