Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El hallazgo de otros dos cadáveres eleva a 15 los muertos en la tragedia de Ceuta

La Guardia Civil amplía el dispositivo de búsqueda en las playas del litoral

Los dos cadáveres han sido localizados en sendas playas españolas

La Guardia Civil traslada el nuevo cadáver hasta el puerto.

Dos nuevos cadáveres de subsaharianos han sido localizados esta mañana en dos playas de Ceuta con un intervalo de apenas dos horas. El primero de los cuerpos fue avistado por un pescador en las inmediaciones de la playa de la Ribera, en la bahía sur de la ciudad y en pleno casco urbano. El segundo inmigrante también fue hallado en una playa, en este caso la de la Almadraba, más próxima a la frontera con Marruecos. Con estos, se eleva ya a 15 el número de fallecidos, después de que la Guardia Civil calculara que no sumarían más de 14.

El primero de los cuerpos fue localizado y recuperado por la Guardia Civil a las 10.15 horas a 500 metros de la playa de la Ribera y flotando en el mar, de acuerdo con la versión facilitada por la Delegación. El segundo, a las 12.30, estaba mucho más cerca de la orilla, a unos cinco metros. En ambos casos las corrientes marinas los han arrastrado hasta aguas españolas porque estaban alejados ya del entorno de la frontera marroquí.

La Guardia Civil de Ceuta, a través del Servicio Marítimo, ha optado por ampliar el dispositivo de búsqueda en las playas del litoral ceutí debido a la aparición de dos nuevos cadáveres de inmigrantes en puntos más alejados de la frontera.

Con estos dos cuerpos y el que ayer recuperaron las autoridades marroquíes en sus aguas, pero a unos dos kilómetros de la frontera del Tarajal, se eleva a 15 el número de fallecidos en la tragedia del pasado día 6, cuando al menos 250 subsaharianos intentaron entrar a nado en la ciudad autónoma después de haber probado previamente por tierra, tanto por el paso habilitado para los porteadores como por la propia frontera del Tarajal. Hasta ahora las autoridades oficiales barajaban que, como máximo, habían fallecido 14 inmigrantes en el intento de entrada masivo, por lo que ya no se descarta que el número de fallecidos pueda seguir aumentando. La mayoría de los inmigrantes fallecieron en la misma orilla de la playa fronteriza marroquí y sus cuerpos fueron sacados del agua por otros subsaharianos y no por las fuerzas marroquíes. De hecho, las autoridades españolas tenían constancia de que había más cuerpos flotando en el mar, que de hecho son los que la corriente ha empujado hasta Ceuta.

De los quince inmigrantes sin vida que han sido recuperados al menos uno es una mujer. Los cinco cadáveres que han sido hallados en aguas españolas responden a un mismo perfil, varón subsahariano menor de 30 años que no portaban documentación. A expensas de la autopsia que sobre los dos últimos fallecidos realice el forense, los indicios apuntan a la misma causa, asfixia por inmersión, según ha explicado la Delegación del Gobierno.

El Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil mantiene una embarcación de manera casi permanente en las inmediaciones de la playa fronteriza del Tarajal, donde se hallaron los tres primeros cuerpos en la parte española, aunque el dispositivo de rastreo se ha intensificado y ampliado al resto de la extensa bahía sur de Ceuta, después de que en las últimas 48 horas hayan sido tres los cuerpos que han sido avistados más o menos próximos a la orilla.

Más información