Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rey, convaleciente, ultima la cumbre iberoamericana con el Príncipe y Rajoy

Es la primera vez que se ve a don Juan Carlos tras su reciente operación de cadera

 atlas

El Rey se ha dejado ver este lunes, 21 días después de su última intervención de cadera y apenas 48 horas tras el desfile del 12 de octubre, al que por primera vez no asistió, aún convaleciente. Y lo ha hecho a través de un encuentro, que permitió que se fotografiara en su despacho de La Zarzuela, con el Príncipe, el jefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, su jefe de gabinete, Jorge Moragas, y el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, para hablar de la cumbre iberoamericana, que se celebra el viernes y sábado en Panamá. Don Juan Carlos los ha recibido de pie, con la muleta a mano.

El Monarca no podrá asistir por primera vez a esa cumbre, que se celebra, por iniciativa de España y México, desde 1991. La cita es una de las fechas más importantes del año en la agenda del Rey, pero esta vez quiere tomarse la rehabilitación con calma y no forzar su recuperación para no sufrir nuevos percances. Don Juan Carlos enviará un mensaje a través de un vídeo, que se emitirá en la inauguración de la cumbre pidiendo disculpas a los mandatarios por su ausencia. Precisamente en la del año pasado, que se celebró en Cádiz, el Rey anunció que iba a “pasar por el taller” para operarse de la cadera izquierda, la misma que le volvió a llevar al quirófano (por una infección) el pasado 24 de septiembre.

Spottorno insistió el pasado 20 de septiembre en la rueda de prensa en La Zarzuela en la que se anunció la última operación del Rey, que don Felipe no podía representar a su padre en la cumbre iberoamericana, cita exclusiva para jefes de Estado y de Gobierno. Pero la Casa del Rey ha diseñado una apretada agenda para que el Príncipe esté sin estar y mantenga contacto con los líderes iberoamericanos que asistirán.

Así, el heredero permanecerá en Panamá desde el jueves al domingo. Estará en la inauguración de la cumbre y en la cena de gala con los jefes de Estado y de Gobierno invitados. Presidirá la apertura del VI Congreso Internacional de la Lengua Española y el acto conmemorativo por el V centenario del descubrimiento del océano Pacífico; estará presente en la inauguración de la nueva sede del Parlamento Latinoamericano y en la del Centro Cultural Español de la capital panameña y asistirá al encuentro empresarial iberoamericano.

Este lunes el Rey, el Príncipe, Rajoy y Margallo han charlado durante 50 minutos sobre los temas que España pretende llevar a esta cumbre y sobre los posibles cambios en la organización y financiación de esta cita. El año pasado, en la de Cádiz, se acordó crear una comisión para evaluar los resultados y el funcionamiento de la cumbre. Tras consultar a mandatarios de 22 países, entre ellos, al Rey, la comisión ha propuesto que la cita pase a ser bienal, en lugar de anual, como hasta ahora, puesto que “son muchas las instancias que convocan a los mandatarios y comprometen buena parte de su agenda” y él éxito de la cumbre depende, en buena medida, de la mayor afluencia de líderes latinoamericanos.

El Monarca enviará un mensaje en vídeo a los mandatarios internacionales

Don Juan Carlos se perderá esa cita por primera vez porque al doctor Miguel Cabanela, que le intervino el pasado 24 de septiembre, le horrorizaba la idea de que pasara tantas horas en un avión tan poco tiempo después de operarse. El Rey se está tomando “muy en serio” la rehabilitación, afirman en La Zarzuela porque no quiere que las prisas por recuperarse terminen por prolongar el problema, como ya le ha ocurrido en anteriores ocasiones. “Está haciendo lo que tiene que hacer”, comentaba el Príncipe de su padre el pasado sábado, en la recepción en el Palacio Real por el 12 de octubre. De momento, la rehabilitación es suave: pequeños paseos, con muletas, y masajes.

El Rey deberá volver a pasar por el quirófano en unas semanas para sustituir la prótesis temporal recubierta de antibiótico que le colocaron el pasado 24 de septiembre por una permanente. De momento sigue recibiendo antibiótico intravenoso y la próxima intervención, que también realizará el doctor Cabanela, no se prevé antes del 25 de noviembre.

Durante su convalecencia, el Príncipe asumirá más actos, aunque, como insisten en La Zarzuela, “para representar, no sustituir al Rey”.