Política

El PP pierde 12,1 puntos desde las elecciones y el PSOE 1,5

El CIS arroja la caída continuada de los dos grandes partidos y la tendencia al alza de IU y UPyD

La corrupción es el segundo problema para los españoles después del paro

El desapego hacia los dos grandes partidos, PP y PSOE, no toca fondo. Cada trimestre es peor que el anterior, según los estudios sociológicos en general y del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) en particular. El barómetro de este último correspondiente al pasado julio, hecho público este viernes, demuestra que no hay tregua para ese descenso. Si hoy se celebraran elecciones, el PP obtendría el 32,5% de los votos, mientras que el PSOE se quedaría en el 27,2%. En relación con el resultado que ambos obtuvieron en las elecciones de noviembre de 2011, el PP perdería 12,1 puntos y el PSOE, 1,5.

Se mantiene el alza sostenida de Izquierda Unida y UPyD: la coalición obtendría un 11,5% y el partido que lidera Rosa Díez se pondría en el 8,8%. Ambas formaciones suben en relación con sus propios datos del mes de abril, en tanto que PP y PSOE descienden respecto a ese sondeo de la primavera, en el que el PP estaba en un 34% y el PSOE en un 28%.

Los socialistas caen en menor medida que el PP, aunque ni remontan ni sacan rentabilidad al desgaste pronunciado que sufre el partido del gobierno. La dirección socialista, no obstante, llama la atención sobre la contención de su caída, toda vez que aunque baja no lo hace de manera tan pronunciada como el PP. Añade que muchos ciudadanos siguen en la idea de que el PSOE forma parte del problema que aqueja al país, lo que justifica porque solo hace año y medio que el PSOE salió del Gobierno.

Nada que ver con la satisfacción que se aprecia en IU, toda vez que el resultado que le depara el CIS es el mejor desde 1996. Este apoyo, aunque sea en las encuestas, les hace reafirmarse en el tipo de oposición, dura y sin concesiones, que hacen al Gobierno. También su distancia con el PSOE.

El apartado “Otros partidos” arroja un 3,2% de los votos, sin especificar. En ese grupo está Equo, por el que el sondeo solo pregunta en la Comunidad Valenciana, donde concurre en la coalición Compromís-Equo, que obtuvo un diputado esta legislatura.

No ha habido tiempo para que la encuesta recoja la opinión de los españoles sobre el debate celebrado este jueves en el Congreso en torno al caso Bárcenas, aunque cuando se tomó la muestra, entre el 1 y el 10 de julio, el extesorero del PP, Luis Bárcenas, hacía cuatro días que había ingresado en prisión.

Este dato del extesorero encarcelado sí lo tuvieron los encuestados, por lo cual no es extraño el malestar que muestran por la corrupción, que es el segundo problema para los españoles, según declaran el 37,4% de los encuestados. No obstante, a mucha distancia el paro sigue siendo, con el 80,9%, el mayor motivo de preocupación. Los problemas económicos sitúan en tercer lugar, con un 32% de ciudadanos que responden en ese sentido, y en el cuarto lugar se asienta como problema “la política en general y los políticos”, según manifiestan el 27,6% de los consultados.

La insatisfacción con la actuación del Gobierno y de la oposición corre en paralelo. El Ejecutivo suma entre “actuación mala y muy mala” un 68,9%, en tanto que el PSOE en ambos parámetros alcanza un 68,4%. Poco tienen que envidiarse el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, dado que los dos salen mal parados en la confianza que inspiran a los ciudadanos, aunque le va peor al político socialista. Rajoy no inspira confianza al 85% de los consultados si se suma la pregunta de “poca confianza” con la de “ninguna”; en tanto que Rubalcaba suma un 89,5% en esas variables.

Ningún líder político aprueba, aunque Rosa Díez se mantiene a la cabeza con un 4,12. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se queda en un 2,45 y Alfredo Pérez Rubalcaba, líder del PSOE en el 3,14. El coordinador general de IU, Cayo Lara adelanta a los dos con un 3,59. Tampoco aprueba ningún ministro; en cabeza se coloca el titular de Agricultura, Miguel Arias Cañete, con un 3,25, seguido por la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, que se queda en un 3,12. El último sigue siendo el titular de Educación, José Ignacio Wert, con una calificación de 1,58. Sus compañeros de Gabinete no llegan al 3, a excepción del titular de Exteriores, José Manuel García-Margallo, que alcanza un 3,04.

El pesimismo no remonta. Los ciudadanos estiman que la situación es “muy mala” en un 52,9% y “mala” un 37%. El año que viene será igual, opina el 37,4%, y peor para el 33,6%. Solo un 19,5% declara que será mejor. Con este estado de ánimo, no es extraño que los encuestados suspendan a todos los líderes políticos y al Gobierno en pleno. No obstante, a más de dos años aún de las próximas elecciones generales, la situación puede cambiar, según las direcciones de los dos partidos mayoritarios. En esta encuesta del mes de julio, un 24% declara que “no votaría” y un 20,2% que “no sabe” qué opción tomará cuando llegue el momento de ir a las urnas.

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Avatar
Periodista de EL PAÍS

Últimas noticias

Ver todo el día

“El pan no es un producto ‘gourmet’, no se debe disfrazar”

El maestro Xavier Barriga presenta su séptimo libro dedicado a uno de los platos catalanes más universales, la coca

Freixenet brinda en su espot navideño “por los próximos cien años juntos”

El presidente de la empresa de cava nunca ha escondido su oposición a la independencia

Compromisos europeos para Atlético y Real Madrid

Manolo García presenta su nuevo disco en ‘El hormiguero’. Un extraño caso para el equipo del Jeffersonian en ‘Bones’

Ley divina

Como en cualquier otro asunto de actualidad, la rotundidad de una imagen no evita que exista un cuestionamiento profundo de las actitudes entreveradas

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana