Política

Titulares del 20-N

Repasamos los datos más significativos de las elecciones y su trascendencia en el mapa político

El saludo de Rajoy, anoche, en el balcón de la sede del PP en la calle Génova de Madrid. / AFP

La victoria del PP

El PP obtuvo 552.623 votos más que en las elecciones de 2008, lo que supone un 4,68 más. Con 10,8 millones de votos (458.000 votos menos que Zapatero en 2008) logra 17 escaños más y la mayoría absoluta. Mariano Rajoy supera así la marca de José María Aznar con 186 escaños por el hundimiento socialista. Los populares logran un diputado más que en 2008 (19) en Madrid aunque con menos votos (cerca de 30.000). El PSOE pierde cinco escaños en la capital y pasa de 1.4 millones a 875.000 votos.

En Barcelona el PP sube cuatro puntos (de 16,81% a 20,95%). El PSC, pese al hundimiento general, se mantiene como la fuerza más votada con más de 725.000 sufragios pese a la subida de CIU, que pasa del 20% de 2008 al 27,15%. En Murcia, Mariano Rajoy logra ocho diputados y la candidatura de Alfredo Pérez Rubalcaba solo dos. 

La dimensión de la debacle socialista

La derrota de Felipe González en 1996 fue calificada de “dulce” porque apenas fueron 300.000 votos de diferencia con el PP (9.425.678 en total, el 37,63% y 141 escaños). La de Joaquín Almunia fue “amarga” porque cayó 10 puntos (7.918.752 votos, el 34,16% y 125 asientos). La de Alfredo Pérez Rubalcaba aún no ha sido bautizada pero es el peor resultado en la historia del PSOE: pierde 4,3 millones de votos, está a 76 escaños del PP, no llega al 30% de los votos y no vence en ninguna comunidad. Hasta ayer, la cota más baja fue de la 1977 (118 escaños).

IU, 700.000 votos más que en 2008 pero un millón menos que en 1996

La coalición de izquierdas convence a 700.000 electores más, logra 1.680.810 votos (el 6,92%) y 11 diputados. Partía de 969.946 votos (el 3,77%) y apenas dos escaños. Aunque vuelve a tener grupo propio, que perdió en 2008, no es su mejor resultado electoral, que detenta Julio Anguita en los comicios de 1996: 2,6 millones de votos (10,5%) y 21 diputados.

Las fuerzas del millón de votos: CiU y UPyD

      Las cuotas territoriales hacen que Convergència y Unió, que ha cosechado un millón de votos (unos 200.000 más que en 2008, obtenga 16 diputados frente a los 11 de Izquierda Unida (que supera la colación por más de 600.000 apoyos). Unión Progreso y Democracia (UPyD) es la tercera fuerza más votada en Madrid y logra la mitad de sus votos (1,1 millones) entre la capital y la Comunidad Valenciana, donde ha sido elegido el actor Toni Cantó . 

El PNV se estanca...

El Partido Nacionalista Vasco (PNV) sube apenas 14 décimas, de un 1,19% a un 1,33% (de 306.128 votos a 323.517) y cede un diputado (de seis a cinco), logra mantener grupo parlamentario propio y el trono de ser partido más votado en la comunidad. El partido se ha vizcainizado: pierde respaldo en Gipuzkoa y Álava y mantiene la supremacía en Bizkaia. Su socio en Navarra, Geroa Bai, mantuvo el escaño que tenía en la anterior legislatura con el nombre de Nafarroa Bai. Su candidata, Uxue Barkos, podría integrarse en el grupo que formen los peneuvistas.

...Y Amaiur despega

La formación abertzale Amaiur  tendrá grupo propio con siete diputados, más que el PNV. Las primeras elecciones sin la presencia de ETA han confirmado dos tendencias que ya anunciaron las locales y forales de mayo: la fuerza de la izquierda abertzale en su regreso a las urnas y la división del País Vasco en tres territorios bien diferentes: en Bizkaia gana el PNV, en Gipuzkoa, Amaiur y en Álava, el PP.

Equo o Compromís

Equo, un partido con la defensa del medio ambiente como eje central de su programa, ha estado a punto de sentarse en las Cortes. Lo hará indirectamente, con su socio valenciano, Compromís, circunscripción en la que han logrado su único escaño. No consigue sin embargo el anhelado asiento por Madrid para su líder, el exdirector de Greenpeace Juan López de Uralde. Sumó 215.776 papeletas, el 0,51%. En Madrid, lo eligieron 64.828 votantes, un 1,92%.

La quinta participación más baja en 11 elecciones

9.710.775 electores de los 24.590.557 convocados no votaron, lo que supone una abstención del 26,15%, dos puntos más que en 2008 (26,15%). La participación, del 71,69%, es la quinta cifra más baja de la historia, solo por encima de las de 2000 (68,71%), 1989 (69,74%), 1986 (70,49) y 1979 (68,04). El récord de participación lo sigue teniendo 1982, cuando el 79,97% acudió a votar. El récord de abstención está en 1979: un 31,96% de los votantes se quedó en casa.

Suben los votos blancos y nulos pero no al nivel del 22-M

Aunque los votos en blanco y los nulos aumentan, en el segundo caso al doble, no llegan al récord del 22-M, cuando eclosionó el movimiento de los indignados. En estos comicios, los votos en blanco han sido 333.095 (el 1,37% frente al 1,11%, 286.182, de los anteriores) y, los nulos, 317.886 (el 1,29% frente al 0,64%, 165.576, de 2008). En las municipales de mayo, el voto blanco marcó un récord: cerca de 600.000 personas (un 2,59% de los votos válidos) no metieron ninguna papeleta en el sobre. Sumados a los votos nulos, fueron cerca de un millón de sufragios.

Lo que vale un escaño nuevo

El PP consigue 32 escaños más que en 2008 con solo 500.000 nuevos votos. Cada uno de sus nuevos diputados le ha costado 15.625 papeletas. A UPyD sus 800.000 votos nuevos le han reportado cuatro escaños más, por lo que cada uno le cuesta mucho más caro: 200.000 papeletas.

Las minorías logran su mejor resultado en 20 años

Once partidos minoritarios se hacen con 54 escaños, doblan su representación respecto a la última legislatura a costa del PSOE y supone el mayor número de formaciones con representación parlamentaria desde 1989. Suman mucho más que el 10% necesario para forzar una consulta sobre una reforma de la Constitución.

El PP consigue dos de cada tres escaños del Senado

Los populares amplían su mayoría absoluta al aumentar de 101 a 136 escaños de los 208 que se elegían, y triplica al PSOE, que pierde casi la mitad de su representación al pasar de 88 a 48 escaños. El resto, se lo reparten CiU, tercera fuerza con nueve escaños (el doble que en 2008); PSC-ICV, siete (cinco menos que en la pasada legislatura, cuando, bajo la marca Entesa, incluía a ERC); PNV, cuatro (dobla su resultado anterior), Amaiur, que suma tres senadores; y Coalición Canaria, que mantiene el que tenía. El más votado ha vuelto a ser el cabeza de cartel del PP, Pío García-Escudero.

La nueva papeleta, un fiasco

En estos comicios al Senado, cámara que se elige por el sistema de listas abiertas frente a las cerradas del Congreso, se estrenaba diseño de papeleta para evitar el recurrente voto nulo y en blanco. Resultado: ha aumentado en ambos casos. Se han registrado 904.675 votos nulos (un 3,71% frente al 2,29 de 2008). Además, se han contabilizado 1.263.120 de papeletas en blanco, un 5,37% (más del doble que en 2008, cuando fue del 2,06%), en unas elecciones en las que votaron al Senado 24.411.187 electores, un 71,17% del total

El PSOE gana en el pueblo con más paro

-     En Benalup, municipio de Cádiz con una tasa de paro del 40%, ha ganado el PSOE por 10 puntos de diferencia, 49,47% frente al 40,13% de los sufragios del PP. En Oñati (Gipuzkoa), el pueblo con el menor porcentaje de desempleo de España (5,4%), Amaiur ha logrado el 52,75% de los votos, frente al 29,98% del PNV, el 8,83% del PSE y el 5,48 del PP.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana