Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
HACIA EL FINAL DE ETA

La izquierda 'abertzale' se suma a la petición del cese definitivo de ETA

La antigua Batasuna espera una “respuesta positiva” de la banda “cuando lo considere” oportuno

La izquierda 'abertzale' se suma a la petición del cese definitivo de ETA Ampliar foto

La antigua Batasuna hizo ayer suyo, punto por punto, el contenido íntegro de la declaración suscrita un día antes en la cumbre internacional de San Sebastián sobre el terrorismo de ETA. La formación ilegalizada quiso poner énfasis especial en que se adhiere a “todas y cada una” de las conclusiones de la conferencia de paz, en palabras del dirigente Rufi Etxeberria, uno de los asistentes al citado encuentro celebrado en el palacio de Aiete. Solo a preguntas de los periodistas reconoció que la izquierda radical también pide a ETA el “cese definitivo de su actividad armada”, como figura en las conclusiones. Batasuna espera que ETA dará “una respuesta positiva” a esta petición internacional “cuando lo considere” oportuno.

La conferencia pone a Euskadi “más cerca que nunca” del final de la violencia, afirma Etxeberria

A diferencia de otras formaciones políticas, como el PNV y los socialistas, que dieron mayor relevancia al punto 1, en el que se solicita a la banda terrorista que deje las armas, Etxeberria precisó que a esa reclamación hay que sumar “la dirigida a los Estados [español y francés] y a los partidos” para que inicien conversaciones sobre las consecuencias del conflicto.

Para bendecir las conclusiones del foro de San Sebastián, la antigua Batasuna reunió en un hotel de esta ciudad a unos 30 representantes de “varias generaciones” de esta formación, entre los que se encontraban el histórico dirigente de ETA Eugenio Etxebeste Antxon, Tasio Erkizia, Joseba Permach y Jone Goirizelaia. En la primera fila se sentó el expreso etarra Jon Aguirre Agiriano, autor del asesinato del niño de 13 años José María Piris. Etxeberria y Maribi Ugarteburu leyeron una “declaración solemne” en la que dan su apoyo “total y decidido” a los cinco puntos de la suscrita por los líderes internacionales Kofi Annan, Gerry Adams, Bertie Ahern, Gro Harlem Bruntland, Pierre Joxe y Jonathan Powell.

Para Batasuna, el resultado de la conferencia tiene una “dimensión histórica” porque plantea “bien a las claras”, dijo Etxeberria, que en Euskadi “existe un conflicto que requiere una solución política”. Tras lo acordado en el palacio de Aiete, aseguraron, “se abren las puertas a un nuevo escenario donde todos podemos y debemos ser ganadores”. Los representantes de la izquierda abertzale no cambiaron una sola coma del documento final, pero realizaron algunas acotaciones, como la necesidad de crear una “diálogo constructivo” entre los partidos políticos que permita “lograr un acuerdo democrático basado en el reconocimiento nacional de Euskal Herria y su derecho de autodeterminación que sea refrendado por la ciudadanía”.

El Gobierno vasco, en manos del PSE-EE y ausente en la conferencia, no se siente concernido por estas cuestiones, de ahí que no hará “ningún movimiento” hasta que ETA cumpla la primera exigencia de poner fin a la lucha armada, según afirmó la portavoz, Idoia Mendia, quien lamentó que la izquierda abertzale “haya necesitado 30 años y una conferencia internacional” para sumarse a la petición del cese definitivo de la banda terrorista.

A la izquierda abertzale dedicó también el presidente del PNV, Iñigo Urkullu, buena parte de sus reflexiones tras la conferencia. Advirtió al sector político radical que “ahora le toca desarmar a ETA”, informa Unai Morán. “Sabemos que tienen su propio guion y que no lo van a hacer de forma directa, pero es un paso más en la buena dirección y lo aplaudimos”, manifestó.

Durante una comparecencia en Bilbao, Urkullu confirmó que el PNV respalda el “contenido y orden” de la declaración: “El primer punto recoge el cese definitivo del terrorismo y sin su cumplimiento no tienen cabida los demás”. El líder nacionalista valoró la participación del PSE en la conferencia, porque debatir ahora es “imprescindible”, y confió en que el PP saque al terreno público la actitud que “manifiestan en privado sus dirigentes”.

En sintonía con Batasuna, EA y Aralar, formaciones que concurrirán bajo el nombre de Amaiur junto con la izquierda abertzale a las elecciones del 20-N, también suscribieron en su integridad el acuerdo de los mediadores. Pello Urizar, secretario general de EA, opinó que ETA tiene que anunciar “cuanto antes” el final de la violencia porque “no hay mejor momento para dar ese paso” que el presente. Patxi Zabaleta, líder de Aralar, consideró que la cita donostiarra supone un “paso cualitativo e irreversible hacia la paz y la normalización política”.

 

Más información