Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Equo logra avales en casi todas las provincias y Foro Asturias en Madrid

El Partido Animalista ha cumplido los requisitos para presentarse en 47 provincias

Este lunes es el último día para que entreguen los avales en las juntas provinciales

Los partidos han tenido 20 días para lograr las firmas necesarias para concurrir

Ampliar foto
Equo Madrid entrga sus avales a la Junta Electoral Provincial.

El equipo de Equo en Madrid llegaba a las once de la mañana a la Junta Electoral Provincial cargando tres cajas de cartón. Contenían 16.500 firmas, más del triple de las que les exigía la ley electoral para presentarse a las elecciones generales del 20-N. Aunque respirando de alivio, la formación verde sigue, como el resto de los partidos extraparlamentarios, en contra de esta "traba" que les ha puesto la Junta Electoral Central. "Esperamos que estas sean las últimas elecciones de listas bloqueadas, primarias cerradas y debates a dos", ha señalado Inés Sabanés, número dos de las listas madrileñas.

Esperamos que estas sean las últimas elecciones de listas bloqueadas

Poco después llegaban representantes de Izquierda Anticapitalista, otro partido sin representación en las Cámaras, cargando otras tres cajas que contenían 6.800 avales. Miguel Urbán, el cabeza de lista por Madrid, ha saludado a los líderes de Equo y también ha aprovechado para lanzar la última crítica sobre una norma que exige firmas solo a las formaciones pequeñas. "La ley era ya suficientemente democrática", ha señalado, a la vez que ha calificado de "vergüenza" que organizaciones formalmente legalizadas tengan que "pasar una nueva traba antidemocrática".

Este lunes era el último día para que los extraparlamentarios entreguen los avales en sus respectivas juntas electorales provinciales y comprueben que todas las firmas son válidas.Para los partidos extraparlamentarios los últimos 20 días no han sido solo de preparación de programas o de campaña electoral. Los voluntarios han estado a pie de calle recogiendo firmas, una a una, hasta reunir las del 0,1% de los electores de la provincia. Los partidos minoritarios empezaron la campaña mucho antes que los grandes, cuando el 26 de septiembre empezaron la recogida de avales, un nuevo requisito consecuencia de la reforma electoral aprobada este enero con el apoyo de PP y PSOE. Si no se hacen con el 0,1% del apoyo en cada circunscripción, no podrán presentarse a las elecciones generales.

Casi 5.000 firmas en Madrid

En provincias como Madrid, la exigencia de avales se traducía en la recogida de 4.600 firmas de electores en 20 días, un mínimo que han cumplido con creces formaciones como Equo, el Partido Animalista o el partido de Francisco Álvarez Cascos, Foro Ciudadanos.

El partido ecologista de Juan López de Uralde va a poder presentarse, previsiblemente, en todas las provincias de España donde ha buscado apoyos excepto en Lugo. En Teruel, Zamora, Palencia y la Ciudad Autónoma de Ceuta no lo han intentado. En Cataluña no se presentan: respetarán su acuerdo con ICV, otra formación verde. "Aspiramos a formar Grupo Parlamentario", aseguraba optimista el líder de Equo, Juan López de Uralde

Foro Ciudadanos, la opción política de Cascos  que gobierna Asturias, podrá también presentarse por Madrid: ha conseguido 17.600 avales, más del triple de los necesarios. Otro partido satisfecho con el apoyo recabado es el Partido Animalista, que ha cumplido los requisitos de avales en 47 provincias y en algunas, como Madrid y Barcelona, ha duplicado las firmas necesarias.

El Partido Pirata todavía está haciendo recuento, aunque en principio podrá presentarse por Alicante, Almería, Cádiz, Castellón, Zaragoza, Navarra, Teruel, Valencia y Huesca. En Madrid no ha reunido suficientes apoyos, a pesar de lo cual presentará candidatura igualmente. Pirates de Catalunya concurrirá por las cuatro provincias catalanas. El Partido por un Mundo Más Justo se presentará por 43.

Las juntas electorales estudiarán estos días las firmas para comprobar que cumplen los requisitos y no están duplicadas (cada elector podía apoyar solo a una opción política).