Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marlaska dice que los migrantes del ‘Aquarius’ recibirán “el mismo trato que los que vienen en pateras”

El ministro del Interior anuncia que va a hacer “todo lo posible” por retirar las concertinas

FOTO: Algunos de los 123 niños que viajan a bordo del 'Aquarius'. / VÍDEO: Declaraciones de Grande-Marlaska, sobre las concertinas, en Onda Cero.

El nuevo ministro del Interior, Fenando Grande-Marlaska, ha anunciado esta mañana en Onda Cero que los inmigrantes que llegarán previsiblemente a España en el Aquarius recibirán "el mismo trato que los que vienen en pateras". El ministro, en una primera entrevista desde que la semana pasada tomara posesión del cargo, ha explicado que el acogimiento de los 629 migrantes que viajaban en ese barco y que se dirigen al puerto de Valencia en otros tres ha sido “una respuesta ética” y que por tanto se seguirá el mismo procedimiento legal que con el resto de los inmigrantes, concediendo el asilo o expulsando de acuerdo a la legislación vigente.

"Se van a aplicar “circunstancias excepcionales”, ha dicho. "Se verá cada caso como siempre: unos si solicitan asilo se estudiará si cumplen la ley para ello y a otros se les abrirá expediente de expulsión", ha declarado el ministro. A preguntas de este periódico horas después en un acto en Ávila, en la jura de la nueva promoción de policías, Marlaska ha descartado que alguno de los inmigrantes pueda ir a un CIE, como ocurre con los que llegan en patera.

Qué son las concertinas

Marlaska dice que los migrantes del ‘Aquarius’ recibirán “el mismo trato que los que vienen en pateras”

El primer freno español que se encuentran los inmigrantes al llegar a la frontera es la alambrada que cerca las dos ciudades autónomas. La de Ceuta la compone una doble valla de 6,10 metros de altura y 8,2 kilómetros de largo, vigilada con sensores y 37 cámaras de seguridad controladas por la Guardia Civil —entre ellas, una térmica ubicada en el monte Hacho, a 3,2 millas náuticas del paso de Tarajal—. En Melilla, donde la orografía más llana hace más habituales los saltos, existe una triple verja; también de seis metros, tras duplicarse su altura en 2005, y casi 10 kilómetros de largo. En ambas, hay concertinas.

Con el argumento de que tienen carácter "disuasorio pasivo, no agresivo" y de su "legalidad", el Gobierno de Rajoy las reintrodujo a finales de 2013 en lo alto de la valla exterior de Melilla; de donde las había quitado el Ejecutivo de Zapatero en 2007 por las presiones de los colectivos, después de instalarlas en 2005. Entonces, eso sí, se dejó una segunda línea de concertinas a media altura, que cubre los 10 kilómetros de frontera. En Ceuta, donde nunca se eliminaron, existe una disposición similar: cuchillas en la cumbre y a mitad de la verja.

Por otro lado, en Onda Cero ha señalado también que, entre sus primeras medidas, está la de tratar de retirar las concertinas de la valla que separa Ceuta y Melilla de Marruecos y que tantas graves lesiones ha causado a los inmigrantes que han tratado de saltarla en masa. "Es una de mis principales voluntades", ha subrayado.  El ministro ha explicado pedirá un informe para ver qué otras medidas pueden sustituir a las polémicas concertinas, que instaló José Luis Rodríguez Zapatero, retiró después de las críticas de las ONG y redobló Mariano Rajoy. A su juicio, "no es aceptable" ver a personas saltando la verja, hay que ayudar a estas personas "en origen".

"Si estamos hablando de solidaridad, de respeto a las personas, controlando los flujos migratorios, ayudando en origen colaborando con las autoridades de esos países, pero si esas personas ya están al lado de la valla, vamos a mirarlo, creo que es algo razonable", ha señalado. El estudio la retirada de esa medida de protección de las fronteras terrestres con Marruecos, que causa heridas a los inmigrantes, será una de sus primeras decisiones. Marlaska ha insistido horas después en Ávila en el “control de fronteras por medios no cruentos”, ha apelado a la “humanidad” y a “un desarrollo de la normativa de extranjería desde una perspectiva europeísta”. 

En Onda Cero, Grande-Marlaska no ha querido adelantar más nombres del que será su futuro equipo “hasta no transmitírselos al presidente en primer lugar”, lo que hará con probabilidad en “las próximas horas” de cara al Consejo de Ministros y Ministras de mañana, en el que previsiblemente se aprobarán los nombramientos de los nuevos secretarios de Estado, subsecretarios y directores generales. No obstante, se ha apresurado a desmentir la noticia que esta mañana difundían algunos medios sobre la Dirección General de la Policía, atribuyéndosela a la actual jefa de la Policía Científica, Pilar Allue, que, de haber sido cierto, se habría convertido en la primer mujer al frente del Cuerpo Nacional de Policía. Marlaska ha advertido de que su equipo más cercano estará compuesto por gente de los ámbitos jurídico y político, al no tener él mismo "un perfil político”.

El ministro se ha mostrado proclive a modificar todos “aquellos aspectos o materias de la llamada Ley Mordaza (Ley de Enjuiciamiento Criminal) sobre los que se alcance consenso en la comisión que actualmente estudia su modificación en el Congreso”.

Sobre un posible acercamiento de los presos catalanes, ha argumentado que lo habitual es que los reclusos se encuentren cerca de aquellos juzgados en los que se sigue su causa por si el juez les tiene que llamar a declarar y ha insistido en que es al juez a quien le compete en última instancia esa decisión. "Si en cinco o seis meses esa persona no va a ser requerida, y siempre que haya autorización del juez, se puede evaluar un traslado que ayude a una vida personal y familiar más fácil”, ha dicho Marlaska.

Con respecto al acuerdo de “equiparación salarial” adquirido con la Policía y la Guardia Civil por su predecesor en el cargo, Juan Ignacio Zoido, Marlaska ha indicado que, en caso de realizar una revisión del asunto, “siempre será al alza”. Y ha recordado las demandas actuales de los funcionarios de prisiones.

en su primer discurso en la jura de la nueva promoción de policías (1.298 en 

Más información