Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El yihadista acusado de querer atentar en Barcelona: “Se me cruzaron los cables”

El fiscal pide ocho años de cárcel para el procesado, que ha negado que estuviera preparando un ataque en España

Abdeljalil Ait El Kaid, este lunes, en la Audiencia Nacional.
Abdeljalil Ait El Kaid, este lunes, en la Audiencia Nacional. EFE

"Me arrepiento de todo. Todo fue muy rápido. Se me habían cruzado los cables". Con estas palabras, Abdeljalil Ait El Kaid ha reconocido parte de los hechos que lo han llevado al banquillo de los acusados de la Audiencia Nacional. Durante el juicio celebrado este lunes, el procesado ha admitido que viajó hasta Siria para enrolarse en las filas del autodenominado Estado Islámico, que participó en varias batallas —incluso, ha dicho, fue herido de bala— y que, después, regresó a Europa con el objetivo de atentar. Según el fiscal, Barcelona era su objetivo y quería atacar la Sagrada Familia, el Casino y la red de transporte público. Pero El Kaid ha negado esa parte: "Yo quería ir a Francia".

"Cuando en Siria me propusieron volver, pregunté si tenía que cometer algún atentado en España y me dijeron que no", ha añadido el yihadista, que vivía en Alicante antes de desplazarse a Siria en 2014. "Allí había conseguido y papeles", ha apostillado el acusado, que ha relatado detalladamente su viaje, cómo participó en las "fuerzas especiales" del Estado Islámico y como contactó con una mujer de España para que se desplazara hasta la zona de combate para casarse con él. "Detecté que quería captarme para ir a Siria. Me ofreció matrimonio", ha afirmado ella durante el juicio.

"Debemos matar a los infieles allí en Europa como ellos están matando musulmanes aquí", le dijo el procesado a la mujer, según el escrito de acusación. "Hay que matar a los infieles y te quedas con la recompensa de un paraíso amplio como los cielos y la tierra juntos. Mata a los infieles hasta que te maten", continuó el yihadista, instando a la chica a cometer un ataque en España, donde vive.

El fiscal ha pedido este lunes ocho años de cárcel para El Kaid, rebajando así la pena de diez años prevista en el escrito de acusación. El Ministerio Público ha relatado cómo el yihadista fue detenido en junio de 2015 en Varsovia (Polonia), tras regresar a Europa junto a Reda Hame, otro supuesto terrorista islámico detenido en agosto de 2015 en París (Francia). Ambos fueron seleccionados por Abdelhamid Abaaoud, encargado en de planificar las acciones en el extranjero del ISIS. "Las misiones encomendadas eran realizar acciones terroristas en España, Francia, Bélgica y Alemania, siendo los objetivos específicos lugares de grandes aglomeraciones, como salas de fiesta, partidos de fútbol, conciertos e iglesias", según el fiscal.

El arresto de ambos se produjo apenas unos meses antes de que un escuadrón suicida del Estado Islámico asesinase el 13 de noviembre a 130 personas en París, durante una ola de seis ataques simultáneos al Estadio de Francia, la sala Bataclan, el restaurante Le Petit Cambodge, el local Belle Équipe, el bar Le Carillon y el Boluevar Fontaine. Fue el 13 de noviembre. Abbaoud dirigió esos atentados.