Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Adriana Lastra será la nueva portavoz socialista en el Congreso

La vicesecretaria general del PSOE pertenece al núcleo de dirigentes más próximos a Pedro Sánchez

Adriana Lastra, en el Congreso, el 29 de noviembre de 2017. Ampliar foto
Adriana Lastra, en el Congreso, el 29 de noviembre de 2017. EFE

A pesar de ser la número dos del partido, Pedro Sánchez ha preferido que Adriana Lastra (Ribadesella, Asturias, 1979) no entre en el Gobierno, aunque ocupará un puesto que también será fundamental para su minoría parlamentaria: la portavocía en el Congreso, en la que sustituye a Margarita Robles. La vicesecretaria general del PSOE liderará el grupo parlamentario del Gobierno con solo 84 diputados de 350, de cuyos acuerdos con otros grupos depende que Sánchez pueda sacar adelante las iniciativas de su Ejeciutivo. Con toda su trayectoria vinculada al PSOE, Lastra es una de las dirigentes de más confianza de Sánchez, a quien profesa completa lealtad.

"Es aparato puro", la describen en Asturias, donde comenzó su carrera política desde que a los 18 años se afilió a las Juventudes Socialistas de Ribadesella. Con solo 21 años ya tenía un asiento en la ejecutiva del PSOE asturiano que lideraba Javier Fernández. "Su activo es el control del partido: conoce muy bien la organización, sus filias y fobias", dice un dirigente asturiano. Toda su trayectoria está vinculada al PSOE. En Asturias fue secretaria de Movimientos Sociales y ONG y secretaria de Política Municipal. En 2014 apoyó a Pedro Sánchez en las primarias contra Eduardo Madina, y el hoy presidente la integró después en su primera ejecutiva también como responsable de Política Municipal.

Lastra tuvo un papel determinante para convencer a Sánchez de que diera la batalla de nuevo por la secretaría general del PSOE, cuando el líder socialista estaba en horas bajas tras haber dimitido de su cargo y haber abandonado su escaño. Después coordinaría la campaña de las primarias de Sánchez en la que recuperó el liderazgo del partido. Desde entonces el presidente socialista le guarda un profundo reconocimiento.

Sin estudios universitarios, la nueva portavoz en el Congreso del PSOE acepta un puesto de gran exposición pública, aunque ya ha tenido rodaje como portavoz adjunta y portavoz en la comisión territorial impulsada por los socialistas. Mujer de carácter, tendrá que lidiar con un grupo parlamentario cuya composición es previa a las primarias socialistas, y conviven por tanto diputados sanchistas, como ella, pero también susanistas.

Más información