Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cerrados los quirófanos del hospital de Ibiza por la presencia de moscas

El centro ha suspendido siete operaciones y ha clausurado siete de sus ocho quirófanos

Hospital Can Misses, en Ibiza.
Hospital Can Misses, en Ibiza.

El hospital de Can Misses de Ibiza ha clausurado este lunes todos sus quirófanos excepto el de urgencias después de detectar la presencia de moscas en dos de ellos. El centro sanitario se ha visto obligado a cerrar siete de los ocho quirófanos que tiene después de detectar la presencia de cuatro moscas en dos de ellos, los números 5 y 6. La dirección del hospital ha decidido restringir toda la actividad quirúrgica y sólo se mantiene activo el quirófano de urgencias, como ya ocurriera en enero de 2017 tras detectarse una plaga de estos insectos en el recinto. Como consecuencia de la medida se han suspendido siete intervenciones.

Según informa el Área de Salud de Ibiza y Formentera, los insectos fueron detectados este domingo. La empresa encargada de llevar a cabo la desinsectación ha constatado la presencia de cuatro ejemplares de moscas pero ha descartado que se trate de una plaga, como ocurrió hace un año y medio. Los técnicos han revisado el forjado sanitario en el que apareció el foco en la ocasión anterior y no han detectado anomalías. De hecho, en enero de 2017 se tomaron medidas correctoras para evitar nuevos casos; se selló el forjado sanitario y se llevó a cabo una limpieza exhaustiva de la zona así como su desinfección.

El Área de Salud afirma que las primeras investigaciones apuntan a que la entrada de moscas se pudo producir tras la apertura de la puerta de emergencias que da al exterior, aunque continúan investigando el asunto. El cierre de los quirófanos se ha decidido con la intención de “velar por la seguridad de los pacientes” y se prevé que cinco de los ocho quirófanos puedan reabrirse en las próximas horas. Los números 5 y 6, afectados por la presencia de los insectos, permanecerán clausurados al menos 48 horas hasta que la empresa constate que no queda ningún ejemplar. Las siete intervenciones suspendidas se reprogramarán con carácter preferente en los próximos días.

Blandiblú en el bote

El bote con un líquido marrón rojizo y una inscripción en la que ponía “Ébola” que el pasado viernes hizo saltar todas las alarmas en Palma contenía “una especie de blandiblú” según ha informado este lunes la consejera de Salud del Gobierno balear, Patricia Gómez. El frasco, similar al utilizado para recoger muestras de orina, fue hallado por una mujer encima de los buzones del portal de un edificio del centro de Palma y obligó a activar los protocolos previstos para casos de alerta infecciosa grave, movilizando a efectivos de policía, personal sanitario y operarios de limpieza.

El frasco fue custodiado en el área de Microbiología del hospital de referencia de Son Espases y enviado con todas las medidas de seguridad al Instituto Carlos III de Madrid para ser analizado.

El Centro Nacional de Microbiología ha concluido finalmente que la sustancia de su interior no era sangre y no contenía ébola. La Policía Nacional abrió de forma paralela al hallazgo una investigación para dar con la persona que depositó el frasco en el lugar y derivar posibles responsabilidades por un delito de desórdenes públicos.

Más información