Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dastis confía en que se corrija el defecto de forma de la euroorden de los exconsellers

El PDeCAT cree que la decisión de la justicia belga es "un revés a la injusticia española"

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Alfonso Dastis.

El ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, confía en que se corrija el defecto de forma de la euroorden que ha llevado a la justicia belga a rechazar la entrega a España de los exconsejeros huidos a Bélgica, Toni Comín, Meritxell Serret y Lluís Puig.

Así lo ha manifestado este miércoles el ministro en Marruecos, adonde ha viajado para reunirse con su homólogo marroquí. "En todo caso es algo que compete resolver a los jueces", ha señalado Dastis, preguntado por la decisión judicial, y se ha mostrado confiado en que se pueda "corregir ese defecto de forma". "Ya veremos lo que da de sí el asunto", ha añadido.

Dastis ha defendido la acción del Gobierno en el exterior para explicar su respuesta al desafío catalán: "Lo estamos haciendo de manera sólida, sostenida y continuada. Lo que tenemos que hacer es cargarnos de razón, que es lo que hacemos, y trasladar un mensaje obvio de que España es una democracia, con un nivel de Derechos Humanos de los más altos de cualquier constitución occidental". "Lo que se pretende hacer es un desafío al Estado que no puede permitir España. Pero no pueden permitirlo tampoco ninguno de nuestros socios", ha añadido.

El PDeCAT celebra

La portavoz del PDeCAT, Maria Senserrich, ha celebrado la decisión de la justicia belga, y ha concluido que es "un revés a la injusticia española". Lo ha dicho en un tuit recogido por Europa Press, donde el partido también ha expresado que con esta decisión "la fábula de Llarena se desmonta y la arbitrariedad y la falta de rigor de la justicia española es cada vez más evidente en Europa".

"Alegría por la decisión de la fiscalía belga, que ha rechazado la euroorden", concluyen desde el partido, al que pertenece uno de los tres consellers afectados, Puig, mientras que los otros dos son de ERC.

Marta Ribas (Catalunya en Comu-Podem), cree que el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena ha hecho el rídiculo, informa Camilo S. Baquero. “Una vez más presenciamos un ridículo del juez Llarena, un fracaso más del intentar hacer política desde la justicia. Esto hace más injustificable que se mantenga en prisión preventiva a varios exconsejeros", ha afirmado.

Más información