Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Morera: “En Compromís no nos dedicamos a romper ordenadores a martillazos”

El presidente de la Cortes Valencianas niega en el Senado la financicion irregular de su partido

El presidente de las Cortess Valencianas, Enric Morera, durante su comparecencia en el Senado.
El presidente de las Cortess Valencianas, Enric Morera, durante su comparecencia en el Senado. EFE

El presidente de las Cortes Valencianas, Enric Morera, ha negado este viernes en el Senado que su partido, el Bloc, que es la formación mayoritaria en la coalición Compromís, forme parte de ninguna trama con el PSPV-PSOE como el PP le atribuye después de que varios juzgados investiguen aspectos relacionados con una supuesta financiación irregular tras una denuncia en comisaría realizada por los populares. “No nos dedicamos a romper ordenadores a martillazos”, ha tratado de dispar en alusión a lo que hizo el PP con el disco duro de los ordenadores portátiles de su extesorero Luis Bárcenas.

Morera y el portavoz del PP en la Comisión de Investigación sobre la financiación de los partidos políticos, Luis Aznar, se han enzarzado en momentos muy tensos durante la comparecencia respecto a la interpretación del auto del juzgado número 21 de Valencia que decidió inhibirse en otras causas investigadas en otros juzgados sobre las adjudicaciones de varios ministerios de contratos de publicidad a la empresa de comunicación Crespo Gomar y que pudieran haber servido para la financiación irregular del PSPV-PSOE y del Bloc. La juez señaló irregularidades en los contratos con esta agencia, algunas de ellas administrativas y otras "que van más allá y que podrían ser constitutivas de infracción penal".

El PP, que tiene abiertas 20 causas por corrupción en la Comunidad Valenciana, es el único partido que participa en esta comisión (el resto de grupos la considera una réplica a la del Congreso de los Diputados que investiga la supuesta financiación irregular de la formación de Mariano Rajoy) que trata de hurgar en las finanzas de los partidos de la oposición. “Buscando soluciones para un problema que nos ha afectado a todos”, según Aznar. Morera ha refutado que ese sea “un problema que ha afectado a todos”. “Nuestra organización no tiene a fecha de hoy ningún imputado por corrupción”, situación que ha acreditado aportando un certificado del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana.

Pero Aznar no se ha desviado de su cometido en la siembra de dudas, adelantando a las sentencias de los juzgados (“todavía”, “ya llegarán los imputados”, "esto no ha hecho más que empezar”, “es la punta del iceberg de lo que viene”…), lo que le ha merecido por parte de Morera los calificativos de “clarividente” y “adivino”. El portavoz del PP en la comisión ha acusado al Bloc de ser “un partido opaco al Tribunal de Cuentas” y de haberse “financiado de forma irregular a través de sus propios proveedores”, acusaciones que Morera ha objetado con que su organización aportó las aclaraciones solicitadas y que pidió aplazamientos a los proveedores ante los retrasos de las subvenciones de la Administración electoral.

Tras Morera, Antoni Planells, responsable de finanzas de otro partido de la colación, Iniciativa, ha reconocido que su partido obró "mal" al no pagar a los proveedores a los 90 días y esperar a recibir la subvenciones electorales que le correspondían para saldar sus deudas.

Aznar ha aludido a correos electrónicos que sitúan al actual jefe de gabinete de Morera, Lluís Miquel Campos, entre Crespo Gomar y Metrovacesa y en los que se instaba a emitir facturas con distintas fechas y datos diferentes. El portavoz popular ha atribuido a Compromís formar parte de “una trama de financiación ilegal junto al PSPV-PSOE” con “facturas falsas que pagaban varias empresas” a través de la mercantil Crespo Gomar, que ha trabajado para los grandes partidos en la Comunidad Valenciana incluso para la Generalitat de Francisco Camps, como en el caso de un contrato con la extinta Ràdio Televisió Valenciana de 666.793 euros. “El auto habla de una trama, esto es solo la punta del iceberg, y puede que el delito electoral esté prescrito pero el auto no niega que haya prácticas ilegales relacionadas con Compromís, El Bloc y el PSPV", ha manifestado el portavoz del PP.

Sin embargo, Morera ha insistido en que su organización no ha recibido “ni una sola petición por parte de la policía, ni la fiscalía, ni los juzgados”. “No hay nada”, ha subrayado. El presidente de las Cortes Valencianas ha recordado que el PP ha llevado 25 denuncias a los juzgados contra su formación y que todas han sido archivadas, y se ha referido a la última, realizada por el dirigente del PP valenciano José Ciscar hace un año “con fotocopias cuyo origen dijo desconocer” y que, tras “una investigación exhaustiva” por parte de la Unidad de Blanqueo de Capitales, “se archiva” y el juzgado “se inhibe en otras causas que investigan otros juzgados en los que no hay nadie investigado del Bloc”.

Con todo, Aznar ha considerado a Compromís “una pequeña parte de esa trama que llega a los ministerios de la época de [José Luis Rodríguez] Zapatero”. Para investigar esa supuesta trama desarrollada en las campañas electorales de 2007 y 2011, la comisión ha citado al exministro de Sanidad Bernat Soria para el 29 de mayo por un concurso de publicidad y baraja convocar a la actual presidenta del PSOE y exministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, y a otros exmiembros del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero como Carmen Alborch y Beatriz Corredor. La empresa de comunicación Crespo Gomar obtuvo contratos por 2,7 millones de estos ministerios. Además, el Grupo Popular ha convocado a la comisión a los entonces secretarios generales del PSPV-PSOE, Joan Ignasi Pla y Jorge Alarte.

Más información