Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Autónoma de Barcelona y la de Navarra encabezan el último ‘ranking’ de universidades españolas

Cataluña y País Vasco son las comunidades que más destacan en una clasificación que mide investigación, docencia o impacto internacional

Ranking universidades 2018
El campus de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB).

El sistema catalán de universidades vuelve a destacar como el mejor de España. Seis de los 10 con mejor rendimiento están en Cataluña, según la clasificación que presenta este miércoles la Fundación CyD (Conocimiento y Desarrollo). En los primeros cinco puestos globales están la Autónoma de Barcelona, la Universidad de Navarra, la catalana Pompeu Fabra, Carlos III de Madrid y la Universidad Girona.

De las 15 universidades mejor situadas, diez son públicas y cinco privadas (Navarra, Deusto, Ramon Llull, Pontificia de Comillas y Mondragón) y se reparten en cinco comunidades autónomas: Cataluña, País Vasco, Navarra, Comunidad Valenciana y Comunidad de Madrid, que por este orden lideran la clasificación por comunidades autónomas, seguidas por Asturias, Cantabria, Baleares, Galicia y Aragón.

El modelo utiliza 36 indicadores ordenados en tres grupos como si fuera un semáforo: verde para el mayor rendimiento, amarillo para el grupo intermedio y rojo para las de menor en relación con el resto. Las universidades con menor rendimiento relativo, se encuentran la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, la de Jaén, Valladolid, la Politécnica de Cartagena y la Universidade Da Coruña.

La Autónoma de Barcelona y la de Navarra encabezan el último ‘ranking’ de universidades españolas

No se trata de un ránking al uso, sino que permite hacer clasificaciones en función de lo que le interese a quien lo revisa. La investigación permite a cada usuario elaborar una clasificación a su medida: por grados universitarios, por áreas, por comunidades autónomas. En enseñanza, por ejemplo, destacan Castilla y León, Navarra y País Vasco; en Investigación, Cantabria, Cataluña o Comunidad Valenciana; en transferencia del conocimiento (su capacidad para que el conocimiento y los hallazgos lleguen a las empresas y a la sociedad) están en cabeza Cataluña, Madrid y País Vasco. "En investigación, destacan las públicas, salvo Navarra. Y en enseñanza y aprendizaje, hay siete privadas destacadas", explica Martí Parellada, director del trabajo que se ha presentado este miércoles.  Es la misma tendencia que en ediciones anteriores, añade, pero "con más intensidad".

Las claves del éxito de Cataluña en esta y otras clasificaciones, según Parellada, estriba en que su política universitaria se ha mantenido "relativamente estable en el tiempo" y en la flexibilidad en la contratación de profesores. "Hace años que no salen plazas de titulares ni de catedráticos [funcionarios] pero sí de contratados doctores, con un contrato laboral. Ojo, son figuras estables y permiten una contratación flexible pero no significa que sean precarias, como ocurre por ejemplo con los asociados", señala el director del _CYD.

Los investigadores han analizado 2.235 titulaciones y 22 ámbitos de conocimiento en 73 universidades (de las 82 que hay en España). Se han añadido cinco nuevos en esta quinta edición: Farmacia, Odontología, Enfermería, Ciencias Políticas y Educación en la que participan todas las universidades públicas (50) y 32 privadas (el 72% del total).

El informe —elaborado por CyD cuya presidenta es Ana Patricia Botín, principal responsable del Banco Santander— se centra en cinco aspectos: enseñanza y aprendizaje, investigación, transferencia de conocimiento, orientación internacional y contribución al desarrollo regional. Para cada apartado revisan cuestiones como el número de estudiantes por profesor, las prácticas en las empresas, las publicaciones de cada docente, las asignaturas en otros idiomas o las publicaciones con empresas.

¿Están las universidades españolas en el nivel que les correspondería tener? El trabajo de CYD es la versión española de la clasificación que la Comisión Europea realiza desde 2013, el U- Multirank. Al comparar ambos, según Parellada, las universidades españolas salen peor que las del resto de la UE. "Estamos mal comparando con las universidades de la UE en indicadores de investigación y de internacionalización, con la excepción de los estudiantes Erasmus", según este experto. A su juicio, la posición es "intermedia" en transferencia de tecnología y los campus españoles lo hacen "razonablemente bien"  en enseñanza.